El Porto pierde en penales Copa de la Liga vs el Sporting

0
28

Hidalgo Sport. Marca.- El Sporting se proclamó campeón de la Taça de la Liga, al vencer en los penaltis al Oporto (1-3) después del empate 1-1 al término de los 90 minutos. Los Dragones continúan con su maldición en esta competición puesto que nunca la han ganado en toda su historia, mientras que los ‘Leones’ conquistaron su segunda consecutiva. Fernando Andrade adelantó al Porto a diez minutos del final, pero Dost empató en el tiempo añadido en un penalti de Óliver que señaló el VAR. Iker Casillas fue suplente en la final, al ser una competición en la que Sergio Conceiçao apostó por el suplente Vaná.
El Oporto sigue sin saborear el éxito en la Taça de la Liga desde que se creó este torneo en Portugal. Después de dos subcampeonatos, en la edición del 2019 estuvo más cerca que nunca de romper esa maldición. Pero el VAR se lo impidió en el último suspiro, cuando ya se veía levantando el trofeo. Un penalti de Óliver a Diaby, que no ofreció dudas, dio el empate al Sporting y llevó el partido a la tanda de penaltis. En esa definición el Oporto no estuvo a la altura, con tres fallos de Militao, Hernani y Felipe. Sólo Alex Telles transformó su lanzamiento. En el Sporting marcaron Dost, Bruno Fernandes y Nani, por el error de Coates.
El encuentro fue muy trabado, con muchas interrupciones desde el principio. El Sporting fue más eléctrico en una primera parte en la que rozó el gol en los disparos de Nani y Bruno Fernandes que se marcharon desviados. Los ‘Dragones’ sólo respondieron en un cabezazo de André Pereira por encima del larguero. Eso sí, fue la ocasión más clara del primer acto.
En la reanudación, el Oporto fue superior sin conceder ocasiones. Héctor Herrera dominó el centro del campo, dando más libertad a creadores como Brahimi que empezó a aparecer más cerca del área. Felipe tuvo el gol en un cabezazo que desvió Renan Ribeiro en la parada de la noche. Sergio Conceiçao hizo una modificación decisiva. La entrada de Fernando Andrade por André Pereira dio más dinamita al ataque. El brasileño marcó el 1-0, demostrando su olfato. Un disparo desde fuera del área de Héctor Herrera no lo atrapó el portero del Sporting. Ese regalo no lo desaprovechó el atacante recién incorporado del Oporto.
El Sporting se quedó sin ideas y sin fuerzas. El partido lo tenía perdido. Hasta que un balón al área que no suponía ningún peligro, acabó con ese penalti innecesario de Oliver que supuso la condena para el Oporto. Dost no falló y los penaltis sonrieron a un Sporting que logró su segunda Copa de la Liga, lejos de sus vecinos del Benfica que suman siete, pero teniendo más que su rival en Braga que se queda a cero y viendo cómo se le escapó el primer título de la temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí