Un piquete de ojos echó a perder la UFC en la CDMX

0
141
alojamiento para wordpress

Hidalgo Sport. Medio Tiempo.- Lo que parecía un regreso triunfal en la UFC, terminó siendo una gran desilusión para el mexicano Yair “Pantera” Rodríguez, quien debido a un accidental piquete de ojo sobre su rival Jeremy Stephens a los 15 segundos del primer asalto, el peleador estadounidense no pudo continuar, por lo que se dio por terminada la pelea con un No Contest por piquete de ojo, en la función estelar de la UFC Fight Night 159.

La decisión del No Contest provocó la molestia de los aficionados mexicanos que de inmediato lanzaron bebidas y objetos al octágono, en protesta a lo que consideraron como un fraude, pues Stephens se quejaba del otro ojo y no en el que había recibido el impacto.

“No esperaba que esto pasara, tengo que dar el beneficio de la duda. Discúlpenme, lo único que puedo hacer es pedirle una disculpa, no fue mi intención”, señaló Yair antes de bajar del octágono.

Con la bendición de sus padres y bajo el tema “Humilde por herencia”, Yair subió al octágono con la misión de demostrar por que la UFC lo recontrato el año pasado, tras la polémica que sostuvo con el dueño de la empresa estadounidense, Dana White.

El apoyo se hacia sentir, los gritos solo apoyaban a uno, al originario de Parral, Chihuahua. El primer asalto se vio interrumpido por varios minutos debido a que Jeremy se quejó de una molestia en el ojo izquierdo, luego de que el Pantera le había rozado el mismo, situación que con la repetición dio mucho de que hablar ya que rápidamente la afición presente se dio cuenta de la magnitud de la acción, por medio de la repetición en las pantallas de la Arena.

Pasaron los minutos y Yair solo caminaba por adentro de la jaula, intentando no desconcentrarse por los abucheos de la gente, quienes ya querían ver la función estelar, pero al mismo tiempo, presionaban al rival gritándole “princesa” y “ehhh puto”, quien no tenía para cuando regresar a la contienda.

Las asistencias médicas subieron a la jaula y al final determinaron dar por suspendida la pelea a los 15 segundo de iniciada. La afición molesta comenzó a arrojar vasos llenos de cerveza, palomitas y cualquier cosa que tuviera a su alcance hacia el estadounidense, quien tuvo que bajar del ring protegido por la seguridad de la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí