HISTORIAS DE VIDA IVÁN BAUTISTA VARGAS

0
1364
El entrenador Olímpico Iván Bautista comentó con entusiasmo su Historia de Vida a Hidalgo Sport

Por: Olga León Téllez

 

EN BUSCA DE UN SUEÑO

Bajo éste lema ha regido su existencia nuestro invitado de hoy en Hidalgo Sport. Iván Bautista Vargas, quien nos comparte su apasionante y ejemplar Historia de Vida.

Un hidalguense distinguido, entrenador de la selección nacional de natación, medallista olímpico, con muchas metas por cumplir, pero con relevantes anhelos consumados que lo ubican como uno de los candidatos a obtener el Premio Nacional del Deporte 2020, por trayectoria.

Creador de medallistas olímpicos, Iván Bautista es originario de Hidalgo

UN INSTINTO, UN DESTINO

Haber nacido en Calnali, Hidalgo, medio rural enclavado en plena Sierra Madre Oriental, en el corazón de la Huasteca Hidalguense, un clima semicálido y húmedo casi todo el año y un río que formaba parte del escenario natural cotidiano, son temas fundamentales que definieron la vida de Iván, cuyo contacto con el agua y la exigencia de saber nadar fueron hábitos adquiridos desde niño.

Ahí, y casi sin percibirlo, nació un romance con el agua, sin un estilo definido y sin ninguna presión, así es que Iván disfrutó intensamente de su niñez, admirando y valorando la riqueza del medio rural.

Iván en el Gran Prix de Singapur en el 2018

EJEMPLO EN CASA

Por herencia de su padre y abuelo, había que idealizar primero una preparación académica, tenía el ejemplo en casa, con papá como docente, así que cursó sus primeros estudios en su pueblo de origen, Calnali, la secundaria en el Internado, en El Saucillo, Huichapan, y el bachillerato en Zacualtipán.

Su adolescencia transcurrió rodeado de una familia tradicional, con valores, respeto, añoranza y amor hacia sus raíces, pero siempre con la natación como recreación, como pasatiempo favorito y con el río apenas a unos pasos de su hogar.

INTENTO FALLIDO Y NUEVO RUMBO

Ingresar a la Escuela Militar significó un intento fallido para Iván Bautista, pero también un acontecimiento que definió su futuro. Con apoyo de su padre, aconsejado por un amigo, Iván ingresó a la Escuela Superior de Educación Física, en la Ciudad de México, lo que significó emigrar definitivamente de su lugar de origen.

Iván Bautista siempre ha estado rodeado de gente exitosa

Siendo adolescente, no sólo enfrenta el desprendimiento del seno familiar, sino la gran oportunidad de prepararse, sobresalir y desafiar sólo un nuevo reto. Con nostalgia, pero con determinación, limitaba el contacto con sus padres y hermanos, sólo los veía en periodo vacacional o se comunicaba con ellos por carta, pero esas eran las exigencias, y las enfrentó con el cimiento educativo que recibió en casa.

Puso a prueba el carácter que se forjó con los consejos de su padre y abuelo, quienes le inculcaron el buen comportamiento, el compromiso y la responsabilidad, estaba convencido de que los principios y valores serían su principal arma para emigrar, para trascender, evolucionar y seguir soñando.

CITA CON EL DESTINO

Aun como estudiante de Educación Física y por invitación de sus amigos, Bautista Vargas empieza a visitar la Clínica 23 del IMSS, cuya calidad deportiva era ampliamente reconocida a nivel nacional, como lo fue en su momento el IPN y la UNAM, quienes intervenían en eventos de alto prestigio junto con los 32 estado del país.

De manos del ex presidente de la República, Felipe Calderón, recibió el Premio Nacional del Deporte

En ese momento y muy joven tuvo la oportunidad de conocer a los gigantes de la natación, a los clavadistas que defendían a México en eventos internacionales y por consecuencia en Juegos Olímpicos, Fernando Platas, Marí José Alcalá, Jesús Mena, entre otros.

Ese mágico escenario no sólo le permitió hacer su servicio, sino desempeñarse como entrenador de muchas generaciones de exitosos niños y jóvenes por un largo periodo de 26 años, actividad que combinaba como profesor de Educación Física, y obteniendo una gran cantidad de medallas de oro.

LIGAS MAYORES

Después de muchos años de intenso e ininterrumpido trabajo, profesionalizaciones, actualizaciones y capacitaciones, en el año 2002 ingresa al Comité Olímpico Mexicano como entrenador infantil de la Selección Nacional de clavados, y trabaja al lado de destacadas figuras de la talla de Romel Pacheco y Paola Espinoza.

Iván Bautista, ya con prestigio internacional, asume que desea seguir creciendo y desde 14 años a la fecha se fue a radicar a Guadajara, Jalisco, tierra fértil en este deporte, lidera al primer equipo de clavados, imprime un exigente esquema de trabajo, forma a atletas de gran prestigio y calidad.

Sus pupilos siempre han estado agradecidos por todo el empeño que pone Iván Bautista en su preparación rumbo a eventos de toda índole

Incluso, lo siguen hasta la Perla Tapatía nadadores de la talla de Germán Sánchez, entre otros, quienes cumplen su sueño de acudir a eventos panamericanos, centroamericanos, mundiales y por supuesto exitosos ciclos Olímpicos.

SU FAMILIA

Sus logros profesionales dan un sabor especial a su vida, pero nunca pierde el amor a su esencia a su identidad, es poseedor de una amabilidad admirable, su humildad como ser humano es envidiable, así como la enorme gratitud que tiene hacia su familia.

Esa, su cómplice y compañera, conformada por su esposa Elsa Canales y su hija Andrea Bautista Canales, de profesión psicóloga. Pero profesa un reconocimiento especial hacia su abuelo Emmanuel Bautista, su padre Pedro Enoé Bautista y su madre, Antonia Vargas, originaria de Zacatecas.

Su otra inspiración familiar, la que le da arraigo y añoranza por sus raíces, son sus hermanos Emmanuel, los gemelos Israel e Ismael, Noel y Amalia. Iván es el segundo de los seis.

Reconocimientos de todo tipo son los que el hidalguense ha recibido, aquí uno de parte de la FMN

EL BUEN VIVIR, EL BUEN COMER, EL BUEN VIAJAR

Iván Bautista es un personaje agradecido con y con la vida, disfruta viajar, comer bien, especialmente mariscos, le gusta la carpintería, meditar y descansar. Cursó una maestría en Ciencias del Deporte y actualmente continúa con clases en línea.

UN MENSAJE

A consecuencia de la contingencia sanitaria que detuvo al mundo, Iván Bautista Vargas invita, principalmente a los niños jóvenes a que nunca olviden su desarrollo personal, que vean el él un ejemplo de que si se puede.

“Que se fijen metas, sueños, retos, que hagan lo que le gusta, pero con amor, con pasión, sacrificio y entrega, que se asuman una misión de vida, hagan ejercicio y que nunca abandonen sus objetivos, que crezcan y trasciendan”, enfatiza Iván.

“Las personas de provincia tenemos un doble mérito, para sobresalir hay que emigrar, alejarse de los seres queridos, enfrentar la vida solos. Pero siempre reconforta volver allá (Calnali), simplemente a agradecer la vida.

Sin duda un apasionado de su profesión, siempre en pro del bienestar del pueblo mexicano a través del deporte

EL DATO

El deporte de los clavados, es el que más medallas ha obtenido para México en su Historia de Juegos Olímpicos, con un total de 14.

OTRO DATO

El abuelo de Iván Bautista fue presidente municipal de Lolotla, Hidalgo, un referente de respeto y compromiso, al igual que su padre Pedro, profesor de primaria y director, su principal apoyo para cumplir sus sueños.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí