Muñiz-Huberman dedica galardón al exilio

0
23

Hidalgo Sport. Agencias.- En una ceremonia realizada en el salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto entregó ayer los premios nacionales de Artes y Ciencias 2018, así como los de Tecnología e Innovación (estos últimos a varias empresas mexicanas).
Fue el último acto en ese rubro que encabeza el mandatario, quien dijo que como ‘‘van restándose días a lo que queda a esta administración, es que hoy en este espacio se juntaron tres premios”.
Añadió que los galardones dedicados a los creadores e intelectuales de México ‘‘reconocen la libertad de pensamiento y la libre manifestación de las ideas, como condiciones indispensables de todo proceso de creación y de investigación.
‘‘Con esta convicción, este gobierno ha sido absolutamente respetuoso de la libertad de creación literaria, artística y científica, lo mismo que de la libertad de cátedra e investigación. En las diversas expresiones artísticas e intelectuales, el pensamiento crítico se ha ejercido sin censuras ni limitaciones.
‘‘De cara al futuro, los convoco a seguir ejerciendo su libertad creativa y, sobre todo, a continuar enriqueciendo el patrimonio científico, tecnológico y cultural, que distingue a México ante el mundo entero.”
Mientras haya fuego eterno los pueblos no se apagarán
En nombre de los galardonados con los premios nacionales de Artes (la coreógrafa Rossana Filomarino, el historiador Salomón Nahmad y la maestra de la etnia kiliwa Leonor Farldow), la escritora Angelina Muñiz-Huberman ofreció unas palabras.
Dedicó su galardón ‘‘a quienes, provenientes de diferentes exilios, se integraron a México en épocas difíciles y aquí encontraron un hogar dónde desarrollar sus vidas y quehaceres, ayer y hoy”.
México, continuó Muñiz-Huberman, siempre ha sido ‘‘un país solidario y generoso, con los brazos abiertos”.
La ensayista afirmó que ‘‘los pueblos no se destruyen, yacen en nuestro interior, y mientras haya aliento, como un fuego eterno, no se apagarán (…) Así hoy, en este peregrinaje por el espacio y el tiempo, somos descendientes de antiguas tradiciones en las que el arte, la filosofía y la ciencia nunca han desaparecido; y donde la chispa de la divinidad, según el filósofo Maimónides, ha estado presente en cada uno de los seres humanos.
‘‘Los hoy galardonados nos comprometemos a seguir adelante hacia nuestros ideales con voluntad y responsabilidad, sin olvidar que nuestro quehacer primordial es el aprendizaje del amor por México, aprendizaje diario, difícil y poderoso”, dijo la narradora.
Muñiz-Huberman terminó su intervención con un poema que, añadió, resumía lo antes dicho: ‘‘Y un día acepté el paisaje. Las montañas, siempre las montañas. El lago del recuerdo, que hubo, que ya no hay. Los volcanes al oriente, los volcanes siempre. Los volcanes al oriente. La punta de nieve ya blanca, ya breve, el sol que se pierde en ella.
‘‘Árboles lejanos, de tan lejanos, olvidados. No hay agua que corra. No hay agua que brote, sólo el agua que cae, que limpia, que arrastra, que reverdece. Y acepté el paisaje.
‘‘El paisaje que no era mío, que me encerraba en cuatro paredes; que me daba alta prisión, con sólo el escape del cielo, y tal cual nube para sentirme mejor.
‘‘Qué hacer si el paisaje no era mío. Qué hacer si nací de cara al mar, si el mar desgastado había arrastrado la arena y, con ella, los recuerdos conjurados.
‘‘Si la memoria no guardó nada, si el olvido era línea con fin. Y, sin embargo, durante años, creer en el olvido, en la tierra perdida, en el mar que lloraba, en la imagen sellada, hasta que ya no se puede más, porque un día ya no se puede más.
‘‘Y, entonces, al abrir la ventana, ves el alto perfil, la nieve en los volcanes, los árboles lejanos, y ese día, ese día, aceptas el paisaje.”
Por parte de los científicos premiados (la matemática Mónica Alicia Clapp Jiménez y el médico Carlos Alberto Aguilar Salinas, del área de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales, y el ingeniero Ricardo Chicurel Uziel), habló la doctora Leticia Myriam Torres Guerra, galardonada en el rubro de Tecnología, Innovación y Diseño.
La investigadora en materiales cerámicos agradeció a su alma mater, la Universidad Autónoma de Nuevo León, ‘‘por su decidido impulso a la ciencia y tecnología, respondiendo a los retos y necesidades de la sociedad y del mundo globalizado”.
Dijo que es fundamental realizar, de manera constante, la transferencia de los conocimientos generados, ‘‘en colaboración con el sector productivo, para que permitan proponer soluciones novedosas a problemas prioritarios nacionales.
‘‘Para lograr lo anterior, se requiere incrementar las inversiones, tanto del sector productivo, como del gobierno federal, para la implementación de fuentes alternas de energía, y la producción sustentable de combustibles renovables y limpios.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí