HISTORIAS DE VIDA… JOSÉ GARCÍA BALTAZAR

0
215
alojamiento para wordpress

Por: Olga León Téllez

 

Tras una larga, brillante y reconocida trayectoria como técnico de fútbol, su ánimo y entusiasmo se mantienen intactos, firmes y decididos, por eso no duda de sus palabras.
“Dejaré de entrenar cuando ya no haya niños”.

El es José García Baltazar, un personaje popularmente conocido con el mote de “Chepe”, un incansable impulsor del deporte en Hidalgo, quien hoy comparte su Historia de Vida con Hidalgo Sport.

CHEPE NO ES APODO

Con gracia y elegancia, nuestro invitado recuerda: “Soy enemigo de los apodos, por eso desde pequeño empecé a practicar boxeo en la colonia 11 de Julio, eso me animaba a defenderme de quienes hacían esa práctica”.

“En secundaria, un compañero me dijo Chepe, antes de declararle la pelea me dijo. Mira, a las Josefinas les dicen Chepas, tu te llamas José, entonces eres Chepe, no es apodo. Me convenció y aquí sigo, siendo Chepe”, dice.

SU FAMILIA, PRINCIPAL INSPIRACIÓN

Como este espacio es un pequeño reconocimiento a su incansable labor, antes de sus logros deportivos, Chepe menciona un especial agradecimiento a su familia, su esposa Leonila Estrada, sus hijos, Ariadna, Erika Nayeli, Brenda Anahí, Hugo y el pequeño Joshua Sebastián.

 

“A ellos debo ésta destacada trayectoria, su comprensión, apoyo y aliento me mantienen firme; mis hijos profesionistas y mi esposa autosuficiente son un aliciente que agradezco y valoro como fiel creyente en dios”, enfatiza García Baltazar.

FUTBOL EN EL CORAZÓN

Su habilidad como extremo izquierdo, acompañó su adolescencia jugando futbol en la Secundaria Federal Uno, y así pasó por la escuela Olivares, Presidente Miguel Alemán y el desaparecido Poli, hasta convertirse en Licenciado en Administración de Empresas.

Fue este deporte el que después de un destacado paso como jugador, le dio la posibilidad de trascender como entrenador, primero empírico, hasta convertirse en director técnico certificado.

Se ha especializado en diferentes carreras afines con el desempeño físico, mental, emocional y psicológico del ser humano, ya que recalca que para exigir, debe conocer el potencial de cada jugador

“Incluso hay que escudriñar su entorno familiar para fortalecer su crecimiento en la cancha, por eso es fundamental el acercamiento y respeto con los padres de familia”, dice.

Es así como el popular barrio de Las Lanchitas, en Pachuca, es mudo testigo del crecimiento y consolidación de uno de los promotores más destacados del deporte hidalguense.

PUMA DE CORAZÓN

José García Baltazar es Puma de corazón, lo define como el equipo de sus amores, la playera del felino forma parte esencial de su vestimenta diaria y presume con orgullo que tiene amistad con jugadores de este conjunto.

Su afición con los Pumas le impidió en alguna ocasión aceptar una solicitud de empleo con el Club Pachuca, de quien reconoce su estructura empresarial y admira su crecimiento y prestigio.

ENTRENAR NIÑOS Y JÓVENES, SU PASIÓN

Enseñar todos los secretos en torno al futbol amateur y siete, es la pasión de Chepe quien ha hecho campeones a todos los equipos que ha dirigido a nivel popular y escolar.
Ha contribuido a que nuestro estado tenga en este momento, un prestigio y respeto en el ámbito nacional, ha conquistado 21 campeonatos nacionales como entrenador, en diferentes categorías, teniendo como cimientos la constante profesionalización.

 

“Entrenar forma parte esencial de mi vida y así seguiré hasta que ya no haya niños”, dice García Baltazar, quien actualmente labora en Liceo Real del Sur, en el Colegio Heimdal y en el Complejo Deportivo Balón de Oro.

Su sueño es dirigir a un equipo de Hidalgo en un torneo europeo y está seguro de cristalizarlo, ya que la frase NO PUEDO no forma parte de su vocabulario.

SU PASO COMO DIRECTIVO

Su misión como entrenador lo ha llevado a todo el país, le ha permitido poseer incontables amigos, ver nacer, crecer y consolidarse a muchas generaciones de futbolistas y profesionistas, pero también recuerda su desempeño como directivo en la época de Jesús Arellano (qdep).

“Durante cinco años fui presidente del tribunal de penas, me tocó, con todo los fundamentos, expulsar de la liga al equipo de La Palma, primero de primera fuerza y después de segunda”, recuerda.

“Hubo amenazas hacia mi persona, pues eran de los conjuntos campeoniles, pero cuando se desbordaban los ánimos eran encuentros muy calientes y con consecuencias que había que sancionar. Pero no pasó a mayores y hoy sólo es una anécdota”, comenta.

 

Recuerda que en esa época, el presidente de la Asociación Hidalguense de Futbol era Valente Velez y el Instituto Estatal del Deporte, era dirigido por Jonaz Reyes.

INNUMERABLES RECONOCIMIENTOS

Reconocimientos como el Mérito Deportivo en Mineral de la Reforma, diplomas y muchos más, forman parte de las vitrinas de José Baltazar García, aunque admite que su máximo éxito es la cercanía de incontables amigos.

 

ALGUNOS DE SUS MAESTROS

El Chepe reconoce el aprendizaje que adquirió de genios de la talla de Miguel Mejía Barón, Héctor Sanabria, Guillermo Váquez (papá), Miguel Marín, Rubén Maturano, Roberto Matosas, Carlos Miloc, Mario Rubio, Héctor Hugo Eugui, Mario Velarde, Víctor Melo y Juan Carlos Cano, entre otros.

OTRAS ESPECIALIDADES

Para cumplir con su labor, Chepe se ha capacitado en los temas de medicina deportiva, estructura ósea, quiropráctico, todo lo relacionado con el cuerpo humano, como licenciado en Educación Física, certificado en San José de Consta Rica.

Ha participado en dos congresos internacionales, en España, y en Puebla con directivos del Barcelona. Aquí viene a su mente la oferta que tuvo que rechazar de un equipo de San Diego, por la barrera del idioma.

LA CIFRA

21

Los Jugadores que Chepe ha impulsado a nivel profesional en varias divisiones.

SUS IDOLOS

Hugo Sánchez y Evanivaldo Castro Cabiño, son dos de los personajes que han influido en el crecimiento profesional de José García Baltazar.

 

EL OTRO CHEPE

Fuera de las canchas Chepe es amante de la lectura de temas sentimentales, inculca a sus hijos los buenos valores y el humanismo, escucha la música de Los Bukis, le gusta el orden y la limpieza, y le agrada cocinar.

Como buen crítico del futbol mexicano, en una época colaboró en un periódico local llamado Cancha de Reporte Ilustrado, con una columna que abordaba el tema de Lo Negro Del Futbol, con el seudónimo de Eldher Monroy Nekar.

¡FELICIDADES!

Fotos: Roberto Ramírez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí