Dudan de la capacidad de Colin Kaepernick para regresar a la NFL

0
109

Hidalgo Sport. Agencias.- Aquel Monday Night Football del 12 de septiembre de 2016 marcó el destino de Colin Kaepernick para siempre. Por primera vez en un juego oficial el entonces quarterback de los San Francisco 49ers protestó contra la desigualdad racial en su país arrodillándose mientras sonaban las notas del Himno Nacional de Estados Unidos. Y su vida no volvió a ser la misma.

The Kap dividió opiniones, pues mientras una buena parte de la sociedad aplaudió su valentía al protestar en cadena nacional ante los múltiples casos de la pronunciada brutalidad policiaca hacia la comunidad afroamericana, un sector nacionalista cuyos ideales se agudizaron con la mediática campaña electoral del republicano Donald Trump -quien meses más tarde ocuparía la Casa Blanca- generó una tormenta de críticas que terminó por marginarlo de la NFL en 2017 hasta ahora.

“Era un buen quarterback”, dice el colaborador de RÉCORD Pablo Viruega. “Pero no podemos dejar a un lado, que San Francisco tenía un buen ataque terrestre y una buena defensiva, además de un coordinador ofensivo, como Greg Roman (hoy en Baltimore), que ajustó un sistema a las cualidades de Kaepernick, muy similar a Lamar Jackson con Ravens”.

Antes de que Kaepernick se convirtiera en símbolo de la lucha contra la opresión racial en EEUU, era una estrella en ascenso. Tuvo su primer comienzo como titular a mediados de la temporada 2012 y llevó a los Niners a un récord de 5-2 con él en los controles. The Kap explotó en su segundo año y consiguió con el equipo californiano su primer triunfo en Playoffs gracias a sus 181 yardas y cuatro touchdowns ante los Packers. Los 49ers vencieron a los Falcons en la Final de la NFC para avanzar al Super Bowl, donde los Ravens menguaron su buen paso.

“Es un pasador regular”, describe Joshúa Maya, columnista de RÉCORD. “Tuvo una muy buena temporada en la que llevó a los 49ers al Super Bowl, pero comparado con lo que hoy hay en la liga, en mi opinión no entra en el Top 15”.

Pero a pesar de sufrir la primera derrota de su equipo en el Juego Grande, los fanáticos creyeron en él y pensaban que tenían en él a su quarterback de cara al futuro, sin embargo, en su última temporada terminó con un vergonzoso récord de 1-10 como titular y lanzó solo 2 mil 241 yardas en sus 11 aperturas, y aunque no fue precisamente su culpa, pues la defensiva cedió 30 puntos por juego -la peor marca en la NFL ese año- la presión por las críticas a sus protestas terminaron por cobrarle una muy alta factura.

Ahora con 32 años, el pasador nacido en Wisconsin volvió a ser parte de la opinión pública tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía de Minnéapolis. La balanza se inclinó finalmente a su favor y tras tocar la puerta en diversas ocasiones para volver a la liga, parece que por fin tendrá su revancha.

“Primero que nada tendría que mostrarle a los equipos que tiene nivel para jugar en la NFL. El año pasado hizo una prueba delante de algunos Scouts y se le vio medianamente bien. Sin demostrar su nivel, no (puede volver a la liga)”, puntualiza Maya.

Record.com

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí