La situación de Borja y el mensaje a David Perez Doval

0
203

Hidalgo Sport.- Esta mañana, en la sesión matutina en la ciudad deportiva Luis del Sol, el entrenador del Betis, Rubi, ha iniciado el entrenamiento con las ausencias de Juanmi, Lainez, Borja Iglesias y Álex Moreno.

El delantero del Betis fue expulsado en Leganés y reabre el debate sobre el ‘9’ en el entorno verdiblanco

Pasan los partidos y Borja Iglesias, como el propio Betis, continúa sin encontrar su mejor versión.

El atacante gallego comenzó con muy mala suerte su caminar como jugador del Real Betis por culpa de una lesión. Luego le costó encontrar el gol, hasta que por fin lo hizo. Y cuando parecía que volvería a su mejor nivel, de nuevo ha desaparecido.

Su presencia en Butarque no fue positiva, como la del resto de sus compañeros. No entró en juego y no acertó en la única ocasión que se puso de cara a puerta. Su problema es que así ha transcurrido casi toda su temporada, suponiéndole una losa muy grande los 30 millones que pagaron por él el club Bético al Espanyol. Sus números se reducen a tres goles -Levante, Espanyol y Real Sociedad- y tres asistencias -dos en LaLiga y otra en la Copa-, cifras muy pobres cuando estaba llamado a ser el gran artillero del Betis este curso.

Así mismo, sigue demostrando el nivel de persona que porta. Regalando un bonito mensaje a un canterano del CD Leganés, al que éste le responde en sus redes sociales: “¡Muchas gracias panda!

Así mismo, Borja sigue esperando por la resolución de su sanción. En el artículo 123 del reglamento de la Real Federación Española de Fútbol, sobre ‘Violencia en el juego’, se apunta que si una acción violenta “se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos”, mientras que las agresiones, llegado el caso, se castigan con entre cuatro y doce encuentros, según el artículo 98.

Ahora dependerá de la lectura que se haga del acta, pero como mínimo será una sanción de dos partidos, tampoco creemos que le caigan más, teniendo en cuenta los antecedentes inexistentes de violencia en el jugador bético.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí