Asamblea de Pachuca Galardona a dos hidalguenses

0
104

normalEn la Sala de Cabildo de la Casa Rule, durante de la Sexta Sesión Especial Pública, la Asamblea Municipal hizo entrega de la presea y el pergamino al Céfiro de Plata, en su modalidad de post mortem para el doctor Miguel Ángel Granados Chapa y en vida a la profesora María Isabel Yebra Morón.
En su intervención, Eleazar García Sánchez, presidente municipal de Pachuca, señaló que las trayectorias de los galardonados coinciden en varios aspectos, pero principalmente en que los dos creyeron en la educación y las letras como medio para el desarrollo de la nación.
“Inculcaron una conciencia crítica. No una crítica destructiva, sino una que construye a través de propuestas. Ambos se preocuparon por la difusión del conocimiento, la profesora Yebra Morón a través de la educación pública y el maestro Granados Chapa mediante el periodismo”, indicó el edil.
El Céfiro de Plata, recordó, es un galardón que tiene por objetivo reconocer a los ciudadanos más destacados del ámbito social, artístico, político y cultural de nuestra entidad.
Destacó que se trata de “un reconocimiento que nació precisamente de una propuesta ciudadana y que fue respaldada por este Cabildo, reflejando la vocación de la actual administración, un gobierno con rostro humano”.
El alcalde capitalino puntualizó que las dos personalidades crearon una gran herencia en vida, obras que permanecerán en la conciencia de las y los hidalguenses, por lo que “al entregarles el Céfiro de Plata como máximo reconocimiento del Ayuntamiento de Pachuca se refrenda el compromiso con la educación y la libertad de expresión”.
En el acto, el regidor Pablo Arturo Gómez López explicó que la condecoración que se le otorga a Yebra Morón obedece a más de 50 años de servicio que ha desempeñado mediante la docencia.
La profesora homenajeada destacó que “si debiera resumir mi vida en pocas palabras sólo podría hacerlo de una forma: he trabajado mucho y he disfrutado enormemente mi trabajo. Tengo la gran bendición de dedicarme en cuerpo y alma a lo que me apasiona: educar”.
En su oportunidad, la regidora Olivia Zúñiga Santín, expuso la semblanza de Miguel Ángel Granados, distinguido hidalguense, “quien, a pesar de ya no encontrarse con nosotros, no dejamos de reconocer su gran legado en el periodismo, la educación y la democracia”.
La presea fue recibida por sus hermanos Elvetia y Vicente y, a su vez, la doctora Irma Eugenia Gutiérrez Mejía, en nombre de la familia Granados Chapa, detalló que “Miguel Ángel, como él siempre lo dijo, fue un hidalguense periodista y no un periodista hidalguense, primero era orgulloso de su tierra y lo demostró siempre, en todos los momentos”. Hidalgo Sport.

DE INTERÉS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí