Empieza con ‘Roma’ el festival zapatista de cine

noviembre 3, 2018 Publicado por  
Archivado bajo Espectáculos

Hidalgo Sport. Agencias.- Roma, dirigida por Alfonso Cuarón, inauguró formalmente el primer Festival de Cine Puy ta Cuxlejaltic (Caracol de nuestra vida), en la comunidad zapatista de Oventic, Chiapas. La cinta se exhibió en la categoría Ah, ¿te cae?, una colonia ciudadana en las montañas del sureste mexicano.
El certamen incluyó reconocimientos a la productora Bertha Navarro, a los cineastas Paul Leduc y Alfonso Cuarón, al diseñador de arte Eugenio Caballero, a la protagonista de Roma Yalitza Aparicio y a su productor Nicolás Celis. También se dio una distinción al equipo de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México, que recibió su director Hugo Villa.
Conmovida, Bertha Navarro dijo: Para nosotros es un privilegio presentarles nuestras películas. Estamos muy emocionados por compartirlas con ustedes. Navarro fue la encargada de recoger el galardón La Claqueta otorgado a Paul Leduc, quien estuvo ausente.
Después llegaron los reconocimientos para Roma.Micrófono en mano, el subcomandante Galeano agradeció y reconoció el enorme esfuerzo que Alfonso Cuarón, Gabriela Rodríguez, Eugenio Caballero y Nicolás Celis hicieron para que la famosa cinta se exhibiera en la comunidad zapatista.
La condecoración especial El Caracol fue para Yalitza Aparicio, quien la recibió de manos de la capitana insurgente Ericka, quien fue trabajadora doméstica.
Eugenio Caballero, quien también recibió una distinción Claqueta, dijo que el mensaje de que Roma haya llegado a una comunidad zapatista antes que al gran público, es muy bueno y muy coherente, porque la película muestra la profunda desigualdad que hay en la sociedad mexicana, de clases y racial, muy grande.
Agregó que “Roma tiene una postura, y parte de eso es poder traerla aquí, aprovechar estas otras miradas, que es lo que me interesa de este festival. Nosotros hemos presentado la película en distintos países y públicos; cada uno la asimila de manera distinta, y aquí en Oventic fue una oportunidad muy especial”.
En tanto, Yalitza Aparicio aseguró que para ella fue muy importante venir a presentar la cinta, a participar aquí con todos los zapatistas porque hay muchas películas que se encuentran en la misma situación.
Otro de los asistentes al Festival de Cine Puy ta Cuxlejaltic fue Juan Villoro, quien, sobre hacer este encuentro en una comunidad zapatista, dijo: No hay ninguna cinemateca ni festival en México que pueda proponer una selección de películas de este tipo; este festival es muy incluyente y creativo. Los zapatistas nos han enseñado que pueden utilizar muchos medios de expresión artística, todas las formas de arte han sido parte su expresión. Esta actividad es otro resultado positivo de la lucha zapatista vinculando cultura, comunicación y política.
Concretarlo, agregó, “me parece una idea extraordinaria. Cuando estuvimos en abril en El semillero prohibido pensar se exhibieron únicamente cuatro películas que tuvieron muy buena respuesta. Las comunidades zapatistas están haciendo mucho cine y han encontrado que es un medio en el que se expresan con mucha elocuencia. Como resultado de ese semillero y de la experiencia de las comunidades se dio la idea de que hubiera un certamen de cine de estas comunidades indígenas y de creadores de otros lados que han tocado temas como Roma, historia de una indígena en el centro de una colonia media de Ciudad de México”.
Ana y Bruno roban el aliento
En la carpa de cine infantil del Festival de Cine Puy ta Cuxlejaltic las risas, el pasmo y la sorpresa se apoderaron de los niños y de muchos adultos que asistieron a ver el largometraje Ana y Bruno, de Carlos Carrera. Las expresiones ¡guau! fueron constantes durante la exhibición, y en varias ocasiones los niños se llevaron las manos a la boca, como cuando alguien quiere reprimir un gran susto o una gran alegría; abrían los ojos al máximo sin perder detalle de la odisea que emprende Ana en la cinta o jalaban una enorme bocanada de aire cuando Ana y Bruno se conocen.
Otros trabajos proyectados fueron la versión restaurada de Reed, México insurgente, dirigida por Paul Leduc, que llenó la sala principal –con capacidad para 2 mil personas– y la de niños, rebautizada la 3D, no porque cuente con esta tecnología, sino porque tiene tres pantallas.
El Festival de Cine Puy ta Cuxlejaltic en Oventic se extenderá hasta el 15 de noviembre y exhibirá alrededor de una cincuentena de largometrajes.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport