Los números acusan final de ciclo de Diego Alonso

0
66

Hidalgo Sport. Francisco Lozada.- Los números no mienten, es decir, matemáticamente los Tuzos tienen posibilidades de meterse a la fiesta grande de la Liga MX, pero el caso es que ahora dependen de lo que hagan los equipos que van arriba, en las 5 fechas restantes de la temporada.
El panorama es tan simple y tan complejo, que los pupilos de Diego Alonso tendrían que ganar cuando menos 12 de los 15 puntos en disputa, en espera de resultados tan ajenos, pero tan comprometidos.
La situación es que el Pachuca no termina de convencerse ni así mismo, por la decadencia en su futbol dinámico, espectacular y efectivo de hace una temporada, con un plantel muy bien reforzado, con contrataciones de primer nivel, que no han terminado de encajar.
Resulta increíble que de un torneo a otro, se les olvide practicar o desarrollar un estilo, un sistema bien definidos, que han sido reconocidos y destacados por los especialistas de los medios, incluso, como ejemplo para otros equipos.
De aquí se derivan las dudas, las especulaciones de que hay algo más interno y que obviamente, va contra el técnico, de quien los aficionados han pedido su cabeza en el mismo estadio y en las redes sociales, porque ya terminó su ciclo.
Por situaciones lógicas, este no es momento para hace un cambio de entrenador, y por lo tanto, se debe cumplir primero con los compromisos que se tienen en puerta: La Liga MX, la Copa y el Mundial de Clubes.
El panorama no es nada claro, y mucho menos prometedor para aspirar a uno de los tres títulos, de acuerdo a como viene actuando el equipo, pero sí es necesario hacer un análisis, una evaluación a fondo y una planeación a futuro, ya en busca de quien tomará las riendas.
Retornando a los números, sólo es preciso recordar que los Tuzos suman 7 derrotas, un empate y 4 triunfos, que los ubica en la posición 13 de la clasificación general, con 17 goles a favor y 19 en contra, sólo 4 menos que Lobos BUAP, como la defensiva más goleada.
Todo esto es un reflejo claro de lo que sucede en el interior del equipo, no sólo en la cancha, de ahí que las esperanzas son mínimas y realistas; sencillamente hay llegar al fondo y aterrizar con los cambios que sean necesarios, ya que todo esto también repercute en la seguridad y evolución de los mismos canteranos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí