HISTORIA DE VIDA: VERÓNICA GONZÁLEZ PASTÉN

0
504
Con su esposo e hijos, los cinco con cinturón negro en judo.

Por: Olga León Téllez

Hidalgo Sport comparte esta ocasión la Historia de Vida de una destacada mujer, pachuqueña, hidalguense, de esas mexicanas dignas de ejemplo a seguir por sus logros personales y profesionales.

Verónica González Pastén tuvo la muestra en casa. Desde pequeña, en su natal Colonia Morelos de la Bella Airosa, percibió la calidad humana, esfuerzo, respeto y apoyo ejercidos por sus padres y hermanos. Los tomó como inspiración para escribir su propia Historia.

SUPERAR RETOS, SU MISIÓN

Desde su infancia, Verónica advirtió que habría que tener una voluntad extra para lograr trascendencia en la vida. Las posibilidades económicas eran limitadas, pero el auténtico amor por el deporte ya lo traía en las venas.

Con su mami Ana María Pastén, quien junto con su padre Juan son su máxima inspiración.

Motivada por su hermano mayor Javier, quien ya practicaba el judo, a los nueve años se sumerge en el mundo de este arte marcial, reconoce que existía mucha informalidad, no había difusión y menos competencias, pero quedó pendida de su hechizo.

Así enfrentó sus primeros retos, sólo había una escuela en el gimnasio Miguel Alemán, y la Asociación tenía sede en Tulancingo, pero no había impedimento para que ella creciera y soñara con la práctica del judo.

EVOLUCIONAR, ÚNICO OBJETIVO

Con honestidad indica que fue casi empíricamente, sin un sistema claro de entrenamiento, como inicia su trayectoria deportiva, con Martín como su primer guía en el tatami, después sería su hermano Javier, hasta llegar con Manuel Herbert, ya prestigiado instructor.

Así es como Verónica continua su carrera y hasta los 18 años tiene oportunidad de competir, pero había otra limitante, no podía viajar con selección juvenil y lo hacía con mayores, pero siempre subió al podio, ascendió a cinta café y dos años después cambia drásticamente la dirección de su vida y dice adiós al ámbito competitivo. Pero sólo por un tiempo.

Desde sus 20 años de edad se casó con el profesor Arturo, su compañero de vida.

SATISFACTORIA ETAPA

Con apenas 20 años de edad contrae matrimonio con Arturo Flores Pérez, quien desde entonces es su compañero, cómplice y apoyo incondicional.

“Me dedico a ser madre y a capacitarme académicamente, así lo decidí y no me arrepiento. Hasta que mi hija menor tenía tres años de edad me reencontré con mi amado deporte, el judo”, comenta Verónica, quien se titula como contador público.

INSTAURA SU PROPIA ESCUELA

En esencia, pensando en sus hijos, inculcarles hábitos sanos de disciplina y responsabilidad, funda con su esposo, su propia escuela de judo en la colonia Piracantos.

 
Veronica Flores con Nabor Castillo que fue uno de sus primeros alumnos, además de atleta Olímpico.

Recuerda orgullosa que de su primera generación surgen figuras de la talla de Carlos y Nabor Castillo (éste último competidor olímpico), lo que la obliga a profesionalizarse en entrenamiento deportivo, fisioterapia, activación física y todo lo relacionado al tema, encausado al crecimiento de su escuela y evolución de sus alumnos.

SENDERO DE ÉXITO

Respaldada en su trabajo, perseverancia y constancia, defendiendo su genuino amor al deporte, continúa una interminable cosecha de éxitos como entrenadora.

Con múltiples reconocimientos que avalan su prestigio.

En el 2008 fue condecorada con el Premio Estatal del Deporte, ha obtenido el Mérito Deportivo en dos ocasiones, desde 2011 a la fecha es entrenadora en jefe de la selección hidalguense y se convierte en guía de chicos entre 13 y 15 años de edad.

Verónica ha hecho de la cosecha de medallas su hábito, ha participado en Juegos Panamericanos, ha viajado a Costa Rica, Colombia y Venezuela y en campamentos en Cuba, pues gusta del aprendizaje científico, la constancia y la persistencia.

PAUSA OBLIGADA

Con cuatro entrenadores bajo su coordinación, González Pasten lamenta la contingencia sanitaria, ya que dice se perderán ciclos, sueños y proyectos.

Veronica siempre al lado de los masters del judo mundial.

“Se deteriora la condición física, tiene mucho que ver la edad y experiencia, es un deporte de combate y hay que priorizar el área médica y científica, pero hay confianza en que saldremos airosos”.

“Por el momento no vale la pena arriesgar la salud, el futuro es incierto y complicado, pero hay que reforzar el trabajo, me motiva un pronto regreso a las prácticas con los chicos”, enfatiza con un dejo de esperanza.

RESPETO POR EL JUDO

Verónica defiende el respeto por el judo, por eso confía en que a pesar de que Hidalgo no cuenta con presupuestos como Nuevo León o Jalisco, para foguearse en el extranjero, la Bella Airosa cuenta con el área más grande de México para su práctica. “Seguiremos siendo potencia a pesar de todo”, recalca orgullosa.

Veronica con el entonces gobernador del estado, Miguel Osorio.

“Se aprovechan al máximo los 504 metros cuadrados de área de entrenamiento, está instalado en el Centro Estatal de Alto Rendimiento, con apoyo de los papás se ha equipado, así hacemos grande a un deporte que no es popular, envuelto en tabúes que limitan su evolución, pero no nos rendimos”, recalca la entrenadora.

LA CIFRA

Un promedio de 300 judokas pueden entrenar simultáneamente en 8 áreas, con un total de 28 metros de largo, por 18 de ancho.

LA CLAVE

Trabajo en equipo y objetivos en común han contribuido al crecimiento personal y profesional de Verónica. Su esposo Arturo es administrativo en la Federación Mexicana y eso facilita su desempeño en beneficio del judo hidalguense.

Su nieta Sophia Isabella, la alegría, la consentida de la familia Flores González.

SATISFACCIÓN

Una de las máximas satisfacciones de Verónica es ver nacer, crecer y consolidarse como competidor olímpico a Nabor Castillo, entre muchas más generaciones de campeones.

GRATO RECUERDO

Durante su primera participación como entrenadora de la Selección Estatal de Hidalgo en Olimpiada Nacional, en Querétaro-2011, nuestro estado conquistó cinco medallas de oro en sólo dos días.

LA FRASE

“Para nosotros no hay vacaciones ni días festivos, nuestro compromiso es entrenar, crecer y trascender, sólo así se hacen posibles los sueños, muchos sacrificios, pero gratas recompensas”- Verónica González.

PASATIEMPOS

Como influencia y herencia de su madre Ana María Pasten Calva, Verónica teje a mano con gancho y aguja, le agrada convivir con su familia y disfruta de la música que escuchaban sus hermanos mayores (Leo Dan, Terricolas, Ángeles Negros, Diegos Verdaguer y todos los de esa ápoca) y rok de los años 80 y 90.

SU INSPIRACIÓN

“Mis padres, Juan González Sánchez y Ana María Pasten Calva (qepd) son mi máxima inspiración, ejemplo de calidad humana, respeto y cariño, sólo basta mencionar que nunca faltó comida en la mesa para 12 hermanos, incluída yo”, confía Verónica, quien lo afirma como retroalimentación para su alma y corazón, en honor a la memoria de sus padres.

Juan Echavarría, entrenador cubano de judo y Verónica González.

SUS HERMANOS

Así de grande es su historia y su primera familia conformada por Silvia, Esther (qepd), Juan, Néstor (qepd), Javier (a quien le debe el amor hacia el deporte), Luiz María, Laura, Enrique, Alejandro, Rubén y José Luis. Ella es la décima de doce hermanos.

SU ORGULLO

Arturo, Raúl y Verónica Flores González los dos varones médicos y ella odontóloga, son el máximo logro de Verónica y su esposo Arturo. Les profesa admiración y respeto, pero asegura que su pequeña nieta Sophia Isabella, da especial sentido y alegría a su vida. “La adoramos, es genial, un regalo de vida extraordinario”, comenta.

EXQUISITA DISTRACCIÓN

Desde hace dos años, Verónica complementa su activación física con la práctica del pole dance, no sólo lo hace para divertirse, sino como vía de reencuentro espiritual, alternativa de tranquilidad, confort, felicidad plena y crecimiento personal.

El pole dance, otra de sus grandes pasiones.

Así es ella, Verónica González Pasten, con 49 años de edad y con muchos sueños por alcanzar como esposa, madre, profesional en el deporte y cariñosamente jóven abuela. Felicidades y Enhorabuena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí