HISTORIAS DE VIDA, ELISEO TORRES GARCÍA

0
395

Por: Olga León Téllez

 

Eliseo Torres García
Si lo sueñas. Lo logras.
Esta frase define a Eliseo Torres García, pachuqueño que durante muchos años ha aportado esfuerzo y tenacidad al medio de la comunicación. Esta es su Historia de Vida para Hidalgo Sport.

COMBINA ESTUDIO Y TRABAJO

Con 15 años de edad, tuvo la necesidad de viajar a la ciudad de México para ayudar a su madre a cocer a máquina, ayudando al sustento familiar, tarea que dura dos años.
Su destino cambia y encuentra la primera gran puerta que lo introduce al medio de la comunicación cuando un tío que era corrector de estilo en varias editoriales, lo invita a trabajar como formador.
Simultáneamente estudia la carrera de diseño gráfico, instala un despacho y es contratado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
Después de 15 años regresa a Pachuca, sigue trabajando para la misma empresa, y aunque fue en área técnica, en este momento está jubilado.

 

SOÑAR DESPIERTO

Eliseo recuerda que cumplía sus actividades como cualquier niño de su edad, pero desde que tiene uso de razón hizo propio un anhelo, narrar partidos de futbol y acontecimientos deportivos.
Fue en 1989, cuando una desgracia familiar, trae consigo la enorme oportunidad ansiada desde pequeño.
“En ese entonces, mi hermano Alejandro ya trabajaba para Radio y Televisión de Hidalgo y había aprobado el protocolo para donar un riñón a nuestro hermano menor.
Lo requieren en una clínica de México y me pide de favor lo cubra en su trabajo, así, en 1989 ingreso al canal local, primero entrevistando pilotos de autos”, recuerda Eliseo.
“Desafortunadamente mi hermano pierde la batalla tras cuatro años de lucha y no se concreta el trasplante”, enfatiza.
Es entonces cuando regresa su hermano Alejandro, y juntos escriben una era brillante en Canal 3 con el programa La Jugada, y así empieza a hacer realidad su sueño.

GRANDES SATISFACCIONES

Por más de 25 años, Eliseo Torres se ganó a pulso un lugar en la televisora local, recuerda que le impresionó el impacto social que causó el equipo de futbol Tuzos, durante su ascenso a Primera División, en 1992.
Otra época dorada fue cuando Alberto Chávez fue director del Instituto Hidalguense del Deporte, y les permite salir a varios estados a transmitir las Olimpiadas regionales y nacionales. Un gran apoyo al deporte amateur.
Comenta que su amor por las actividades deportivas crece en las olimpiadas de 1968: “En todas las competencias bajaba el volumen al televisor y yo narraba”, comenta.
Desafortunadamente, su trayectoria en la comunicación culmina cuando es gobernador Omar Fayad.

 

 

AMOR POR LA CULTURA Y LA ESCRITURA

Otra faceta de Torres García es la lectura y la escritura, un sueño acariciado, y cumplido cuando escribió un cuento corto titulado La Historia de un Jóven Ratero, una vida en tres actos.
Con este trabajo ganó tercer lugar en un concurso nacional intersecretarial. Pero reconoce que su mensaje de alejar a los jóvenes de actividades nocivas, fue cumplido.
Cuando cursaba secundaria escribió en la revista mensual, La Cotorra.

OTRA PASIÓN

Un gratificante episodio en su vida fue cuando de 1978 a 1985 fue director de un grupo de teatro llamado El Juglar Errante, en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
Presentó comedias musicales como El Diluvio que viene, Vaselina, Los Fantásticos, La Pandilla, Jesucristo Super Estrella y El Hombre Elefante.
Con éste grupo fue a Guatemala, a clausurar un encuentro teatral de centroamérica y los contrataron por seis funciones más.
Esta actividad termina abruptamente cuando llega a Difusión Cultural de la UAEH Lourdes Parga, y aduciendo que las comedias musicales no son teatro universitario, los corre.
“Tiempo después, Parga es nombrada directora del canal 3 y lucha por desaparecer el área de deportes, sin contar que Televisa empieza a transmitir los partidos del equipo Pachuca y es campeón por primera ocasión en su historia”.
“Así sus intentos fueron fallidos y hasta la fecha difunden el deporte por el canal local, no creo que haya sido personal, pero no le gustaba nada de lo que yo hacía”, comenta Eliseo sin dejar de sonreir.

SU FAMILIA

Eliseo se refiere de su padre José Cruz Torres y de su madre Isabel García Toral, como personas serias, responsables, trabajadoras y muy cariñosas.
Tiene especial gratitud hacia sus hermanos, su esposa Lidia Elizabeth Calva, su hija Mónica y su bálsamo de alegría, sus nietos Romina e Iktan Damián.

VIVIR TRANQUILO

Con el Ché Guevara como inspiración, Eliseo toca guitarra, herencia de su papá, gusta de escuchar música de los años 60s y disfruta viajar.
Por el momento se ha propuesto visitar los Pueblos Mágicos de México y seguir escribiendo otra etapa, ahora más tranquila, de su Historia de Vida.

Fotos: Roberto Ramírez

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí