Hidalgo fue el primer estado en emitir medidas sanitarias y contar con un plan y programa estratégico contra Covid-19

0
164

Expuso titular de Salud durante comparecencia ante legisladores locales

Bajo un protocolo de seguridad e higiene derivado de la actual situación sanitaria, y en cumplimiento a lo dispuesto en la fracción XXI del artículo 56 de la Constitución Política del Estado de Hidalgo, el titular de la Secretaría de Salud Estatal (SSH), Alejandro Efraín Benítez Herrera, se presentó ante diputados locales para informar las acciones y actividades que en materia de salud se realizaron en el cuarto año de gestión.

El funcionario estatal intercambió información y recibió cuestionamientos por parte de los legisladores integrantes de la Comisión de Salud, a quienes habló sobre acciones específicas para la atención de la salud de la población en esta época de pandemia, pues aseguró: “las acciones sustanciales, se han visto afectadas ante la presencia de una emergencia sanitaria, trastocando la ejecución y operación de diferentes programas”.

Pese a lo anterior, detalló que este año se operó un presupuesto de alrededor de 6 mil 600 millones de pesos, de los cuales el 66 por ciento (%) fueron destinados al pago de recursos humanos, 30% al gasto de operación que incluye la compra de insumos médicos y 4% a inversión, además de que de este mismo presupuesto, se retuvieron alrededor de 361 millones de pesos, por parte del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), para compra consolidada de medicamentos, lo cual, permitió la integración de 703 claves, entre medicamentos y material de curación.

Como parte de esta coordinación con la federación, el secretario de Salud enfatizó que se firmó un convenio de adhesión con el Insabi, en el cual se estipula la prestación gratuita de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados que requieren las personas sin seguridad social. En tanto que con la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se obtuvo la licencia sanitaria para que el almacén central de los Servicios de Salud de Hidalgo realice un manejo autorizado de insumos médicos, medicamentos controlados y biológicos.

Entre otros logros reconocidos a nivel nacional, destacó que Hidalgo se ubica en el primer lugar en el Índice de Calidad de la Atención de la Diabetes (ICAD), y recibió reconocimientos al desempeño en la evaluación de los indicadores Caminando a la Excelencia, que otorga la Secretaría de Salud federal en diversos programas y componentes.

En este informe detallado, el secretario reconoció ante los legisladores que fue este año el momento de mayor crisis y de retos que ha encarado la entidad en materia de salud pública, esto después de que el día 23 de marzo, a través del Diario Oficial de la Federación, el Consejo de Salubridad General, reconoció a la enfermedad por SARS-CoV2 como grave y de atención prioritaria.

Como resultado, en Hidalgo, los programas preventivos que implicaban contacto directo con la población, fueron reorientados en aras de prevenir y mitigar los contagios y por ende los daños a la salud por Covid-19, lo que impactó en resultados de: Reducción en coberturas de vacunación en menores de un año, disminución en anticoncepción post evento obstétrico y en participación del varón en las vasectomías, disminución del 2% en cobertura de tamizaje de VIH en embarazadas, del 3% en el desempeño del programa, reducción del 3% en la cobertura de detección y desempeño del programa de cáncer de mama, disminución del 8% en dosis aplicadas de vacuna antirrábica en perros y gatos, reducción del 32% en las acciones de desempeño para la prevención y control físico y químico del vector transmisor del dengue.

Derivado de la declaratoria de emergencia, en Hidalgo se adelantaron acciones instruidas por el propio gobernador Omar Fayad, que dieron paso al desarrollo de la Sesión Extraordinaria del Comité Estatal de Vigilancia Epidemiológica y la primera sesión extraordinaria del Comité Estatal de Seguridad en Salud (CESS), lo que detonó acciones y preparativos ante la contingencia, gestándose el programa Operativo Escudo.

Aseguró a los legisladores, Hidalgo fue la primera entidad federativa en emitir medidas sanitarias y en contar con un plan y programa estratégico contra Covid-19. Plan encaminado a la prevención, contención, detección, control y atención de la enfermedad.

Como parte de dicho programa, el Gobierno del Estado Hidalgo instaló el Hospital de Respuesta Inmediata de Pachuca conocido como Hospital Inflable, en un tiempo récord de 3 días, y que alberga 40 camas de hospitalización con el equipamiento necesario, como un tomógrafo de 128 cortes y 10 ventiladores, además de tres Hospitales más de Respuesta Inmediata en Actopan, Huejutla y Huehuetla.

Así mismo, recordó, se reconvirtieron 12 hospitales de los servicios de salud, que sumados a los del sector, incrementaron la infraestructura hospitalaria a 835 camas para la atención de casos graves, mientras que en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se abrieron otras cuatro unidades hospitalarias para la atención de Covid-19, en Metztitlán, Zimapán, Huichapan y Pachuca; además se habilitaron tres unidades Covid-19 en los hospitales de Pachuca, Tulancingo y Tula.

Mediante el uso de las tecnologías de la comunicación e información, de manera permanente el personal médico especializado realiza telediagnóstico radiológico y teleconsulta, mediante el uso de visualizadores ubicados en los hospitales de respuesta inmediata de Pachuca, Actopan, Huejutla y Huehuetla, realizando e interpretando a la fecha más de 5 mil 200 estudios de pacientes sospechosos o confirmados.

Destacó que en esta lucha ha resultado fundamental contar con una reserva estratégica de insumos médicos, de protección de bioseguridad y de limpieza; para el personal que atiende esta emergencia, con casi un millón 600 mil insumos de protección entregados, entre los que destacan 142 mil overoles, 557 mil mascarillas, más de 50 mil goggles y caretas protectoras, 501 mil piezas entre batas quirúrgicas, gorros y botas impermeables.

El funcionario expuso la intensa campaña de promoción entre la población para dar a conocer los síntomas y las acciones de prevención y atención a la Covid-19; además de que a través del C5i mediante el servicio 911 y con la participación de 18 médicos se da orientación sobre los síntomas de la enfermedad, canalizando los casos sospechosos a los hospitales de respuesta inmediata o unidades Covid-19, con la atención de más de 10 mil 500 llamadas y mil 245 videollamadas.

En tanto, para la detección oportuna de casos infecto-contagiosos de pacientes portadores y sospechosos se integraron 23 equipos de respuesta inmediata, conformados por un médico, una enfermera y un promotor para la salud, encargados de la toma de muestras y seguimiento de pacientes otorgándose más 13 mil atenciones y seguimientos de contactos, casos y brotes, esto en aras del control y cerco epidemiológico de la pandemia en el estado.

En esta búsqueda de casos, y por indicación precisa del gobernador, Benítez Herrera recordó la instalación de 31 módulos de pruebas rápidas en puntos estratégicos, aplicándose a la fecha más de 100 mil pruebas serológicas, lo que permitió identificar y referir los casos sospechosos para una atención médica oportuna, sumados a los 111 módulos de orientación y diagnóstico ubicados en Centros de Salud y hospitales.

Citó que como parte del Operativo Escudo se instalaron túneles sanitizadores, exclusas y bombas nebulizadoras, privilegiando el uso de sanitizante a base de nanopartículas, así como la dotación de insumos de limpieza como gel antibacterial, crema Biosalud, jabón y cloro antibacterial, acción con una inversión aproximada de 6 millones de pesos.

Para toda esta labor de diagnóstico, explicó a los diputados que Hidalgo cuenta con uno de los mejores laboratorios de salud pública del país, equipado para el procesamiento de pruebas diagnósticas por reacción en cadena de polimerasa (PCR), lo que garantiza el servicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

A lo antes expuesto, puntualizó, se suma la labor de investigación en el uso de plasma convaleciente de donante recuperado de Covid-19 y el protocolo con células madre mesenquimales, todos ellos bajo la aprobación de los respectivos comités de ética y de investigación en la entidad.

Al finalizar el resumen de acciones, el responsable de la Salud en la entidad, resaltó la labor que todo el personal del sector ha realizado desde la trinchera que les toca, afirmó que pese a estar ante una nueva enfermedad, de la que poco se sabe y que se comporta de manera errática y que hasta el pasado 15 de octubre había cobrado la vida de 2 mil 128 hidalguenses, con todas las estrategias tomadas se ha logrado la recuperación de 9 mil 806 pacientes. Todo lo anterior dijo: “permite ir trazando un nuevo camino para recobrar las acciones sustanciales en salud que se vieron aminoradas por la contingencia mundial”.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí