El jockey hidalguense, Víctor Espinoza, recibió PND

0
61

Hidalgo Sport. ESPN.- – De los 16 personajes que recibieron el Premio Nacional de Deportes esta semana en la residencia oficial de Los Pinos, sin duda el más feliz de todos era el jockey mexicano Víctor Espinoza, originario de Tulancingo, Hidalgo, quien hace 20 años se fue pobre de México y hoy vuelve por la puerta grande a su nación.
Espinoza, a quien el gobierno mexicano destacó por más de 300 victorias en la hípica internacional, dijo que ese premio es el más grande que haya recibido, porque es un premio para él, para el hipismo, para los mexicanos de esta nación y para los mexicanos que viven en Estados Unidos.
“Para mí es un orgullo ser mexicano, presentar a mi país como lo mejor, lo máximo, lo que he hecho es para mí, y para México, no importa dónde esté”, dijo Víctor.
“Me fui pobre y buscando qué había por allá, algo más, que yo necesitaba, que yo quería en la vida, ser un triunfador y ser el mejor mexicano del mundo, no fue fácil, con mucho trabajo y muchas… como dicen, tirándote por todos lados, hay veces que uno tiene que ignorar cosas que no tienes que poner atención”, recordó el exitoso jockey hidalguense.
“Sufrí lo máximo, lo que la gente no tiene idea, sufría en… no tenía ni donde dormirme, fui a Los Angeles, Estados Unidos, no hablaba inglés, no podría ni dormir, pero tú sabes, como mexicano no importa”, confesó el jockey, quien acompañado de California Chrome y American Pharoah ha volteado los reflectores hacia él, principalmente en 2015 cuando ganó la Triple Corona.
“Por eso para mí este reconocimiento que me hacen es muy importante, porque es el primero que me dan en México y especialmente el presidente, es un orgullo para mí y ahora quiero que todos los deportistas peleen, para eso gané todas, para que me premien”, aseguró Víctor.
Confió Víctor que la situación para los deportistas en Estados Unidos, ahora que ha llegado el presidente Donald Trump, no cambie, pues siempre hay espacio para los talentos.
“Yo les diría que estemos unidos, que le echemos ganas, el 2017 será un año de cambios, pero a la vez un momento para decirle a la gente que no se duerma, hay que estar preparados. A los deportistas esto no debe afectar, he hecho esto por 20 años en Estados Unidos y no debe afectarnos”, expresó.
Víctor Espinoza confió en que con este Premio Nacional de Deporte ha dejado ya un legado en el deporte de México.
“Esto nos dice que todos los que tenemos talento y tenemos un sueño debemos ir adelante, tenemos que hacerlo, pero hay que hacerlo con dedicación. Espero abrir escuela y haber dejado un legado”, sentenció.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí