De menos a más, clave del acondicionamiento físico

0
121
alojamiento para wordpress

normalHidalgo Sport.- El año comenzó y para muchos también el propósito de cambiar de hábitos de vida, que implican un acercamiento a la activación física o el ejercicio, ya sea por cuestiones de salud, competencia o estética.
Sin embargo, esas buenas intenciones muchas veces se quedan en eso, en meras ideas que se diluyen, generalmente, en los primeros tres meses del año por la falta de motivación, interés, organización o, incluso, hasta lesiones o molestias musculares que orillan a abandonar esos objetivos.
Para poder lograr la meta es fundamental tener claro que todo cambio trae modificaciones en tu estilo de vida y para ello se requiere constancia, convencimiento y hasta cierto sacrificio, pero al final dejará una gran satisfacción una vez que comiences a ver los resultados.
Asimismo, no olvides que antes de tener tu primer acercamiento al deporte acude con un médico deportivo para un check list, al nutriólogo para cambiar tus hábitos alimenticios y un entrenador para armar un programa de trabajo acorde a tus necesidades.
Llevar al límite su capacidad física en tus primeros días de acercamiento a la actividad física va a generar malestar generalizado que hará que los músculos estén adoloridos, síntomas que pueden no llegar a superarse si mantiene el mismo ritmo de entrenamiento, la primera causa que puede detener tu propósito. El secreto está en hacerlo de forma gradual, de menos a más.
Entrena a tu propio ritmo y según tus propias capacidades, ya que la persona que esté a tu lado en el gimnasio o en la pista puede tener más tiempo y no aguantarle el ritmo puede desmotivarte a seguir adelante.
Es vital escuchar a tu cuerpo cuando te indica que algo no está bien, dale el reposo necesario, es un proceso fundamental del entrenamiento.
Como ningún cambio llega a inmediato, hay que definir metas periódicas, es decir, poner plazos a cumplir, labor en la que los instructores pueden asesorarnos con la intención de conseguir el resultado deseado en el mediano plazo.

Algunos consejos para no dejar de lado tu acercamiento a la actividad física:
– Acude con especialistas para un chequeo general de tu salud, cambios en tus hábitos alimenticios y una rutina o programa de entrenamiento acorde a tus necesidades.
– Considerar 10 minutos previo a al arranque de tu actividad física para dedicarlo a estirar, con lo que evitarás lesiones, el calentamiento es muy importante
– Utilizar ropa cómoda que evite rozaduras
– No olvides rehidratarte, es vital para la práctica deportiva
– Si buscas ejercicios anaeróbicos, acércate con un instructor y comienza con entrenamientos de baja intensidad.
– Para comenzar a correr, inicia con sesiones de 30 a 40 minutos de caminata a paso rápido tres veces por semana y aumenta cada dos semanas 2 minutos de trote por cada 5 de caminata de acuerdo con tus tiempos, características y objetivos
– Lleva un entrenamiento paulatino siempre, de menos a más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí