El Munich pierde la brújula ante el Herta Berlín; 2-0

septiembre 28, 2018 Publicado por  
Archivado bajo Futbol Internacional, Módulo inferior, Noticias

Hidalgo Sport. Marca.- La caída del muro de Berlín supuso el inicio de la disolución de la Unión Soviética. Ahora, casi tres décadas después y, en términos futbolísticos, el alzamiento del muro berlinés en el Olímpico puede suponer el principio del fin de la hegemonía muniquesa (el Bayern suma seis Ensaladeras consecutivas) en el fussball… aunque queda mucho para que ello suceda y el rodillo bávaro es capaz de revertir la situación. Pero, lo cierto es que el Hertha logró doblegar al Bayern (2-0) en un encuentro que supone el segundo tropiezo consecutivo de los bávaros en una semana y compartir liderato con el club berlinés.
Los de Kovac no salieron bien en los primeros minutos. Una tónica a la que parecen malacostumbrados esta temporada. El pésimo inicio de los bávaros les costó caro. El Hertha se adueñó del balón, una nueva nada común en los enfrentamientos en los que participa el Bayern, y con él, poco a poco, empezó a generar peligro. El equipo revelación en el inicio de la Bundesliga (marchaban quintos antes del encuentro) hizo correr detrás del balón a los jugadores muiniqueses… algo a lo que no están muy habituados.
Como inusual fue el primer gol del Hertha, que tanto llamó a la puerta de Neuer en los primeros minutos que la acabó tirando abajo. Duda puso un balón teledirigido a la cabeza de Ibisevic. El delantero bosnio remató y Neuer despejó. Con el balón desviado apareció Kalou y Boateng fue abajo. El central germano derribó a Salomon y, haciendo alusión al rey que comparte apellido homófono con el africano (uno lleva acento y otro no), el colegido impartió justicia y señaló la pena máxima. Ibisevic le ganó el duelo al portero del Bayern y puso el primero en la cuenta del Hertha y el cuarto en su bolsillo (segundo máximo goleador de la Bundesliga).
La reacción del rodillo bávaro no tardó en llegar. Alaba ganó, por primera vez en la noche, a su defensor y puso un balón tenso y raso al corazón del área berlinesa. Ahí apareció Robben en lo que parecía su cita con el gol. Pero, incomprensiblemente el holandés falló a puerta vacía. Un error que tendría consecuencias.
Pocos minutos después de la ocasión malograda por los bávaros volvió a aparecer Kalou. El africano recogió el cuero en la derecha fijó a a Alaba y filtró un balón preciso a la línea de fondo donde llegó Valentin Lazaro como una exhalación para poner atrás el esférico. Odrej Duda apareció y remató a placer. Un gol que sembró la ‘Duda’ en bando muniqués y que aúpa al eslovaco como máximo artillero de Alemania. Con el 2-0 decorando el luminoso del Estadio Olímpico de Berlín se puso punto y final a los primeros 45 minutos.
En la segunda parte el Bayern salió agresivo, con intenciones de ahogar al Hertha en su campo y firmar una remontada, de esas que dan títulos a la postre. Kovac movió el banquillo para intentar la nada fácil machada que tenían por delante. Metió a Müller en busca de orgullo e intensidad y pareció surtir efecto. Lo intentó Kimmich desde lejos. Luego, en el 56′, Renato Sanches, tras varios recortes en la parcela central, pero el disparo del luso salió muy desviado.
El técnico del Bayern también dio entrada a Gnabry, en busca de ese soplo de aire fresco que revolucionara el partido. Y, a los pocos minutos provocó un córner que casi pone el primero en la cuenta bávara. Kimmich cerró el golpeo tanto que obligó a Kraft a sacar una mano prodigiosa que privó del remate a un Lewandowski que ya estaba a la caza en boca de gol.
Los minutos corrían y el Bayern seguía estrellándose una y otra vez ante la defensa berlinesa. Las ocasiones se sucedían y ninguna lograba asestar el primer golpe. Gnabry lo intentó en el 74′ con un remate desviado que pasó rozando el palo. En el 78′ Lewandowski estuvo cerca de encontrar una fisura y poner el primero, cabeceó perfecto picado, abajo y fuerte… pero volvió a aparecer Kraft para echar el cerrojo en la portería del Hertha. Los últimos 10 minutos fueron un auténtico acoso muniqués sobre la portería berlinesa. Pero, nada fue posible en una noche en la que el Bayern se estrelló con el muro de Berlín.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport