HISTORIAS DE VIDA: ALAM  GONZÁLEZ  HERNÁNDEZ

0
652
Alam González es un orgullo para Hidalgo y para México (Foto: Roberto Ramírez)

Por: Olga León Téllez 

Cuando sientes que tu mundo se derrumba, pero  conviertes la desgracia en gratitud, el dolor en fortaleza,  y un lamentable accidente en posibilidad de trascendencia, entonces tu destino toma un sentido diferente, te conduce a un nuevo sendero,  y te ofrece otras opciones para plasmar una admirable Historia de Vida.

Esta es la bienvenida de Hidalgo Sport a uno de los personajes más sobresalientes en el mundo del deporte adaptado. Alam González Hernández, un joven enamorado de la vida, un prototipo, digno de ser imitado.

EL GUSTO POR EL DEPORTE

Desde muy pequeño, Alam fue atraído por las competencias deportivas, el universo  de la activación física siempre ha formado parte esencial de su existencia, no sólo practicando, sino apreciando todo tipo de eventos.

Alam siendo un ganador desde niño

Sus aptitudes natas, su disciplina y constancia, lo llevaron desde pequeño a los escenarios deportivos, en competencias de atletismo como observador, pero fue el futbol el que atrapó su agrado.

EL BRILLO DE SU JUVENTUD

Tras un breve paso por el futbol amateur, Alam fue protagonista en fuerzas básicas de los Tuzos, en segunda y tercera fuerza;  jugó con Garzas y Titanes, se distinguió como un aguerrido extremo y contribuyó al enaltecimiento de los equipos en los que dejó placentera huella.

Alam, el tercero de izquierda a derecha de abajo en su oportunidad de jugar en Chivas

UN ACCIDENTE. UN GIRO EN SU VIDA

Con apenas 19 años de edad, cuando iniciaba una destacada carrera futbolística, Alam celebraba con dos amigos el haber conseguido su ingreso a la UAEH, (estudiaría mercadotecnia), sin saber que justo ese día cambiaría bruscamente su destino.

“Después del festejo, era la madrugada de un martes, de trayecto a casa, yo viajaba en la parte trasera del auto, platicaba con mis amigos que iban enfrente,  yo sin cinturón de seguridad.

 Al incorporarnos  al Río de las Avenidas, nos golpea otro auto y empezamos a  dar  volteretas. Nunca perdí el conocimiento y entonces comprendí que algo grave estaba pasando, así lo advirtió mi mente y así lo sufrió mi cuerpo”.

A pocos meses del accidente que cambio su vida

Así recuerda Alam el accidente, y aunque han pasado diez años, su rostro refleja una mueca de tristeza e impotencia, pero enseguida la transforma  y manifiesta gratitud hacia la vida.

LO PEOR ESTABA POR LLEGAR

Tres días después del percance, es trasladado a la ciudad de México y una semana más tarde recibe lo que actualmente define como una trágica noticia, pero también, como una nueva oportunidad, un nuevo sendero que de él dependía, fuera de gloria.

Fractura y luxación de columna y jamás volverás a caminar, y mucho menos a jugar fútbol,  fue el contundente y doloroso diagnóstico.  “Tardé en asimilarlo, personalmente era muy drástico, pero mi mayor preocupación era  ver sufrir a mi familia.

El más grande motor de Alam siempre ha sido su familia, sus hermanos son su gran pilar

Estaba a la vista un mundo desconocido, cambios, adaptaciones, muchas cosas, una nueva vida, pero otra oportunidad de aprender,  crecer y evolucionar. Puse en mi cabeza y brazos mi fe y mi futuro, inmediatamente vino a mi mente el deporte adaptado, era momento de no claudicar, de dar el extra, de renovarse y seguir, no había otra opción.

La terapia y rehabilitación han sido fundamentales, así como el poder mental para sobreponerse y continuar”, comenta Alam, quien puso a prueba su verdadera fortaleza.

SU NUEVA REALIDAD

Como espectador, Alam conocía del atletismo y basquetbol sobre silla de ruedas, pero su máximo  reto era valerse por sí mismo, inspirar en su familia fuerza y confianza, pues mentalmente estaba listo para enfrentar su nueva realidad.

Una de sus pruebas más difíciles fue cuando acudió y vio a sus amigos jugando futbol.

Todo pesimismo o muestra de compasión,  Alam lo convirtió en broma,  y así, con un sentido del humor que hasta el momento lo hacen único, le dio su mejor cara al destino, con  alegría, gallardía y gratitud.

IRMA Y VÍCTOR, UN MILAGRO

Alam, residente de la pachuqueña colonia Piracantos, conoció a Irma (qepd)  y a Víctor Flores, quienes lo invitaron, motivaron y apoyaron para  practicar  deporte, como una vía de activación física y posibilidad de trascender.

Alam con Irma Martínez quien fue su principal impulsora en el deporte

Reconoce que en aquella época no había muchas alternativas y la más interesante para él fue el tenis de mesa, gracias a su actitud positiva, a su coordinación,  reflejos y constancia, apenas dos meses después participó en su primera paralimpiada juvenil y conoció las mieles del triunfo con dos medallas de plata.

ASCENSO INMEDIATO

Muy pronto se convirtió en seleccionado estatal y acude a campeonatos nacionales de mayores, evoluciona su nivel competitivo, disfruta y admira la convivencia y sigue la conquista de preseas.

Aunque el deporte forma parte fundamental de su vida, Alam ingresa a la UAEH, pero ahora estudia psicología.

Su objetivo es apoyar al gremio vulnerable, contribuir a fortalecer mentalidades de atletas paralímpicos, y a cambiar la cultura y respeto de la sociedad hacia las personas con capacidades diferentes.

La primer Paralimipiada Nacional Juvenil de Alam con dos medallas de plata en 2011

INCANSABLE LABOR DEPORTIVA

Alam no se rinde y sigue compitiendo, realiza más intervenciones nacionales, la conquista de más medallas, y su llamado al Centro Paralímpico, donde tuvo la oportunidad de trabajar con Milton García, a quien define como el mejor entrenador de América.

Participa en el Panamericano de Costa Rica y consigue bronce por equipos. Además de la presea, Alam se impresiona gratamente por el profesionalismo de sus compañeros, labor en conjunto, apoyo de su familia, del Instituto Hidalguense del Deporte y respaldo de la CONADE.

GOLPE  EMOCIONAL

Por una cuestión de presión emocional, González Hernández quedó fuera del Panamericano en Perú, lo considera como un golpe emocional, recibe especial trabajo psicológico y vuelve a tomar fuerza.

TOKIO, SUEÑO EN SUSPENSO

Alam entrenaba arduamente,  los Juegos Olímpicos de Tokio están vigentes en su mente, pero el sueño está en pausa a consecuencia de la contingencia sanitaria.

Alam con el equipo nacional con quien ganó el bronce en el Panamericano en 2017

“Aunque se ha interrumpido el proceso, yo sigo firme. He aprovechado este receso obligatorio para disfrutar cada momento al lado de mi familia, vendrán tiempos mejores y una nueva prueba de adaptación, pero estoy listo”, asegura Alam. 

SU ADMIRABLE Y GRAN FAMILIA

Su familia ha sido su mayor fortaleza, a sus padres Francisco Isaac González Hernández y Citlali, a sus abuelos Ernesto Hernández y María Teresa Orozco y a sus hermanos Erik y Samuel, de 22 y 10 años respectivamente, les agradece y reconoce su respaldo incondicional.

VIVIR A PLENITUD

Alam relata con mucha emoción su Historia de Vida (Foto: Roberto Ramírez)

Con admirable sentido del humor y una alegría que lo caracteriza, Alam disfruta de ir al cine, le gusta ver series, escucha música, baila, convive con sus amigos y familia. Su novia Claudia Romero, subcampeona mundial de para taekwondo, originaria de Puebla, es otra de sus inspiraciones para no claudicar, y seguir siendo ejemplo de lucha y entrega.

SU  CORAZÓN TUZO

Alam es tuzo de corazón, el Club Pachuca lo distingue como camarada ejemplar, en la Universidad del Futbol realizó sus prácticas y Servicio Social, de ahí que ha cultivado innumerables y entrañables amigos.

“Sigo siendo gran fanático del fútbol y de los tuzos de Pachuca”

EL MENSAJE

“No he hecho nada extraordinario.  Sólo me atreví. Soy creyente a mi manera, sé que hay una fuerza divina, que somos capaces de crear y trazar nuestro destino, Sólo con buenas acciones, no obrar mal y evitar envidias”.

EL  DATO

Con 28 años de edad, actualmente es totalmente independiente, pero cuando necesita ayuda lo hace sin auto compadecerse, ya que la adaptación a su nuevo mundo ha sido simplemente maravillosa.

OTRO DATO

Alam cursará una maestría en psicología en el deporte y desea ingresar al mundo laboral.  Ansía apoyar a quienes lo necesiten, como retribución a la nueva oportunidad que le ha dado la vida.

Alam presentando su tesis en el auditorio del Instituto de Ciencias de la Salud de la UAEH

SUS MOTIVACIONES

Alam es un excelente ser humano, bondadoso y extrovertido, muchos son los personajes que han influido en su crecimiento personal y deportivo, como Rafael Nadal, Leonel Mesi, Cristiano Ronaldo y la mexicana Ángeles Ortiz, de quienes admira su fortaleza, disciplina y camino de éxito.

 Cristina Hoffman, medallista paralímpica tiene un lugar especial como genial motivadora, amiga e incansable emprendedora.

Alam siente un gran orgullo representar a hidalgo

SUS METAS

Conseguir medalla individual en eventos internacionales y ser campeón de América son dos de sus metas inmediatas, pero la lista de objetivos deportivos, personales y profesionales es muy amplia.

SUS MASCOTAS

Tres perros, peces, tortugas y pericos, la mayoría que han adquirido en adopción, son las mascotas de la familia González Hernández.

DEPORTE PARALÍMPICO EN HIDALGO

Aunque Alam  ha recibido apoyo oficial para trascender deportivamente, asegura que en Hidalgo aún hay mucho que evolucionar, que hacer y crecer. “Se ha ganado mucho, pero falta trabajo. Es lamentable, pero hay chicos que no son de nuestro estado y compiten por Hidalgo, cuando aquí hay mucho talento y merece apoyo”, dice Alam.

REVERTIR PARAPLEJIA

“No me ilusiona científicamente revertir mi paraplejia, el tiempo ha pasado y medicamente, no hay visión positiva, sin embargo contribuiría con cualquier prueba que permita apoyar a otras personas con padecimientos similares”.

En el año 2008, fue campeón de cuarta división

 LA RECOMENDACIÓN

“Vivimos momentos muy complejos, es imprescindible preservar nuestra salud e integridad física. Un ejemplo es mi caso, que sin motivar el accidente, enfrento las consecuencias de un lamentable percance  propiciado por segundas personas”, afirma Alam.

Esta es la Historia de Vida de Alam González Hernández, que sin recato comparte sus experiencias e invita a los jóvenes a nunca dejar de soñar, de crecer, cuidarse y evolucionar, por difíciles que sean sus obstáculos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí