Proceso de 13 años y su experiencia en Tokio, base de Ale, para París

0
60

Hidalgo Sport. Francisco Lozada.- Después de dos procesos para asistir a unos Juegos Olímpicos y lograr este sueño llegar a Tokio 2020 como sparring de Jane Valencia, la gladiadora hidalguense, Alejandra Romero Bonilla, compartió con Hidalgo Sport, su larga trayectoria de 13 años, practicando las luchas asociadas, en tu tierra natal, Tulancingo, iniciada con el cubano Paco Pérez Fals.

Cuestionada por este tema, Alejandra, se “soltó”, explicando a detalle los triunfos y las derrotas que deja el deporte, como cualquier actividad, pero destacando siempre su carácter, su disciplina y constancia para seguir escalando y pensar en París 2024.

Y así inicia su aventura: “Tengo 13 años como deportista, la lucha llegó a mí, era una materia en el colegio donde estaba, pero el entrenador Francisco Fals me invitó, porque era muy activa a los 13 años”.

Emocionada, sin olvidar su carismática sonrisa continúa: “Mi primera competencia fue en septiembre del 2007, fue un Campeonato Nacional y perdí, fue en Guadalajara, después competí en regionales, clasifiqué a Olimpiada Nacional y perdí en 2008 en Nuevo León, perdí el bronce”.

“Mi primera medalla fue en 2009, pero se me rompió el brazo entrenando, me pusieron un clavo, después en el regional no pude competir, pero esa Olimpiada, en Sonora donde gané medalla, gané bronce”.

“Del 2010 al 2014 fueron puras medallas de oro en Olimpiada Nacional y el bronce de Sonora en mi primera olimpiada. Mi primera competencia internacional fue en 2009, un Centroamericano de Cadetes, participemos escolar y fui plata, no tenía edad, después me fui al CENAR y empecé a competir internacionalmente”, recuerda la tulancinguense.

Más adelante confió que “mi proceso inició en 2013 para Juegos Olímpicos, estaba doblando categorías, estaba cargado el arbitraje contra mí, fui a Juegos Centroamericanos y realmente empecé a ir a la gira”.

“Gané torneos en 63 kilogramos y la niña de 58 kilogramos no ganaba, entonces empecé a participar en 58 kilogramos, después fue el Campeonato Panamericano Juvenil, lo gané, después Panamericanos en Toronto, perdí y luego el Mundial juvenil y quede en Tercero”.

“Tuve una lesión en mi brazo que me molestó mucho, y todo el 2017 estuve parada, entonces regresé en 2018, ganando todos los torneos, fui campeona Panamericana en 57 kilogramos, perdí en los Centroamericanos y después fui al Mundial y quedé en quinto, igual que el Mundial Sub 23, en 2019 perdí los Centroamericanos”.

Estos resultados prácticamente marginaban a Alejandra de Tokio 2020, pero su perseverancia por seguir entrenando y el destino, la llevó a Pensilvania, Estados Unidos, para convertirse en su sparring permanente y oficial de Jane, hasta llegar a Tokio 2020, donde vivió nuevas experiencias, con que iniciará un nuevo ciclo, pensando en París 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí