HISTORIA DE VIDA: MAGALY ZERÓN ÁVILA

0
783
alojamiento para wordpress

Por: Olga León Téllez

 

Su pasión hacia la activación física no es consecuencia de ninguna influencia o herencia.

En su genética no hay antecedentes de atletas, su genuino amor al deporte le nace directamente del corazón.

Hidalgo Sport presenta este día la Historia de Vida de Magaly Zerón Ávila, una hidalguense que ha puesto muy en alto el nombre de su municipio, su estado, su país y continente.

SUS RAÍCES

Zapotlán de Juárez la vio nacer, pero fue hasta su instrucción secundaria en la Federal Dos de Pachuca, cuando, en un deseo de pertenencia, característico de su edad, tiene su primer contacto con el judo.

 

Magaly Zerón, judoca y psicóloga hidalguense

DOBLE ESFUERZO

“Estaba consciente de mis limitaciones, no tenía iniciación deportiva, pero sí muchos deseos de aprender, superarme, trascender y llegar muy lejos”.

Una amiga la invita a la escuela Hijos del Ejército, donde funcionaba la mejor academia de judo al frente del prestigiado entrenador Manuel Herbert.

“Algo vio en mí el profesor, la disposición, la perseverancia, el hambre de triunfo, creo fue todo, y ahí inicia una mágica travesía que perdura hasta la fecha”, argumenta Magaly.

PRIMEROS SACRIFICIOS

Estudiar, entrenar en un escenario que resultaba muy lejos de su escuela y regresar a su natal Zapotlán, fueron de sus primeros desafíos.

 

Juegos Panamericanos Lima 2019

“Pero aquí hay un aspecto clave, antes tuve que convencer a mis padres Diego Cerón y Ernestina Ávila, para lograr su permiso, explicarles que es el judo y mi amor hacia él”.

“La recomendación fue: No pierdas tu esencia, tus valores y principios. Lo consideraban un deporte rudo, pero toda mi familia depositó su confianza y me brindó su incondicional apoyo”. Recuerda.

INICIAN SUS TRIUNFOS

Con apenas 15 años de edad, Magaly inicia una cadena de triunfos, participa en su primera Olimpiada Nacional y principia su cosecha de medallas con bronce.

Reconoce que se enfrenta a su autodependencia y aunque no está muy convencida de su desempeño sobre el tatami, no claudica y en 1999 consigue oro, y el boleto para acudir a los Juegos Escolares en Cuba.

Equipo de Tenis de Mesa JCC Barranquilla

NUEVA Y SACRIFICADA ETAPA

Adelantada en su carrera educativa, llega a la Preparatoria y consigue intervenciones en toda la República Mexicana, junto a aquellos épicos viajes de más de 12 horas en autobús, entre otras vicisitudes, pero ella afirma que el sacrificio valía la pena.

“Era más complicado bajar de peso, no había nutriólogos, ni psicólogos, pero persisto y con respaldo de mi asociación ingreso al Comité Olímpico Mexicano (COM)”.

“Fue una experiencia magistral, ya estaba en otro nivel, tuve la oportunidad de convivir con los integrantes de las selecciones mayores de todos los deportes, con estrellas de varias nacionalidades”, expresa Zerón, quien recuerda, añora y suspira.

Ana Guevara y Alejandro Cárdenas son dos de los grandes que vienen a su mente.

Paola Longoria, JCC Barranquilla 2018

PROYECCIÓN NACIONAL E INTERNACIONAL

En la máxima sede del deporte mexicano, Magaly encuentra al entrenador cubano Sergio Acosta que había estado en Hidalgo y encabezaba a la Selección Nacional.

Acude al panamericano en Uruguay y obtiene plata, teniendo como compañera nada menos que Adriana Ángeles, competidora olímpica de Hidalgo en judo.

Continúan, el Panamericano Juvenil, en Miami (bronce), con gira previa por Estados Unidos. En el año 2 mil, gana el Premio Estatal del Deporte.

PRESIÓN Y BLOQUEO

Después de tres años en el COM Magaly no se sentía satisfecha con su desempeño, intensifica sus entrenamientos pero le faltaba fortaleza mental, se presiona, gana campeonatos pero no la llaman a la selección.

Equipo Varonil de Waterpolo durante los Juegos Centroamericanos 2018

Con honestidad acepta que se bloquea y decide regresar a Hidalgo, pero antes, gracias a su desempeño, descubre su otra vocación, ingresa a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y cursa la carrera de psicología.

EXIGENCIA DE FAMILIA

Siempre cerca de ella, su familia disfruta su éxito deportivo pero le exige superación académica, ya tenía el ejemplo de sus hermanos mayores y profesionistas Diego y Abigail.

Llegó la oportunidad de estudiar y competir, inicia una nueva historia en Universiada, con apoyo del entonces director de deportes Armando Zunzunegui.

Es seleccionada para hacer una gira a Brasil con la selección mexicana, y se da de baja en la UAEH, sólo ratifica que no está conforme con su rendimiento y retoma sus carrera en la máxima casa de estudios.

 

Abanderamiento de la delegación universitaria para el campeonato mundial

UNIVERSIADA MUNDIAL

En 2007 acude a la Universiada Mundial de Corea, con el orgullo de ser la abandera de México en Judo, recibe el lábaro patrio de manos de Carlos Hermosillo y lo porta con emoción y gallardía en el país oriental.

Competitivamente, ratificó que no basta con las ganas, y después de un complicado viaje llega a Corea un día antes de la competencia, desgastada física y emocionalmente, sin proceso de adaptación ni entrenamiento.

No lo define como buena experiencia pues en su primer duelo es superada por una francesa que a la postre fue la monarca.

Korea, Campeonato mundial universitario

ESPECIALIZACIÓN ACADÉMICA

Simultáneamente sigue compitiendo en justas de universiada, consigue campeonatos nacionales, hace otra gira a Brasil, y académicamente se especializa en psicología deportiva encaminada al ramo social.

Magaly Zerón, judoca y psicóloga hidalguense

APORTA AL DEPORTE HIDALGUENSE

En el 2007, a invitación de José Alberto Chávez, trabaja como psicóloga deportiva en el Centro Estatal de Alto Rendimiento al lado de un equipo multidisciplinario con varios apoyos que confiesa, le hubiera gustado cursar en sus inicios.

En el mismo rubro labora también en la UAEH, encabeza un Programa de Activación Física a iniciativa de Cristian Guevara, pero su necesidad de crecimiento laboral la lleva a la Comisión Nacional del Deporte.

GRANDES LIGAS

A través de la Federación Mexicana de su deporte presenta un proyecto que se extiende a todas las disciplinas, lo que la obliga a regresar a la ciudad de México, estudia un posgrado y una maestría en trabajo social en la UNAM, donde se tituló con mención honorífica.

Como psicóloga emprende grandes vuelos, acude a los Juegos Panamericanos (Guadalajara 2011); con el equipo varonil de tiro con arco viaja a Londres y se convierte en la psicóloga de la multicampeona Paola Longoria.

Su capacidad y entrega la avalan y sigue viajando a Toronto, Río de Janeiro, a Colombia.

Metro de Londres, Juegos Olímpicos 2012

A Lima Perú nuevamente con la reina de los Juegos Panamericanos, Paola Longoria, que conquistó tres oros para México, con Magaly como psicóloga, apenas el año pasado.

PARÉNTESIS Y NUEVA EXPERIENCIA

En ésta estrepitosa y productiva carrera deportiva de Zerón Ávila, se dio tiempo, en el 2013, de conocer el Sambo, un arte marcial ruso, que es una combinación de judo y lucha, creado en la segunda guerra mundial, sólo de práctica militar.

En el 2014 es campeona panamericana en Trinidad y Tobago, gracias a ello la invitan a entrenar a Rusia por espacio de 15 días. “Fue una experiencia única, agradezco a la vida por esta oportunidad, pero una lesión de rodilla baja mi rendimiento, ahora lo practico y promuevo”, enfatiza Magaly.

Medalla de oro en Sambo, Trinidad y Tobago, Campeonato Panamericano

SU MÁXIMO LOGRO

El año pasado Magaly concretó su máximo triunfo, cristalizó su más añorado sueño, ser madre de Luis Daniel, lo disfruta intensamente, le inculca las bondades de la naturaleza, vuelve a ser niña, y gracias a su proyecto personal y profesional de Consultorías Individuales, le dedica calidad de tiempo.

NACÍ PARA ESTO

“La psicología del deporte, ofrecer alternativas de fortaleza en todos aspectos, ver evolucionar y triunfar a los deportistas es una gran satisfacción, definitivamente nací para ésto”.

UN ANHELO

“Conseguir un campeonato Olímpico es otro de mis anhelos, por ello mi lucha diaria, mi intensa profesionalización y mi compromiso con los atletas”.

MAGALY VERSATIL

También Magaly dedica tiempo de satisfacción personal, le gustan las películas y la lectura de superación personal, escucha todo tipo de música, disfruta la vida, cocina, ama a su tierra y a su país, seguirá soñando y emprendiendo, porque esa es su esencia, su trascendencia en ésta vida. Felicidades.

Magaly Zerón, judoca y psicóloga hidalguense

DATO CURIOSO

En sus inicios Magaly recorrió todo el país y lamenta que el único estado que no conoce es Oaxaca. “Mi mamá no me dejó ir al Nacional porque tenía mi judogui húmedo, y sólo tenía uno. Ella lo consideró una falta de respeto y responsabilidad y no me dejó ir. Dura lección pero bien aprendida. En aquella época el uniforme costaba entre 900 y 1200 pesos”, recuerda Magaly.

CHISTOSO RECUERDO

“En un aniversario de la UAEH, Armando me toma en cuenta, mi participación fue muy divertida, cuando salía al escenario estallaron los fuegos pirotécnicos y yo aparecí así, con la cara pintada de azul, fue genial”, evoca Magaly, quien con espontánea sonrisa lo considera un chusco recuerdo.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí