El Barcelona remontó 3-0 y avanzó a la final de la Copa de Rey

0
71

Hidalgo Sport. Agencias.- Como ya hiciera ante el Granada en los Cuartos de Final, el Barcelona regaló a los aficionados otra noche épica y se clasificó para la Final de su torneo fetiche, la Copa del Rey, tras remontar el 2-0 que el Sevilla llevaba de renta de la Ida disputada en el Sánchez Pizjuan.

Un gol de Piqué en la última jugada del partido, después de que Ter Stegen atajara un penalti a Ocampos, llevó el encuentro a la prórroga, donde los azulgranas culminaron la remontada con un tanto de Braithwaite al inicio de la primera mitad.

Koeman repitió el sistema con tres centrales que recuperó con éxito el pasado sábado y también el mismo once que ya le había metido dos al Sevilla en ese mismo escenario.

Y las oleadas del conjunto local se sucedieron desde el inicio. Busquets, Dembélé, Lenglet… Y de nuevo Dembélé, que se la clavó por la escuadra desde la frontal a Vaclik a los 12 minutos. El Sevilla encajaba su primer gol en toda la Copa.

El acoso y derribo del Barcelona no cesó en toda la primera mitad. Intenso, bien colocado atrás y con Pedri y Messi engrasando la sala de máquinas, siguió buscando el segundo.

El partido llegaba al descanso y el Barça se marchaba a los vestuarios sintiendo que el rival se le había escapado vivo. Lopetegui tenía que mover ficha si no quería ver como se le esfumaba la eliminatoria.

El Barcelona seguía dominando en el segundo tiempo, pero el Sevilla, más arropado atrás, ya no sufría como al principio y empezaba a tener un poco más el balón. Koeman decidía apostar por Griezmann para la última media hora.

Pero era Jordi Alba quien, recién entrado el delantero francés, estrellaba en el larguero un remate acrobático que hacía temblar la meta de Vaclik.

El Barça, que se había visto fuera, volvía a la carga en busca de la final, y lo hizo con todo el último cuarto de hora. En el epílogo del partido, Messi sacaba un córner. El balón llegaba a Griezmann, después de un despeje de la defensa visitante, y el francés centraba al corazón del área para que Piqué cabeceara en escorzo para hacer el 2-0. El central azulgrana enloquecía en la celebración y el choque se iba a la prórroga.

El Sevilla entró en el añadido hundido y con un hombre menos por la expulsión de Fernando en el descuento, y el Barça ya jugaba desatado. Junior tuvo la primera nada más empezar y Braithwaite remataba en plancha el 3-0 a los cinco minutos.

Record.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí