Se suma UAEH al Plan de Fomento a la Lectura y Escritura

0
35

Hidalgo Sport.-La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) firmó el convenio general de colaboración con la Secretaria de Cultura, para impulsar conjuntamente el Plan de Fomento a la Lectura y Escritura, donde los estudiantes de esta casa de estudios, a través de las prácticas profesionales y servicio social, podrán impartir talleres en las Bibliotecas Públicas para formar nuevas generaciones lectoras y con pensamiento crítico.

El rector de la UAEH, Adolfo Pontigo Loyola, señaló que este convenio general representa para la Autónoma de Hidalgo, “una vocación histórica de la educación mexicana”, para contribuir al cambio positivo del país.

El director general de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura, Marx Arriaga Navarro, explicó que la instancia que representa estructuró una campaña de fomento a la lectura permanente mediante la reactivación de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, donde los alumnos de Instituciones de Educación Superior estatales, a través del servicio social o sus prácticas profesionales, desarrollen talleres de fomento a la lectura en los espacios bibliotecarios.

El secretario general de la UAEH, Agustín Sosa Castelán, señaló que este convenio general tiene por objetivo establecer las bases, términos y condiciones para que ambas instituciones colaboren de forma recíproca para el desarrollo del Plan de Fomento a la Lectura y Escritura; así como establecer acciones que giren en torno a seminarios de investigación, que promuevan la sistematización de datos sobre el fomento a la lectura y escritura en espacios bibliotecarios públicos.

En su participación en el marco de la firma del convenio el director general Marx Arriaga manifestó que los datos más recientes registrados en el módulo de lectura del INEGI señalan que 42 por ciento de los encuestados aseguró haber leído un libro en los últimos 12 meses.

Subrayó que en México se leen 2.5 libros al año, por gusto. Sin embargo, los resultados de las evaluaciones nacionales e internacionales, que miden las competencias lectoras de los alumnos mexicanos demuestran lo contrario.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), que evalúa hasta qué punto los alumnos cuentan con conocimientos necesarios para la participación plena en la sociedad del saber, refleja que México presenta un atraso sustancial en las competencias lectoras de los alumnos, quienes obtuvieron un promedio de 423 puntos, por debajo del promedio de 493 puntos de la OCDE, y sitúa al país a un nivel similar al de Bulgaria, Colombia, Costa Rica, Montenegro, Trinidad y Tobago, y Turquía.

Según la Unesco, México ocupa el penúltimo lugar mundial en hábitos de lectura de 108 países evaluados, con un promedio de dos por ciento de la población que acostumbra leer permanentemente.

Ante ese panorama, Arriaga Navarro enfatizó que este convenio coadyuvará a posicionar a México en mejores lugares en estas pruebas, y resaltó que es tarea pendiente priorizar los programas de fomento a la lectura, pues aunque se reconocen diferentes campañas para promover la lectura, no han impactado en los índices internacionales de diferentes organismos que miden este índice.

Marx Arriaga expuso que la Dirección General de Bibliotecas diseñó una plataforma donde la Dirección General de Bibliotecas capacitará a distancia a los estudiantes universitarios, que posteriormente podrán atender a alumnos de educación básica.

Esta capacitación consta de 12 sesiones semanales de dos horas cada una, a lo que se suma 12 horas de práctica de los universitarios en las bibliotecas públicas, atendiendo a grupos reducidos de alumnos de educación básica, abundó.

De esa forma, cada taller está diseñado para cubrir 48 horas teórico-prácticas; así, al desarrollar 10 talleres, los alumnos de las Universidades cubrirán sus 480 de servicio social, fomentando la lectura en todo el país. Con este convenio, agregó, se reactivará la Red Nacional de Bibliotecas Públicas por medio de los talleres que impartan los universitarios y se empoderará a la comunidad universitaria del país.

Además, con base a la información recabada por los universitarios, la Dirección General de Bibliotecas diseñará un repositorio de evidencias así como libros para repartir en las bibliotecas del país, asumiendo la necesidad de diferentes acervos, de acuerdo con cada región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí