Actitud, madurez y modales, los retos de Chucky

0
63
alojamiento para wordpress

Hidalgo Sport. ESPN.- Jan Westerhof contribuyó en la formación de Hirving Lozano en las Fuerzas Inferiores del Club Pachuca y si algo tiene presente son las actitudes con que llegó el jugador a la Universidad del Futbol, una institución de vanguardia que se ubica en la Bella Airosa.
Manifestó que hay aspectos en la personalidad de Lozano que generan que sea intermitente en su juego.
“Pasaba con él muchas veces y en 85 minutos no hacía nada, no hacía los regresos, no participaba, no quería la pelota. Caminaba, no estaba entrando al juego. Decía que nadie lo entendía y eso me molestaba mucho”, recordó.
“Eran modales un poco como de divo. Difícil el chico, digo, la edad, con 17 años. Esta parte me tocó a mí moldearla y era muy difícil. Lo tenía en la Sub 17, fueron dos campeonatos con ‘Chucky’ y ‘Guty’ (Erick Gutiérrez)”.
No dudó al sostener que si había algo que cambiar en el jugador, era la parte mental.
“No era nada más tener la pelota, burlar a tres jugadores y meter gol. Lo hacía porque era mucho mejor que sus rivales, pero yo necesitaba más… Metía dos goles, pero no regresaba. Metía dos goles, pero no cerraba, no participaba”.
Añadió que Lozano “no era muy solidario. Nunca me entendió en esa época, ahorita no sé, pero me veía así como ‘sí, pero metí el gol del gane’, y ‘por qué me estás molestando”.
Asimismo, Westerhof explicó que si Lozano quiere hacer algo grande en Europa, “tiene que cambiar eso. Allá le van a exigir también en esa parte y si él quiere jugar en esas ligas, tiene que cambiar también esos detalles”.
Relató que en un viaje a Puebla con los juveniles tuzos mandó a un emisario para que grabara al ‘Chucky’ durante los 90 minutos del partido.
“Y no hizo nada, yo lo sabía desde antes porque lo conozco. En Puebla, cancha fea, rival que no quiere jugar y él no tenía muchas ganas. Siempre jugaba bien cuando estaban peleando. Esa vez peleamos y me vio con una cara de ‘te voy a demostrar’, así que empezó a correr y metió tres goles, pero a la otra semana ya no hizo nada, y a la siguiente peleamos y empezó a correr… ¿Me explico?”.
Manifestó que haber sido padre y casarse tan joven, lejos de distraer al ‘Chucky’, lo hizo madurar un poco, por lo que tiene confianza en que viene lo mejor del extremo de la Selección Mexicana, hoy nuevo jugador de la Liga de Holanda.
“Ojalá él entienda, piense, que cuando peleamos lo hice para ayudar. Los jóvenes a veces piensan que “el ‘profe’ no me quiere, le caigo gordo. Ojalá el entienda que todo lo que yo hice, porque al final lo dejé en la banca, fue por su bien”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí