Levanta Combinado A trofeo de campeón de Semana del Periodismo

0
372

Hidalgo Sport.- Dicen que no es lo mismo los tres mosqueteros que 10 años después, y eso le quedó claro a Josué el Pollo Ortiz, desde el primer tiempo de la final de vuelta del torneo de futbol de la Semana del Periodismo Hidalgo 2020, cuando dejó a su equipo morir solo en la cancha del estadio Revolución, donde el Combinado de Prensa A levantó el trofeo de campeón, con un global de 12-7.

Para empezar, a la cita faltaron varios de los jugadores que estuvieron en el primer partido, lo que obligó a armar dos equipos de 10 elementos, sin banca (muy chingones ellos), para aventarse dos tiempos de 40 minutos cada uno.

Pero a la hora de la hora se dieron las primeras bajas por lesión y ahora sí, ambas escuadras supieron lo qué es amar a Dios en cancha grande, y tuvieron que fletarse el partido más por orgullo que por otra cosa.

Eso sí, los goles no faltaron. Cualquier aficionado al futbol hubiera estado feliz, porque el marcador quedó 8-5 a favor del Combinado A, que aprovechó la falta de piernas del rival para anotar tres goles en el cierre del partido.

El sol y el cansancio mermaron a los equipos, que al medio tiempo ya pedían el final del partido y hasta obligaron al Pollo a regresar al campo, aunque sólo fue a pararse en media cancha y a gritar, a diferencia de Irving Lozada, que extrañamente anduvo muy callado en este juego.

Al final, la fortuna sonrió al Combinado A, que se quedó con el título, mientras el MVP fue para Luis Carlos León por correr todo el tiempo en los dos encuentros, haciendo gala de su pasado Garza.

Nadie se fue sin su medalla de participación y trofeos, entregados por Mireya Borrego y todos posaron para la cámara, para inmortalizar el momento.

Además, en esta edición quedó instaurada la “Bota de cristal”, para el jugador que más se lesione en la cancha. La estafeta la pasó Héctor Santoy al Pollo, a quien sólo le falta chocar con un puente del Tuzobus para reconfirmar su mala suerte (la semana pasada le robaron su celular).

Pero lo mejor no estuvo en la cancha, sino en la banca y fue una joya salida de la boca de Irving: “Hoy no ganó un equipo, ganó el periodismo”.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí