Cristiano elimina al Atlético, City se da paseo con Schalke

0
73

Hidalgo Sport. Televisa.- Cristiano Ronaldo se volvió a aparecer al Atlético de Madrid como ese espíritu que te ronda y no te deja descansar, esta vez volvió a aparecerse al cuadro colchonero, pero no en la Liga española, mucho menos con el uniforme del Real Madrid, esta vez con un hat trick y con la playera de la Juventus.
El delantero y astro lusitano hizo más goles que lo que había hecho en la fase de grupos, con 3, suficientes para que La Vecchia Signora ganara 3-0 en Turín en el juego de vuelta de Octavos de Final de la Champions League para un global de 3-2, ya sí instalarse en los Cuartos de Final.
Gol anulado a la Juventus y todo Turín temía lo peor; si ya de por sí se avanzaba en contrapicada, la anulación generaba tensión y nervios por una prematura eliminación; sin embargo, Cristiano Ronaldo marcó al 27’ y las aguas turbias se apaciguaron.
El dominio del balón era monumental por parte de los bianconeri, pero eso no es garantía en el futbol moderno; sin embargo, no cualquier equipo cuenta con Cristiano Ronaldo. Descanso y ventaja de sólo un gol, el segundo tiempo era determinante.
Comenzó la parte complementaria y no había disparos al arco con tensión, ni balonazos a los postes, tampoco más jugadas polémicas. Eran llegadas certeras, aniquiladoras. Primero, al 48; con un pase de Joao Pedro que definió CR7 a 3 minutos de que se reanudara el partido.
El cronómetro avanzaba y todo parecía destinado a irse a la prórroga; los del Cholo Simeone apenas lograron sacar un par de disparos desvíados en el complemento, contrario a la Juventus, echada al frente, con el 62.2 por ciento de la posesión de la pelota y con la portería como objetivo número uno antes de otra cosa.
Fue al minuto 86 cuando se marcó un penal por falta de Ángel Correa sobre Bernardeschi y que Cristiano Ronaldo cobró afinado para el 3-0, pizarra definitiva, sin más que agregar en el juego, con pocos minutos para levantar un ánimo colchonero devastado y, seguramente, con un Gianluigi Buffon disfrutando o arrepintiéndose desde París de haber mudado de Turín a la ciudad luz.
MANCHESTER CITY VS SCHALKE
El juego de vuelta de los Octavos de Final de la Champions League fue un mero tramite para el Manchester City, que no se tentó el corazón y goleó 7-0 al Schalke alemán (10-2 global), para sellar su pase a la siguiente ronda.
Goles de Sergio Agüero (35′ y 38′), Leroy Sané (43′), Raheem Sterling (56′), Phil Foden (78′) y Gabriel Jesús (84′), le dieron forma al triunfo de los Citizens para acceder a los Cuartos de Final por tercera ocasión en los últimos cuatro años.
Al equipo de Pep Guardiola se le está poniendo cara de favorito para ganar la Champions por primera vez en su historia. En su tercer intento con los británicos, el técnico catalán ha conseguido un equipo mejor ensamblado, con más garantías en defensa y con el mismo mordiente en ataque. Los Citizens demostraron su potencial sin aspavientos.
Bien es cierto que enfrente estaba un Schalke en horas bajas, con una mala racha en Liga, donde no gana desde el 20 de enero, y con la sensación de tener que levantar una empresa hartocomplicada tras el 2-3 de Gelsenkirchen. Al cuarto de hora se ratificó dicha sensación y a diez minutos del descanso llegó la confirmación, todas ellas en botas de Agüero.
El ‘Kun’, que este martes se convirtió en el duodécimo máximo anotador en toda la historia de las competiciones europeas, avisó con un disparo a la madera y logró el 1-0 tras un penalti de Bruma sobre Bernardo Silva. El argentino se atrevió a tirarlo a lo ‘panenka’ y echó tierra sobre su rival, cuya reacción no existió en ningún momento.
Rozando el 80% de posesión, el City no dejó de buscar la portería contraria con tal de agrandar la cuenta. Agüero, gracias a un taconazo de Sterling dentro del área, fusiló a Fährmann para colocar el 2-0. Un gol que tuvo que ser revisado de forma exhaustiva por el VAR después de que el árbitro y la sala de vídeo estuviesen pensando dos minutos y medio.
El gol subió al marcador y también subió el de Leroy Sané apenas 80 segundos después. Un pase exquisito de De Bruyne habilitó al germano en el costado izquierdo y éste, en lugar de ceder el cuero a Agüero, que entraba libre de marca, decidió definir por su cuenta con un resultado más que positivo. El 3-0 clausuraba cualquier despertar de su rival.
En la segunda mitad, el equipo celeste no detuvo la maquinaria y continuó con la misma hoja de ruta, como si tuviese la necesidad de añadir goles y goles a su cuenta. A los 50 minutos Sané -que ya había marcado- desperdició un mano a mano muy claro y, en la jugada siguiente, decidió cambiar de registro para que su equipo lograse el cuarto de la noche.
El germano regaló el balón a Sterling, que la estampó en la escuadra opuesta. A 20 minutos del final, el mismo arquitecto de la jugada construyó el quinto de la noche. En esta ocasión sacó tajada Bernardo Silva con un lanzamiento ajustado a la base del poste. Pero todavía le quedaba una más.
La tercera y definitiva asistencia de Sané la aprovechó el joven centrocampista Phil Foden, recién entrado al campo, que regateó con maestría al portero del Schalke para alcanzar la media docena.
Gabriel Jesús, con la ayuda de Fährmann, cerró la fiesta con el séptimo. El partido terminó sin más goles y con un City cargado de confianza para seguir soñando con hacer algo grande esta temporada en Europa.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí