Coleman recoge la corona de Bolt con un oro incontestable en los 100 metros de Doha

0
189
USA's Christian Coleman reacts as he wins the Men's 100m final at the 2019 IAAF World Athletics Championships at the Khalifa International stadium in Doha on September 28, 2019. (Photo by Jewel SAMAD / AFP)

Hidalgo Sport. Marca.- No podía fallar y no falló, entre otras cosas porque no tenía grandes rivales en el camino más allá de un Noah Lyles que en Doha se ha decantado por el 200 -prueba en la que él también está inscrito-.

Christian Coleman es el nuevo campeón del mundo de los 100 metros tras dominar la final con una autoridad insultante y un tiempo, 9.76 (+0.6), que además de ser marca personal -tenía 9.79 desde 2018- le sitúa sexto en la lista de todos los tiempos.La plata fue para un incombustible Justin Gatlin, que a sus 37 años logra su novena medalla en un Mundial con un registro de 9.89.

Gatlin, campeón mundial en la cita de 2017 precisamente por delante de Coleman y Usain Bolt, no pudo hacer nada ante el incontenible empuje de Coleman, que fue incrementando su ventaja a medida que devoraba metros. Cerró el podio el canadiense André De Grasse con 9.90, desquitándose en parte de la lesión en los isquiotibiales que le impidió participar en Londres dos años atrás.Coleman, plusmarquista mundial de 60 metros desde el pasado año, encabeza el ranking del hectómetro en los tres últimos años y en 2019 había firmado los tres mejores registros -9.81, 9.85 y 9.86, en este último caso empatado con Lyles, el único hombre capaz de derrotarle en su distancia fetiche en los 15 últimos meses-.

Eso sí, no corría un 100 desde julio así que existían ciertas dudas sobre su estado de forma, dudas que se encargó de disipar en la primera ronda de la jornada inaugural, en la que ya logró el mejor tiempo (9.98). Ya hoy, con 9.88 (+0.3) en semifinales, volvió a demostrar que sólo un descuido podía apartarle del oro.Por otra parte, la victoria del chico de Atlanta (Georgia), una zona prolífica en velocistas -Jesse Owens y Carl Lewis nacieron en la vecina Alabama, no hace más que agudizar toda la polémica que rodea a estos campeonatos, aunque en su caso por motivos bien diferentes.

Y es que Coleman ha protagonizado en las últimas semanas una agria polémica tras saltarse tres controles de dopaje en el periodo de un año, una infracción que le podría haber generado una sanción de hasta dos años.Sin profundizar en tecnicismos legales, lo cierto es que el estadounidense salió airoso de la acusación de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) pero su imagen quedó dañada y entredicho, como el mismo admitía en un vídeo de su canal de Youtube: “Una vez que ocurre una situación como ésta, es difícil tratar de reconstruir tu reputación y hacer que la gente no especule”.

Las críticas desde luego fueron feroces, y para muestra las durísimas palabras de su compatriota Jenny Simpson, bronce olímpico en Río y campeona mundial de 1.500 metros en Daegu 2011: “Cuando te has saltado dos controles te vuelves muy cuidadoso así que si te pierdes un tercero es porque estás haciendo trampa o eres un idiota y, en ambas circunstancias, no deberías poder competir”.

No puede fallar un control hasta abril de 2020Como sea, Coleman ha acabado compitiendo así que, de momento, se afianza como la referencia de la velocidad mundial en las próximas grandes citas. Eso sí,una espada de Damocles pende sobre su cabeza porque no puede volver a fallar un control hasta el 31 de marzo de 2020so pena de activar de nuevo el proceso de la USADA contra él, esta vez seguro con graves consecuencias.

Coleman es el quinto estadounidense que luce la corona de hombre más rápido del mundo tras Carl Lewis (1983, 1987, 1991), Maurice Greene (1997, 1999, 2001), Justin Gatlin (2005, 2017) y Tyson Gay (2007), devolviendo la supremacía en la velocidad a los ‘cohetes’ de bolsillo, no en balde mide 1,75, lo mismo que Maurice Greene, en contraste con los 1,95 de Bolt, el campeón más alto de la historia.

Coleman y Greene son los únicos atletas que han bajado de 6.40 en los 60 metros, lo que demuestra hasta qué punto han cimentado sus victorias en una salida explosiva, mientras que el ‘Relámpago’ jamaicano machacaba a sus rivales a partir de los 60 metros, cuando alcanzaba su incomparable velocidad de crucero. Ahora falta saber si su reinado es puntual o se prolonga en el tiempo, como el de Bolt. Tokio 2020 le espera y es en los Juegos donde las verdaderas estrellas se consagran. Veremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí