COVID-19, enfermedad emergente asociada a la degradación medio ambiental

0
223

*Globalización, industrialización y consumismo, factores que favorecen la aparición de enfermedades zoonóticas como en la actual crisis sanitaria

Pachuca de Soto, Hidalgo. – Adrián Zaragoza Bastida, investigador del Instituto de Ciencias Agropecuarias (ICAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), mencionó que la destrucción y alteración de los ecosistemas, la comercialización ilegal o sin controles sanitarios de fauna silvestre, contribuyeron a la aparición del virus SARS-CoV-2 que provoca el COVID-19.

“Como humanos nos preocupamos por nuestra salud, después por la salud de los animales de compañía y producción, sin embargo, hemos olvidado a la fauna silvestre y al ecosistema”, declaró el Médico Veterinario Zootecnista de la máxima casa de estudios de la entidad.

La destrucción de ecosistemas junto a la invasión de los mismos son algunos factores que ponen en contacto al ser humano, animales de compañía y de producción con la fauna silvestre, lo que ha permitido el intercambio de agentes patógenos con capacidad de afectar a más de una especie o adaptarse a una nueva, por ejemplo, la Influenza A(H1N1), el Ébola y el COVID-19, padecimientos que actualmente aquejan y cuyo origen se encuentra en los animales, es decir, enfermedades zoonóticas.

“Somos invasores de espacios que no nos corresponden, el humano no tiene depredador natural y consumimos todo lo que podemos”, puntualizó el también doctor en Ciencias de la Salud, quien aprovechó para exhortar a la población a respetar los nichos ecológicos y la fauna que en ellos habitan, para tratar de limitar la interacción con dichos animales a través de leyes que procuren la preservación de la biodiversidad.

No obstante, es esencial que se reflexione sobre los errores cometidos con el medio ambiente, enfatizó Adrián Zaragoza Bastida. Una de las sugerencias que plantea el académico de la UAEH es fortalecer las leyes relacionadas con la venta y distribución de fauna silvestre, utilizadas para consumo o como animales de compañía no convencionales.

El especialista en epidemiologia destacó que el trabajo de los Médicos Veterinarios Zootecnistas se especializa en el reconocimiento de enfermedades causadas por virus, bacterias, hongos, priones y parásitos que afectan a los animales de compañía, deporte y producción, así como aquellos padecimientos que pueden afectar al ser humano, sin embargo, aún existe cierto desconocimiento con respecto a la dinámica de algunas enfermedades de la fauna silvestre.

“En general, aún no conocemos a todos los patógenos que pueden afectar a los animales silvestres en su nichos ecológicos; cuáles pueden transmitirse a otros animales y al ser humano; y que riesgo representan para quien los adquiere así como para el medio ambiente”, refirió Zaragoza Bastida con respecto a la tendencia de conseguir fauna silvestre como animales de compañía, a pesar de que algunas provengan de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), donde existen controles y supervisión federal para la producción de estas especies.

Aunado al riesgo de salud que podrían implicar las mascotas no convencionales, existe la problemática del desequilibrio medioambiental que se ocasiona cuando por descuido o desconocimiento se introduce un animal en un hábitat diferente al suyo, pues se puede convertir en depredador de la fauna endémica de la región.

En el caso de encontrar animales de la fauna silvestres heridos, el investigador Adrián Zaragoza Bastida recomienda recurrir a las unidades de rescate y protección animal o con Médicos Veterinarios Zootecnistas, para la adecuada atención de los ejemplares.

“Hay unidades especializadas en dar la atención correspondiente y que apoyan en la reinserción del animal en su ambiente, una vez que han sido rehabilitados”, finalizó.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí