‘Black Power’ fue por derechos humanos

octubre 13, 2018 Publicado por  
Archivado bajo Especiales 2

Hidalgo Sport. Medio Tiempo.- Apenas habían pasado 10 días de la masacre. Una cruel matanza a estudiantes se había gestado previa a los Juegos Olímpicos de 1968 y el gobierno mexicano hizo hasta lo imposible por ocultárselo al mundo; una maniobra efectiva, al grado que ni atletas como Dick Fosbury, quien entonces cursaba la universidad al igual que las víctimas, estaba enterado de la noticia.
El joven de 21 años logró colgarse la Medalla de Oro en salto de altura gracias a su marca de 2.24 metros, conseguida gracias a su revolucionaria técnica. Pero durante su estancia en México, no se topó con una sola noticia que le revelara lo acontecido en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco unos días atrás.
“Nosotros no sabíamos nada porque la prensa estaba presionada por el gobierno para cubrirlo, yo no hablaba español así que no leí nada sobre los disparos en la plaza. Hace 10 años fui al museo, vi la placa y cuando volví a casa fue que aprendí que los estudiantes fueron asesinados por protestar. Me preocupé por la imagen del mundo cuando vinimos a México, fue un grave error, un terrible error, nadie merece morir cuando protesta por los derechos humanos”, comentó el oriundo de Oregon, Estados Unidos durante la conmemoración del 50 aniversario de México 68.
Conocer a diversos atletas de casi cada rincón del mundo le dio una perspectiva más humana a Fosbury, quien se solidarizó con las diversas manifestaciones que se suscitaron en aquellos Juegos.
“Black Power es un error, está en un lenguaje erróneo. Tommie Smith y John Carlos se subieron al podio a protestar como parte de un movimiento, un movimiento olímpico por los derechos humanos, estábamos protestando no por una raza, no por negros, ni cafés, amarillos, blancos, sino por toda la gente que enfrentara discriminación. Así que sí, se malentendió el Black Power porque por supuesto que protestaban por negros estudiantes, atletas negros, pero lo hacían por derechos humanos”, explicó el creador del Fosbury Flop, el salto de espaldas que popularizó en México.
“Lo apoyé, incluso en el podio, después de que sonó mi himno nacional y se izó la bandera, la gente ovacionaba, todos estaban celebrando, sorprendidos por mi técnica con la que pude ganar, pero yo mostré con los dedos la ‘V’ de la victoria, la señal de la paz y solidaridad por los derechos humanos y yo estaba sonriendo, por supuesto, estaba feliz”.
Al cabo de unos años, Dick se convirtió en ingeniero civil, pero esos Juegos Olímpicos forjaron en él un carácter altruista y dedicó su vida a desarrollar obras en beneficio de la gente. Siempre afín con las minorías y en contra de las injusticias.
“La lucha sigue porque nosotros no tenemos libertad para todos, aún tenemos corrupción en el gobierno, tenemos corrupción en negocios, en deportes, es una batalla constante, un pelea constante que tenemos que sobrellevar, empecemos con los niños, con la educación, enseñarles como ser fuertes, ellos no ganan si engañan, ganan si son honestos incluso si pierden. No renuncien a sus sueños pero siempre hagan lo correcto. En México 68 éramos atletas limpios que querían inspirar a la juventud, que vivan sus vidas, sean honestos y felices”.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport