México pierde la brújula en las selecciones juveniles

0
90
alojamiento para wordpress

Hidalgo Sport. Marca.- El presente de la selección mexicana de fútbol es inestable. No solo por el tema del timonel de la selección mayor y la novela del banquillo protagonizada por la Federación y Juan Carlos Osorio, sino porque las selecciones juveniles han caminado sobre arenas movedizas en los últimos años, alejándose de los buenos resultados que se tuvieron a inicios de este milenio, siendo el último episodio la sorpresiva eliminación en la fase de grupos de los Juegos Centroamericanos.
Se podría decir que de 2005 a 2015 se vivió la época dorada de las selecciones nacionales. Si bien el quinto partido del Mundial sigue siendo un objetivo fallido para el Tri mayor, se logró ganar dos veces el Mundial sub 17 (2005 y 2011, además de un segundo lugar en 2013 y un cuarto en 2015), el oro en Londres 2012 (categoría sub 23), un tercer lugar en el Mundial sub 20 de 2011 y el título del torneo Esperanzas de Toulon de 2012. Logros inauditos para la selección mexicana, pero en los últimos tres años las lágrimas de alegría fueron sustituidas por lágrimas de tristeza.
Desde 2015 a la fecha, las selecciones no han estado a la altura del pasado, acumulando malas actuaciones a diestra y siniestra. Comenzando con el Mundial sub 20 de 2015, celebrado en Nueva Zelanda, en donde la generación de Chucky Lozano, Víctor Guzmán, Erick Gutiérrez y Orbelín Pineda no pudieron salir del grupo que compartieron con Mali, Serbia y Uruguay.
Una generación que fue base para los Juegos Olímpicos de Río 2016, en donde no se pudo refrendar el oro de cuatro años antes al quedarse de nuevo en la fase de grupos ante Corea del Sur, Alemania y Fiji.
Pero no es la única generación que la ha pasado mal. En la categoría sub 17, en el Mundial de Chile de hace un año, se cayó en octavos de final tras pasar arrastrando la cobija la fase de grupos, al ser el último tercer lugar del sector y pese a tener a una de las joyas del fútbol azteca, Diego Lainez.
Ese mismo año se jugó el Mundial sub 20. El Tri compartió grupo con Vanuatu, Alemania y Venezuela, y de no ser por un triunfo 3-2 sobre la hora contra Vanuatu, México se habría ido para casa al finalizar la fase de grupos a pesar de contar con jugadores que Osorio en su momento llamó al Tri mayor, como Edson Álvarez y Alejandro Mayorga.
Mejoraron al pasar de ronda, en donde eliminaron a Senegal en octavos, pero cayeron ante la eventual campeona, Inglaterra, pese a jugar los últimos 20 minutos con un hombre de más.
Resultados que generan incertidumbre pensando en el futuro de la selección mayor, ya que únicamente seis de los 23 que fueron a Rusia 2018 tendrían menos de 30 años en Qatar 2022. Si bien algunos pueden llegar con más de 30 años y seguir rindiendo, la realidad es que la generación de futbolistas está añejando y el relevo generacional no ha dado muestras de estar listo para tomar la batuta del Tri mayor para el siguiente Mundial, sin considerar el de 2026, en el que se será sede.
Tarea para Yon de Luisa y la nueva directiva de la Femexfut, quienes recientemente tomaron posesión, y deberán reencaminar para que la selección mexicana regrese al nivel visto en el pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí