Revive las historias que dejó Don Nacho al futbol mexicano

0
55
alojamiento para wordpress

Hidalgo Sport. Agencias.- El futbol mexicano está de luto esta mañana, pues Ignacio Trelles, icono del balompié nacional partió de este mundo a los 103 años de edad dejando un legado imborrable pues Don Nacho nos deja grandes recuerdos de su carrera que a continuación vamos a recordar.

1 CUANDO REGABA EL CÉSPED DEL CORUCO DÍAZ
Es bien sabido que Don Nacho Trelles, regaba el campo con hora y media de anticipación a los partidos para que el vapor aumentara la temperatura de la cancha, de esta manera debilitaba a sus rivales.

2 CUANDO SACÓ DE QUICIO A YAMASAKI
Una ocasión fue expulsado durante un partido por el silbante Arturo Yamasaki, sin embargo, Nacho no salió del terreno de juego y se mantuvo dentro de su área técnica, por lo que el nazareno ya irritado se acercó a él y le dijo: “O se va usted o me voy yo”, a lo que Trelles respondió: “Pues váyase usted, yo aquí estoy de lo más cómodo”, por lo que el juez central culminó el encuentro y se marchó al vestidor.

3 CUANDO SE DISFRAZÓ DE MESERO PARA SORPRENDER A CARBAJAR Y CÁRDENAS
Una noche de concentración se percató que La Tota Carbajal y Raúl Cárdenas se habían escapado a un centro nocturno para hombres, lugar hasta el cual los siguió para regresarlos a concentrar.

“Una noche atrás había venido a la concentración un golfo ofreciendo mujeres en un bar, entonces me di cuenta que estos dos se escaparon y los seguí. Al llegar al lugar entré por la puerta de servicio y le pedí al mesero que me prestara su moño y su servilleta. Ya Carbajal y Cárdenas estaban sentados con mujeres y que les llego, diciéndoles: ¿Qué van a ordenar los señores? ¡Se quedaron petrificados! Y que me los llevo de regreso casi de las orejas”.

4 SU OFICIO ANTES DE DEDICARSE AL FUTBOL
Ignacio Trelles estudio ingeniería mecánica y eléctrica en el Instituto Politécnico Nacional, esto por órdenes de su padre quien deseaba que su hijo siguiera sus pasos, llegando incluso a conseguirle trabajo en la fábrica donde él laboraba, ahí ganaba 96 centavos al día por manejar el torno y la fresadora, aunque nunca destacó cómo su padre hubiera deseado por lo que terminó por dedicarse al futbol.

5 EL DÍA QUE CONOCIÓ EL FUTBOL
Don Nacho reveló que conoció el futbol cuando llegó a vivir a la capital.

“Jugaba basquetbol, frontón y atletismo, pero futbol nunca. Mi padre tenía que reparar los postes de luz, porque los insurrectos colgaban de ahí a los muertos y nos mudamos a la capital. Llegando a Buenavista, el tren se detuvo y sin querer volteé por el vidrio y vi un campo de futbol y a jugadores tras la bola, esa fue la primera vez que vi que estaban jugando una pelota con los pies. Eso no lo había visto en Guadalajara. Y nunca me imaginé que a partir de entonces iba a estar toda mi vida atado al futbol”.

Record.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí