Simone Biles suma su quinto título individual sin nadie que la haga sombra

0
144
USA's Simone Biles reacts after performing on the vault during the women‘s all-around final at the FIG Artistic Gymnastics World Championships at the Hanns-Martin-Schleyer-Halle in Stuttgart, southern Germany, on October 10, 2019. (Photo by Lionel BONAVENTURE / AFP)

Hidalgo Sport. Marca.- Cuando el desenlace de una competición se conoce a ciencia cierta de antemano, sin posibilidad de error o sorpresa, pierde buena parte de su atractivo.

Es lo que le viene sucediendo a la gimnasia artística femenina desde la irrupción de la estadounidense Simone Biles, que sumó en Stuttgart su quinto título mundial individual, todos los que ha disputado desde 2013.

Ni siquiera una deficiente prestación por su parte habría apartado a Biles de su vigésimo segunda medalla de oro, que la sitúa a solo una de las 23 que reunió el bielorruso Vitaly Scherbo, y que permanecen como récord en unos Mundiales.

Por poco tiempo. Con dos caídas, Biles en 2018 ganó el título con casi dos puntos de diferencia. Sin esos graves fallos, esta vez su ventaja superó los dos puntos sobre la segunda clasificada, la china Xijing Tang (58,999 por 56,899).

Fueron sus principales rivales las que se apartaron de su camino, su compañera Sunisa Lee, segunda tras Simone en la clasificación individual de la competición por equipos, y la campeona de Europa, la francesa Melanie de Jesus dos Santos. Ambas se cayeron en las paralelas asimétricas.Biles parte siempre con una ventaja sustancial por el valor de sus ejercicios (25,3 puntos por 23,7 de Lee, 23 de Dos Santos y Melinkova), en base a la dificultad de sus elementos.

A partir de ahí sólo necesita ejecutarlos con la solvencia que ha alcanzado en su madurez gimnástica. Que nadie busque en ella el don artístico que adornó a campeonas como Svetlana Khorkina o Svetlana Boginskaya, ni tampoco el carisma que desprendía Nadia Comaneci. Biles tiene un físico que la convierte en la máquina más sofisticada que ha dado la gimnasia femenina para realizar las acrobacias más arriesgadas.

Fue la única finalista que eludió el repetido salto Yurchenko con doble giro. Ella hizo el conocido como Cheng, con un valor mucho más alto, y a partir de ahí marcó su terreno. Pasó por las paralelas asimétricas con un ejercicio sin mayor resalte que su salida, un doble mortal con doble giro, que no quiso repetir en la barra de equilibrios, donde el Comité Técnico no le reconoce el valor que se merecería alegando criterios de seguridad.

Con su quinto oro en el bolsillo, disfrutó e hizo disfrutar del único ejercicio en el que realmente aporta algo distintivo a la gimnasia, el del suelo, con su ya célebre triple-doble en su primera serie acrobática y otro puñado de saltos (doble extendido con medio giro, pirueta-mortal y doble-doble) que sólo ella puede reunir en el minuto y medio que dura. Que se saliera dos veces de los límites del tapiz por exceso de inercia (cuatro décimas de penalización) fueron sus únicos borrones en la final.

Autodescartadas desde la segunda rotación Lee y Dos Santos (dos caídas en las asimétricas de la francesa, que acabó vigésima), el podio quedó completamente abierto. La plata para la china Tang vino propiciada por una maniobra táctica. Ella había sido la tercera china en la competición por equipos, pero sus entrenadores decidieron que ocupara el puesto en la final de la mejor, Tinling Liu.

Les salió a pedir de boca y Xijing Tang fue recogiendo cadáveres.El bronce fue para la rusa Angelina Melinkova (56,399), actual líder de una gimnasia rusa que no encuentra una heredera del nivel de Aliya Mustafina, su última campeona mundial. Su ejercicio el suelo (14,033) le permitió adelantar en la rotación final a la canadiense Elisabeth Black (56,232), que compareció en la ceremonia de entrega de medallas con muletas.

Cintia Rodríguez vivió, a sus 24 años, su primera final del concurso general de un gran campeonato. Mostró su característica pureza en las formas, brilló en las paralelas asimétricas, pero se le torció el concurso en su último aparato, la barra de equilibrios, lo que la dejó en vigésimo primera posición, con un total algo más bajo que en la competición por equipos (51,466). En cualquier caso, una recompensa para esta gimnastas de 24 años que prolongó su carrera tras una grave lesión de rodilla.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí