HISTORIAS DE VIDA: ZENÓN ROSAS FRANCO

0
443
Zenón Rosas abrió su corazón y platicó a Hidalgo Sport su gran Historia de Vida (Foto: Roberto Ramírez)

Por: Olga León Téllez

Lo que inició cuando apenas tenía siete años de edad como una mera curiosidad, se convirtió en un estilo de vida, en una pasión y un sentimiento que le reditúa satisfacción personal.

Hoy a sus 66 años es ampliamente reconocido por su afición a la escalada, al alpinismo y al deporte de aventura, pero sobretodo, a su contribución en las labores de rescate, esencialmente a grandes y peligrosas profundidades.

Grandes experiencias son las que este hidalguense ha vivido desde su comienzo en el alpinismo

El es Zenón Rosas Franco, un convencido de que el trayecto terrenal es un viaje mágico, un riesgo que bien vale la pena enfrentar, y hoy comparte su extraordinaria Historia de Vida con Hidalgo Sport.

SUS PRIMERAS TRAVESÍAS

Cuando estudiaba su instrucción primaria en la capitalina escuela Pedro María Anaya, fue invitado por su amigo Victorino al Cerro San Cristóbal. Su primer asombro fue admirar desde ahí la majestuosa ciudad de Pachuca.

Pasó de la sorpresa a la fascinación, le angustiaba pero se imponía la curiosidad de saber qué había más allá de los cerros, descubrir su misterio, sus entrañas, su magia.

Zenón encontró mucha pasión y magia por su profesión como alpinista

CONTACTO CON LA NATURALEZA

Para Zenón Rosas, el gusto y el respeto por la naturaleza le fueron inculcados por su padre de oficio ingeniero topógrafo, aunque su madre difería por el peligro, principalmente al escuchar de los tiros de mina, y otros riesgos propios de la escalada, el alpinismo, y todo tipo de actividades relacionadas a la aventura extrema.

Sin embargo, complacían a Rosas Franco, quien con especial y cálida añoranza hace una remembranza de sus primeras visitas al Parque de las Ventanas.

Un héroe sin capa, es como Hidalgo Sport cataloga a Zenón Rosas

“Cuando miraba a los alpinistas, su destreza y fortaleza que contrastaban con su pequeña figura, por lo alto, sin miedo y sin prisa, se me asemejaban a dios, tan lejos y tan cerca, y así se incrementaba mi deseo de alguna vez estar allá, admiraba su aptitud y actitud”, comenta Zenón con visible alegría.

Así transcurrió su niñez y adolescencia, sorteando peligros, descubriendo todos los cerros que rodean Pachuca, pero su inquietud por escalar se fortalece durante su largo andar en la Secretaría de Agricultura y Ganadería, durante 32 años.

Zenón compartió a Hidalgo Sport muchas experiencias y anécdotas (Foto: Roberto Ramírez)

INDISPENSABLE PROFESIONALISMO

Por las características propias de este deporte, aunque en este momento Zenón hace una reflexión:

“Muchas personas no lo consideran deporte, compites contra ti mismo, la única satisfacción es personal, pero requieres de una buena condición física, mental y emocional para vencer tus miedos y conseguir tus metas; para mí si es un deporte, con su grado de dificultad, pero un deporte”.

Por eso y mucho más, y ya con la escalada profesional en la mira, Zenón empezó a documentarse, a conocer técnicas básicas y avanzadas, aprende de personas importantes que se cruzan en su camino y se prepara para recorrer el mundo.

Zenón se ha capacitado y sigue aprendiendo en su gran pasión

GRACIAS POR LA ENSEÑANZA

En este camino de aprendizaje recuerda a personas como Armando Ariel, a Mayito, al Club Comando Halcones, a Alberto Rubio, León Cordero, José Rafael Lugo, Club Teotlalpan, Raúl Revilla, y muchos más.

Zenón admite que la técnica, constancia y condición física son fundamentales para practicar el alpinismo y así lo constató durante su desempeño como presidente de la Asociación Hidalguense de Alpinismo y en la Fundación Arturo Herrera Cabañas (qepd), un gran impulsor de este deporte.

La escalada turística atrapa su atención durante muchos años y ya con los conocimientos profesionales y todo el equipo certificado, fortalece su pasión y continúa su incansable preparación tanto en México, como en el extranjero.

Zenón ha hecho historia tanto en Hidalgo como en México

COMPROMISO SOCIAL

Zenón Rosas recuerda que cuando Othón Moreno era director del H. Cuerpo de Bomberos de Pachuca, le ofrece cursos gratuitos en manejo de cuerdas para sus elementos, tomando en cuenta que el factor riesgo es latente en ésta profesión.

Justo ahí inicia una formidable etapa para nuestro invitado, pues es invitado por el general Vicente Osorio, entonces director de Seguridad Pública y Tránsito Estatal a trabajar y capacita a policías y bomberos.

Zenón se especializa en rescate en entornos peligrosos, montañas, tiros de mina, edificios y carreteras.

En este rubro tuvo gratas y peligrosas experiencias pero se queda con la satisfacción de haber cumplido con una labor social muy importante, y haber contagiado a sus compañeros de valor, conciencia y trabajo en equipo; capacitó a muchas generaciones.

Son más de 25 años de experiencia en el alpinismo

Acumuló experiencia durante 25 años trabajando para gobierno del estado, La Salle y Policía Regional, siempre defendiendo su plan de vida aventurero pero gozando de la adrenalina, la disciplina y el respeto por enfrentar lo desconocido.

MIEDO, FACTOR LATENTE

“Si no tuviese miedo, me perdería del privilegio de vencerlo”, así define Zenón el latente riesgo que implica su pasión que le ha dejado dolorosas experiencias tras complejos accidentes que lo han mantenido inactivo muchos tiempo en diferentes lapsos de su vida.

Pero los accidentes no influyen en su ánimo, se impone un instinto, un impulso que lo mantiene vital, fuerte, orgulloso y convencido de que su aventura en las montañas y escenarios naturales, será un gusto que disfrutará hasta que dios se lo permita.

SU FAMILIA

El amor por su familia da un valor agregado a su vida, Zenón expresa cariño y gratitud por su esposa desde hace 40 años, María de los Ángeles Guerra Ayón, sus hijos, Óscar Zenón, Osvaldo Saúl y Carlos Rosas Guerra, también amantes del alpinismo por afición, aunque Óscar de manera profesional.

Su esposa e hijos son su gran motivación (Foto: Roberto Ramírez)

Carlos, Nina y Mariana ( y uno que viene en camino), son los nietos que sacan el lado tranquilo, tierno y cariñoso de Zenón.

Su primera familia también disfruta y apoya sus logros, tiene el privilegio de contar con sus padres, Porfirio Rosas Hernández y Cástula Franco Monroy, sus hermanos son Lauro (qepd), Misael, Arturo Julieta y Juana, su otro orgullo.

VIVE EL HOY

Zenón Rosas no es futurista, vive intensamente el hoy, disfruta su sensación interna en la montaña, donde adquiere tranquilidad y retroalimenta su pasión y gratitud.

En casa, le gusta leer la Historia pos revolucionaria de México, de la Segunda Guerra Mundial y temas de análisis personal.

Recientemente incursionó en la política como suplemente del doctor Pablo Vargas, ex candidato a la Presidencia Municipal de Pachuca, lo hizo por convicción y porque anhela un cambio.

La concentración es una de sus principales armas en el alpinismo

SUS PASATIEMPOS

Si a esta apasionante y extrema vida de Zenón Rosas le quedan instantes de calma, los dedica a escuchar música, su preferida, la de la cantante francesa Edith Piag, Johan Manuel Serrat, Chabela Vargas, Joaquín Sabina y según su estado de ánimo, el gran José Alfredo Jiménez y Javier Solís.

Es católico por herencia y reconoce que hay un ser supremo. También le gusta el futbol, es americanista, simplemente disfruta la vida, es un personaje ejemplar, auténtico y digno de ser imitado.

MÁXIMAS CONQUISTAS

Primera 1996, a Mont Blanc, en Francia y Breithorn en Suiza; 1997, Bugaboos, en Canadá; 1998 Espolón y Arista de los Cósmico Alpes Franceses; 2001, Naranjo de Bulnes, España y Cima Picola del Lavaredo, en las Dolomitas, Italia.

En el 2003, Agujas Rojas, Alpes Francia; Intento al Cervino, Italia, Cristalo y Tofana Di Roses, Dolomitas Italia, intento al Aconcagua Argentina; 2008, Mont Blanc Du Tacul Murallas Rojas, Francia e Italia.

Montañas de todo el mundo son las que Zenón ha dominado

En 2013, Aguja del Medio día, Francia; 1998, Diemte del Gigante, Francia; Francia e Italia cordillera de los Alpes; España, Cordillera Picos de Europa, Argentina, Cordillera Andes.

EL DATO

Fue cofundador de la Fundación “Arturo Herrera Cabañas” que cumple una importante labor no sólo deportiva, sino social,

LA CÍFRA

Zenón ha participado en la apertura de más de 100 rutas en escenarios de Pachuca y relevantes senderos en muchos municipios de Hidalgo.

OTRO DATO

Como orgulloso pachuqueño de nacimiento, Zenón Rosas comenta que el lenguaje del albur es una manifestación cultural y en este rubro tuvimos el privilegio, (hablo a título personal), de coincidir en un concurso que conducía el popular Sergio Corona, en la emblemática Arena Afición.

Hidalgo Sport agradece y felicita a este gran ejemplo de vida

Esta es la Historia de Vida de Zenón Rosas, el deportista, el instructor, el amante de la montaña, pero sobretodo, el ser humano, el esposo, padre, abuelo, amigo y ser humano.

Vaya un pequeño reconocimiento a su contribución y pasión por el alpinismo y todas las actividades que muestran a México y al mundo las extraordinarias bondades naturales que tiene Hidalgo y que a él le han permitido visitar escenarios emblemáticos.

Felicidades y Enhorabuena.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí