Mexicana hace historia al avanzar a Cuartos de Final del AMT

0
97

Hidalgo Sport. Agencias.- José Luis Zarazúa era un estudiante de contaduría en el Laredo Community College, de Estados Unidos. Ahí pulió sus dotes en el tenis, deporte familiar por antonomasia, en el que ya su tío Vicente había sido el más destacado de su linaje, al menos hasta anoche, cuando Renata, hija de José Luis, rompió una racha de 13 años sin un triunfo de una mexicana en la historia del Abierto de Acapulco para devolverles un poco de ilusión a la maltratada afición.

Renata Zarazúa fue instruida desde sus años mozos por su padre, cuyas bases obtenidas en la escuela estadounidense ayudaron a darle mayor proyección a la actual número 270 del mundo. Y no solo a ella, pues su otro hijo, también llamado José Luis, orientó su pasión por el tenis por un camino paralelo, que lo llevó a ser el actual entrenador de Renata y uno de los impulsores de su irrupción.

“(Me dijo) que me mantuviera tranquila. Un poco táctica, lo único que le decía es que me ayudara a tranquilizarme, estaba un poco nerviosa me ayudó mucho”, dijo la tenista de 22 años sobre el papel de su hermano en su victoria sobre Katie Volynets.

Se trató de su segundo triunfo en el Abierto Mexicano de Tenis 2020, tercero, pues en 2018 ya había dado la campanada al ganar en primera ronda a Kristina Pliskova. Pero esta edición es la suya, pues además de haber conseguido instalarse en los Cuartos de Final, sorprendió al mundo al echar en primera ronda a la gran favorita y campeona en 2016, Sloane Stephens.

“Obviamente mucha confianza (tras su victoria) estoy viviendo como un sueño”, comentó Zarazúa, quien tuvo que ser auxiliada médicamente durante el juego debido a una molestia en el brazo. “Es un orgullo para mí, este torneo es de los mejores en México. Estoy contenta de hacer un buen resultado”.

El empuje de la afición local fue un revulsivo para no claudicar a pesar de perder el primer set y comenzar perdiendo la segunda manga por 2-3. Zarazúa terminó por imponerse por parciales de 4-6, 7-5 y 6-0 para redondear una de las noches más memorables en la historia reciente del deporte blanco en territorio azteca, como tantas veces sus familiares lo consiguieron antes.

“Sentía que tenía chances, ella estaba jugando bien por momentos y yo no encontraba la forma de sentirme bien estaba un poco nerviosa después de lo de ayer para mí fue mucho, estaba muy emocionado y me costó mucho hacer ese cambio para hoy y contenta de que gané”, puntualizó Renata que se medirá hoy ante Tamara Zidansek por un boleto a las Semifinales.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí