Soraya, revolucionó deporte femenil de México

0
92

Hidalgo Sport 1Hidalgo Sport.- La pesista Soraya Jiménez fue la primera mexicana en entonar el Himno Nacional en unos Juegos Olímpicos, al colgarse el oro en Sídney 2000; ese momento revolucionaría el deporte femenino en nuestro país.
Desde los Juegos de París 1900 hasta Atlanta 1996, la representación femenina había conseguido únicamente dos preseas, mismas que fueron logradas en México 1968 por María del Pilar Roldán, plata en esgrima, y María Teresa Ramírez, bronce en natación.
La máxima justa deportiva realizada en nuestro país hace 48 años, marcaría un hito en el olimpismo moderno, cuando la corredora Enriqueta Basilio se convirtió en la primera mujer en encender el pebetero olímpico.
A partir de Sídney 2000 y gracias al primer puesto conseguido por Soraya Jiménez, el deporte femenil sufrió una transformación radical; desde esa edición, las mujeres han obtenido once preseas olímpicas.
En su momento, la halterista destacó el aporte que las mujeres han tenido en el deporte basándose en sus ganas de salir adelante y en su espíritu triunfador.
“Las mujeres deportistas en México han sobresalido por su capacidad y los apoyos que reciben para su preparación, debes tener mucha capacidad y trabajar muy fuerte, ya sea en la pista, en el gimnasio, en donde sea para obtener los resultados y qué mejor que tener un peso menos que es el estar tratando de conseguir los apoyos para entrenar en las mejores condiciones. Ahora considero que es una oportunidad que se está aprovechando al 100 por ciento”, explicó la primera medallista de oro mexicana.
Cuatro años después en Atenas, las mujeres consiguieron tres de las cuatro preseas. México conquistaría su primera y única medalla en el atletismo de pista gracias a la sonorense Ana Gabriela Guevara, plata en los 400 metros planos.
Mismo resultado que obtuvo la ciclista mexiquense Belem Guerrero, segundo lugar en la carrera por puntos, en tanto que en el taekwondo Iridia Salazar se quedó con el bronce en los -57 kilogramos.
La campeona olímpica habló también sobre el impacto positivo que su generación tuvo en el desarrollo de las nuevas deportistas que, como ella, pondrían en alto el nombre de México.
“Ana Guevara que corrió muy bien y obviamente estaba Nancy Contreras, Belem Guerrero y yo creo que sí fue un parteaguas. Es también gracias al apoyo que se abre hacia las mujeres y también a la credibilidad que es lo que nos hacía falta”, afirmó Soraya Jiménez.
En Beijíng 2008 haría su aparición en el tatami la taekwondoín sinaloense María del Rosario Espinoza, oro en los +67 kg, mientras que en los clavados Paola Espinosa y Tatiana Ortiz, conquistaron el bronce desde la plataforma de 10 metros.
Para la justa veraniega de Londres 2012, la representación femenina obtuvo cinco de las siete medallas para la delegación mexicana. De nueva cuenta María del Rosario subió a un podio olímpico, en esta ocasión con la medalla de bronce.
El tiro con arco mexicano consiguió sus dos primeras medallas en la historia de Juegos Olímpicos, la capitalina Aida Román se colgó la plata y la neoleonesa Mariana Avitia, obtuvo el tercer puesto.
En los clavados la dupla conformada por Paola Espinosa y Alejandra Orozco fue plata en la modalidad sincronizada, mientras que Laura Sánchez obtuvo bronce en el trampolín de 3 metros.
Durante una entrevista brindada días antes de fallecer, con motivo del Día Internacional de la Mujer, Jiménez Mendivil señaló que aún hay mucho por hacer y confió en que los éxitos de las mujeres sigan incrementándose.
“Falta muchísimo, ya lo vimos, tiro con arco ha estado saliendo, taekwondo, ciclismo, clavados que se ha vuelto una disciplina en la que casi casi está obligado a traer medalla en eventos donde se presentan, pero creo que solamente hay que trabajar y seguir impulsando al deporte a nivel nacional.
“Hay que celebrarlo siempre, así como no debería ser solamente el 10 de mayo el día de las madres, si no festejarlo siempre, pero creo que también es una distinción muy grande que nos hacen una vez al año”, finalizó la medallista que revolucionó el deporte femenil en México.
Desde ese 18 de septiembre del 2000, el impulso al deporte femenino producido por Soraya, ha dado a nuestro país el 55 por ciento de las preseas olímpicas, y en Río 2016 representantes como la taekwondoín María del Rosario Espinoza, la pentatleta Tamara Vega, la velerista Demita Vega, la clavadista Paola Espinosa, los equipos de tiro con arco y esgrima en la modalidad de sable, entre otras, pisarán tierras cariocas para buscar ampliar el legado de las mujeres en el deporte mexicano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí