Adriana Ángeles, primera judoca mexicana en Sidney 2000

0
93

Hidalgo Sport. Francisco Lozada.- Adriana Ángeles Lozada, convertida hace algunos ayeres en un ícono del judo hidalguense y de México, que le llevó hasta los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, después de un proceso de varios años, sigue siendo un ejemplo para las nuevas generaciones.

La deportista fue invitada a una rueda de prensa para ofrecer el próximo domingo una charla en la Primera Expo denominada Niños y Niñas con Alas, promovida por Quetzalia Vergara, a través de su medio Qlick, donde fue abordada por Hidalgo Sport.

La plática fue espontánea, por la amistad de varios años, en que un servidor cubrió su trayectoria deportiva, donde Adriana, acompañada de su esposo y exfutbolista profesional, que inició con los Tuzos, recordó y compartió sus andanzas.

“Yo empecé a los 11 años en la secundaria y en el judo, por una exhibición, a los 2 meses fui sub campeona nacional, en 1990, de ahí me fui colocando dentro de los seleccionados, en el 1993 fui a Los Ángeles donde quedé campeona; ya en la prepa reprobé por ir a competencias, y después estuve al 100 por ciento en el judo.

Fui a los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, siendo juvenil fui al COM, le gané a los mayores y descubrieron que tenía talento, mi mamá me mandó a Japón a los 17 años, de donde regresé con otra mentalidad, en México ya no me ganaban y fui a Centro y Panamericanos, Mundiales y a los Juegos Olímpicos.

En los JO no asimilas lo que haces, simplemente competía por el compromiso con todos, con México, mi familia y ya después me decía Hilario Ávila que hacía historia por ser la primera mexicana medallista femenil en un Panamericano de judo, fui bronce, perdí contra Cuba, México no había tenido representación en JO en judo”.

Así de breve y concisa, fue la plática de Adriana Ángeles Lozada, quien se retiró en su momento de este deporte, para contraer matrimonio con César Silva, con quien ha vivido en Guanajuato, Michoacán, Sinaloa, Mérida y demás.

“Estuvimos viviendo en Estados Unidos y ya regresamos a Pachuca, mi presente son las bienes raíces, mi esposo se retiró del futbol profesional hace 5 años y es como vivimos tranquilamente, llenos de recuerdos y bonitos momentos”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí