Expone artista visual beneficios del cine ecológico experimental en X FINI

0
27

*La conferencia puede ser vista en el enlace https://youtu.be/F_gnQJTrL4g
*En Facebook se puede encontrar más información sobre el cine ecológico experimental en el grupo Cines Mutantes

Pachuca de Soto, Hidalgo. – Ante la contaminación que ocasiona el desecharse de los materiales de las cámaras digitales y dispositivos móviles, el artista visual Daniel Valdez Puertos señaló que el cine ecológico experimental es para obtener imágenes en movimiento y fotografías mediante un proceso más amigable con el medio ambiente, así lo expuso durante su participación en el X Festival Internacional de la Imagen (FINI) que organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

En la conferencia virtual “Cocinando fílmico” el investigador y artista visual Daniel Valdez Puertos habló de la posibilidad de obtener imagenes en movimiento que sean 100 por ciento ecológicas, de forma que su proceso de impresión no contamine al utilizar una cámara mecánica que no requiere de baterías y un proceso de revelado cuyos componentes son orgánicos, por lo que son amigables con el agua.

El maestro en Historia del Arte con campo de conocimiento en Estudios Curatoriales explicó que existe una falsa creencia de que el cine digital es más ecológico, sin embargo, usan materiales altamente tóxicos, como las baterías de litio, que tienen un tiempo de vida muy corto y cuando se desechan se descomponen y contaminan una gran cantidad de tierra y agua. Estas herramientas no reciclan y se vuelven obsoletas, pero cada vez más personas disponen de un teléfono movil con cámara para capturar o grabar imagenes, que resultan ser más económicas y fáciles de obtener, pero no más ecológicas.

En la charla, el integrante de la Red de Cineastas Independientes Mexicanos enseñó cómo cargar la película fotosensible en la cámara mecánica para posteriormente filmar imágenes que, una vez capturadas, se pueden revelar a través de un tanque donde se introduce todo el material fotográfico, ya sea en un cuarto oscuro o una bolsa negra perfectamente cerrada, donde por medio de unas mangueras para meter los brazos, se coloque la película dentro del tanque. Posteriormente, se introduce por una tapa del tanque el líquido revelador y el fijador, se cierra la tapa y se agita para dar como resultado un revelado imperfecto, característico del cine ecológico experimental.

El revelador orgánico se compone de 500 mililitros de agua, 10 gramos de ácido ascórbico, 40 gramos de carbonato de sodio y 20 gramos de planta seca; en tanto, para el fijador únicamente se requiere agua y sal. El resultado del revelado es una cinta que se puede apreciar en un proyector, donde se van a ver los errores fotoquímicos que no pueden ser emulados en editores o aplicaciones digitales, refirió el candidato a Doctor en Historia del Arte, por parte de la UNAM, quien señaló que este conocimiento se debe gracias a colegas como Luis Pardo.

Daniel Valdez tiene como línea de investigación la Historia del Cine, materia que imparte, junto a la de Análisis Cinematográfico en Arte7, Escuela de Cine. Como artista audiovisual su obra se ha presentado en diversos espacios, como el Museo Experimental El Eco, Museo Universitario del Chopo y el Centro de Cultura Digital. Así como en Ambulante, gira de documentales, en la sección Flaherty, 2015. FONCA, Jóvenes Creadores, 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí