Chivas Goleó 3-0 a Leones Negros y los Hunde

0
54

normalHidalgo Sport.ESPN.com/Omar Fares.- Chivas tenía muy claro que ya no tenía otro camino: ganar. Y su rival de esta tarde en el estadio Omnilife, Leones Negros, se presentaba como el rival idóneo para la resurrección.
La situación no era sencilla para Carlos Bustos acorralado por los pobres resultados en seis partidos, y que en este juego pendiente de la fecha 3, estaba obligado a vencer para no verse desplazado a la indigna posición del último lugar de la tabla porcentual.
De esta forma, con un técnico sin mañana, y unos jugadores presionados pisaron la cancha convencidos de ganar.
Al final, el 3-0 en el marcador electrónico y el estallido de los 36 mil aficionados en el estadio Omnilife, se reflejó en el estado de ánimo de Carlos Bustos, quien festejó más que los jugadores y se abrazó efusivamente con su cuerpo técnico con el conocimiento de que el triunfo le da al menos una semana más. Sus celebraciones en los minutos 44, 75, y 85, con los goles de Vidrio y Fierro en dos ocasiones, fueron ese reflejo de toda la presión a la que estaba sometido el timonel argentino.
Por la UdeG, la necesidad era similar por su condición de recién ascendido que lo ubica en el último lugar de la tabla porcentual, pero con un equipo limitado en nombres carentes de cualidades técnicas para ayudarlo en su lucha por la supervivencia era complicado ofrecer una batalla decorosa.
Y aún así, el Rebaño sufrió pese a encontrarse con facilidades que otro adversario no se las había presentado.
En los primeros minutos, Chivas arrancó con fuerza, intensidad y se quedó cerca de abrir el marcador con aproximaciones.
Aldo de Nigris era el más incisivo, pero el gol no llegaba, y parecía repetirse la historia de otros partidos en los que el Rebaño empezaba animado para después esfumarse.
Pero las carencias de Leones eran superiores, y ante tales pruebas, el Rebaño estaba consciente que este era el encuentro para levantarse y hacer un paréntesis a su crisis.
Los dos primeros goles de Chivas fueron en táctica fija que exhibieron a una defensa lenta y frágil y que aprovechó Vidrio con un remate de cabeza al 44, Fierro al 75 con un tiro cruzado, y al 85 otra vez Carlos definió para el 3-0 contundente.
Mientras, del lado de Leones, Alfonso Sosa se quedó enterrado en su banca, con mil interrogantes sobre el futuro de un equipo que él ascendió con la ilusión de devolverle la grandeza perdida 20 años atrás cuando decidieron desaparecer su franquicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí