HISTORIA DE VIDA: ROBERTO OLVERA CALVO

0
288
Roberto Olvera compartió su Historia de Vida con Hidalgo Sport

Por: Olga León Téllez

Sus cinco sentidos han estado conectados desde su nacimiento a todo lo relacionado con la vida campirana, a esas costumbres y tradiciones que se archivan en la mente, en la piel, en el alma, que estrujan el corazón y se convierten en su mejor motivo de existencia.

Para Hidalgo Sport es un honor compartir este día la Historia de Vida de un personaje que ha cabalgado con gallardía, con amor, respeto y lealtad a su tierra, raíces y a su patria.

El es Roberto Olvera Calvo, un apasionado de la charrería, la comunicación y las buenas costumbres. Un aliado de la gratitud, pero sobretodo, un cultivador de numerosas y valiosas amistades.

Roberto Olvera, siempre involucrado en el mundo de la charrería

SU PASIÓN DE CUNA

Su agrado y pasión por el campo y la naturaleza nacen junto con él en Ciudad Sahagún, donde radica hasta la fecha, consecuencia de su origen, una familia genuinamente campesina, guiada por su madre Lolita Calvo y su padre Fidel Olvera, charro de abolengo, con sangre de jinete en sus venas.

CONTACTO INFANTIL

A diferencia de los niños de su edad, nuestro invitado disfrutaba de las actividades a campo abierto. El mágico y característico contacto con la tierra, el sol y los caballos le proporcionaron esa identidad, ese arraigo y cariño que atesora hasta la fecha.

 
Don Roberto Olvera siempre ha dedicado su vida a informar al público todo lo relacionado a charros

Fue así como inspirado por su padre Fidel y su abuelo Ángel Olvera, incursiona en las faenas charras, con cualidades natas, disciplina y pasión conoció en ésta práctica, a la actividad que sería a la postre, su eterna y fiel compañera.

GRAVE LESIÓN Y TEMPRANO RETIRO

Después de un inicio promisorio, Roberto sufre una grave lesión y casi pierde el brazo izquierdo al jinetear un toro, el acontecimiento lo retira de los lienzos pero sólo como competidor, el accidente le indica que no, pero el corazón le dicta una respuesta positiva, él decreta seguir en el mundo de la charrería, ahora desde otro ámbito.

UN PRODIGIO DE LA COMUNICACIÓN

Su carisma, personalidad y profesionalismo, lo han llevado durante más de 40 años por el mundo de la comunicación. Es reconocido por su valía y aportación en este rubro que le da fortaleza y sentido a su vida.

Otra de las pasiones de Roberto Olvera es escribir en diferentes medios de comunicación

Inició como locutor en las asociaciones “Carlos Rincón Gallardo” y Regionales de la Villa” y como la voz oficial en la Nacional de Charros, teniendo como maestros al inolvidable Don Pepe Ruíz Vélez, experto de la locución (qepd) en radio y tv, y a otro gigante en la materia, Carlos Jiménez Pichardo .

PRESENCIA IMPRESCINDIBLE

La presencia de Roberto Olvera es indispensable para disfrutar de la fiesta charra, degustar ese grato sabor al ambiente, a las ejecuciones, a las características únicas de lo que acontece por largas horas en un escenario charro.

En 1980, a invitación de Don Rafael Islas Vázquez (qepd), Roberto ingresa a la Asociación de Charros de Pachuca y es nombrado locutor oficial de todos sus eventos, competencias charras, coronaciones de reinas, tomas de protesta, etcétera, teniendo como marco al desaparecido lienzo “Nicolás Romero”.

Roberto Olvera es considerado como la voz oficial de la charrería en Hidalgo

Así, casi sin darse cuenta, pero con pasión, dedicación y entrega ha consolidado una brillante trayectoria en lo que define como una noble actividad, la comunicación.

Su inquietud y perseverancia lo condujeron a Radio y Televisión de Hidalgo, donde colaboró por largo periodo, a partir del Congreso y Campeonato Nacional Charro Pachuca 1985.

PRENSA ESCRITA

Simultáneamente inicia su colaboración en el diario El Sol de Hidalgo, es parte de ésta familia editorial a la que ha pertenecido durante más de 35 años.

Ha llevado a los lectores los testimonios de los acontecimientos más relevantes en torno a la charrería, con una visión transparente, fidedigna y apasionada.

Los reconocimientos abundan en las paredes y estantes del charro hidalguense

MÚLTIPLES RECONOCIMIENTOS

Roberto Olvera Calvo ha dejado su vida y corazón en los lienzos, pero su contribución es ampliamente reconocida. Un promedio de 90 trofeos, diplomas, homenajes y condecoraciones a nivel estatal y nacional, son fieles testigos de su ardua faena.

En éste tema vale la pena destacar el Premio Estatal del Deporte, otorgado por gobierno del estado a personajes sobresalientes en éste ámbito. Roberto Olvera recibió el primero, y como acción de humildad, generosidad y respeto, el segundo lo cedió a un compañero que sobrevivió a un lamentable y grave accidente deportivo.

 

Roberto Olvera, hijo predilecto de Ciudad Sahagún

GRATITUD, UNA DE SUS VIRTUDES

Olvera Calvo agradece el respaldo de muchas personas, pero reconoce especialmente el de la Asociación de Charros de Pachuca, con quien ha colaborado desde su ingreso con todos sus presidentes, a quienes considera grandes y valiosos amigos.

Roberto Olvera también ha sido reconocido a nivel nacional

Su desempeño como secretario de prensa y difusión de este gremio, significa para él un doble honor y compromiso para contribuir con la Asociación de Charros más antigua de Hidalgo

SERVIDOR PÚBLICO

Su actividad deportiva y periodística no fue impedimento para que Roberto incursionara en el Servicio Público, desempeñando cargos como director de Comunicación Social y Secretario particular del presidente municipal en Tepeapulco, Hidalgo, así como Director de Comunicación Social en el municipio de Tlanalapa, Hidalgo.

POEMAS: SU OTRA PASIÓN

Con el sublime tema de la Mujer, Roberto Olvera ha escrito numerosos poemas, resalta la belleza de éste género con un sentido del humor que lo hace único.

Varios eventos llevan su nombre para reconocer su trayectoria 

GUERRERO DE LA VIDA

Roberto Olvera piensa en positivo, ha superado difíciles complicaciones de salud, su fuerza de voluntad y amor a la vida lo sacan avante, no claudica y tiene en mente varios proyectos que alimentan sus sueños y dan esperanza a sus amaneceres.

MENSAJE PERSONAL: DIOS PERDONA, PERO EL TIEMPO NO

Un poco cansado por el diario cabalgar de la vida, pero con el ánimo de seguir sirviendo a la Charrería Hidalguense y muy en especial a su querida Asociación de Charros de Pachuca, Roberto Olvera radica en Ciudad Sahagún, agradecido con dios, con su familia y amigos.

Su familia orgullosa de su camino a través del mundo charro

“Gracias por tantas bondades recibidas, recuerdo cada atardecer, toda una vida repleta de satisfacciones, alegrías y hasta sin sabores, anécdotas y pasiones. Siempre recuerdo las sabias palabras de Amado Nervo: VIDA, NADA ME DEBES, VIDA, ESTAMOS EN PAZ”.

EL DATO

El padre de Roberto, Don Fidel Olvera es ampliamente reconocido e inmortalizado, un lienzo lleva su nombre en Emiliano Zapata, en honor a su memoria y a su pasión y entrega por la fiesta charra.

FISICOCULTURISTA

Con apenas 17 años de edad, Roberto Olvera ya mostraba su talento deportivo, y una faceta de él casi desconocida, es que practicó exitosamente el fisicoculturismo.

Roberto siempre se ha preocupado por tener un excelente físico

Por cuestiones del destino y nuevamente atraído por la fiesta charra dejó ese camino, que le permitió descubrir su fuerza física, mental, emocional y espiritual, fundamentales para consolidar una vida de éxito, logros y grandeza.

SU OTRA VIRTUD

No sólo está consolidado como toda una institución en el mundo de la comunicación, la locución y del deporte nacional por excelencia, la pintura es otra de sus grandes pasiones.

Bajo las técnicas Carbón y al Óleo Roberto ha realizado atesorados trabajos que echan a volar su imaginación, como una oportunidad de plasmar su arte, emociones, gratitud e inspiración.

Disfruta la convivencia con sus cuatro hijos y presume de la vida relajada, tranquila, con sabor a recuerdos y tradiciones que le brinda su querido Ciudad Sahagún.

Otra gran pasión de Roberto Olvera es la pintura y el dibujo

DATO CURIOSO

A Roberto Olvera le gusta todo tipo de música, pero en especial, colecciona todos los discos de Alberto Vázquez y le agrada imitarlo.

“¡Físicamente nos parecemos un poco, pero cantamos idéntico! Comenta el señor Olvera y sonríe.

Ya habrá oportunidad de comprobarlo. Será un privilegio.

CONSTANTE PREPARACIÓN

Su nominación como la voz oficial de la charrería hidalguense y su andar por más de 40 años como cronista, periodista y conductor lo han obligado a prepararse.

Para lograrlo ha leído más de 120 libros de cultura general, charrería, historia, y todos los temas que abonen a sus conocimientos.

Uno de sus pasatiempos favoritos es imitar al cantante Alberto Vázquez

Roberto Olvera tiene un poder de adaptación admirable, acorde con el progreso no podía quedar al margen del mundo digital.

“Con mucho trabajo pero trato de estar a la vanguardia, es parte de mi pasión, admiro la evolución de los medios de comunicación y aquí sigo, con un compromiso que merece respeto y esfuerzo. Todo por la grandeza de la charrería”.

Así lo comenta Olvera Calvo, cuya modestia forma parte de su personalidad y generosidad, poseedor de un auténtico don de gente, trato afable y carisma que lo definen simplemente como un personaje admirable y agradecido.

El es Roberto Olvera Calvo. Un referente de profesionalismo y pasión. Felicidades.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí