DESDE EL RELOJ AL KREMLIN… Los tres leones

0
55
alojamiento para wordpress

Hidalgo Sport. Luis Carlos León.- Los tres leones que tiene Inglaterra en el pecho representan a reyes de hace casi mil años, el primer león representa al Rey Enrique III, quien ascendió al trono en 1154 d.c. y tenía como escudo de armas un león de oro armado, lampasado de azur y de gules. Los dos restantes son gracias a Ricardo I, al que le apodaban “corazón de león” y por ello su escudo de armas contenía a dos leones dorados enfrentados entre sí.
Los tres leones han sido desde el inicio del fútbol moderno el emblema de Inglaterra y lo mostraron en el primer partido internacional que sostuvieron en 1872, cuando se enfrentaron a Escocia en uno de los primeros encuentros entre selecciones en la historia del deporte, y que dio origen a una de las rivalidades con más ahínco del fútbol.
Pareciera que estos leones acompañados por diez rosas que se encuentran en el escudo de la Football Asociation reencarnaron en Rusia 2018 de la mano de tres futbolistas por demás excepcionales, Jordan Pickford, Jordan Henderson y el capitán Harry Kane, quienes han liderado a su país a las semifinales de un Mundial después de aquella derrota por penales frente a Alemania en Italia 1990.
En otras ocasiones Inglaterra presentaba un once inicial que destacaba por sus nombres rutilantes y por demás despampanantes en todas las posiciones del campo, desde John Terry, Rio Ferdinand, Gary Neville y Ashley Cole en la defensa; Frank Lampard, David Beckham y Steven Gerrard en la media cancha; y Wayne Rooney, Joe Cole y Paul Scholes en el frente de ataque, pero no se generó nada durante sus tres oportunidades juntos.
Como una maldición, las generaciones pasaban y los futbolistas brillantes se retiraban, el primero en caer fue Neville y le siguieron Ferdinand, Scholes, Beckham y Gerrard. Ahora en activo quedan muy pocos, compitiendo a un nivel muchísimo menor, pero ante todo opacados por no poder ser parte de la historia de los tres leones.
La renovación tardó en llegar y aparecieron Delle Alli, Henderson, Kane, Sterling, Cahill, Stones, como una camada que buscaba quitarse la sábana de la cabeza y empezar a escribir su propio capítulo dentro del libro del futbol inglés, de los inventores del fútbol moderno.
Así como Ricardo Corazón de León combatió en la tercera cruzada durante la primera mitad del primer milenio durante campañas en Sicilia y defendiendo Normadía, pareciera que hay tres leones que quieren comerse al mundo mientras corren con el lienzo blanco pegado a la piel y con Isabel II en la mente.
Las cruzadas que Inglaterra tuvo que sortear fueron campañas duraderas, pero que supieron sacar adelante. Triunfaron ante el pelotón panameño, le ganaron la batalla a la armada tunecina y perdieron una en contra de Bélgica, aun así lograron continuar en la guerra y pudieron ganar después de una larga batalla ante la fuerza colombiana y lograron sacar la casta ante los guerreros suecos que habían eliminado al batallón suizo.
Queda la batalla más importante para el representativo más antiguo de la historia de este deporte, y será contra una raza balcánica que hace 20 años ya dio de qué hablar. Es aquí en donde esos tres leones se conviertan en 11 y puedan sacar el corazón por delante ante una Croacia que luce sobria, pero endeble.
Ricardo y Enrique dieron tres leones al escudo, y se le añadieron diez rosas que son símbolo de otra dinastía antiquísima en la isla, pero Kane y compañía deberán quitarse las rosas y tener el corazón de león para poderle llevar la copa a un país tan orgulloso de su invención y tan desafortunado en palmarés.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí