El Barcelona Retomó el Liderato; 3-0 al Málaga

0
21

normallHidalgo Sport. Jordi Blanco.- Ganó el Real, le contestó el Atlético… Y les respondió a ambos el campeón, goleando al Málaga en una noche en la que se esperaba la reacción social a la marcha de Sandro Rosell y en que el fútbol lo dejó todo en segundo plano.
Valdés salvó la papeleta dos veces con el 0-0 y en cuanto Piqué abrió la cuenta cerca del descanso el Barça puso fin a las dudas.
Mejor en ataque que en defensa, donde pasó más apuros de los deseados mientras el marcador estuvo nivelado, el equipo de Martino volvió a confirmar el crecimiento de su juego. Con Messi aparcado de los focos, más asistente que matador, el Barça ofreció todo un rosario de fútbol ofensivo, combinativo, vertical y brillante en muchas ocasiones.
El Málaga, tan ordenado como apocado, salió en cuentagotas a la contra y tuvo dos buenas ocasiones para asustar, destacando un cabezazo de Angeleri que Valdés rechazó con grandeza, pero a la que se lesionó Roque Santa Cruz (antes de la media hora), su optimismo atacante se comenzó a diluir.
HOMENAJE Y PROTAGONISMO
El partido del Barça podría explicarse a través de dos nombres: Xavi, Piqué… Y Messi. El primero, homenajeado antes del comienzo por sus 700 apariciones de azulgrana, ofreció un curso de fútbol oscuro, sordo y tan alejado de los focos como trascendente. Ofreciéndose por igual a Busquets como a Cesc, al de Terrassa no le hizo falta correr más de lo necesario.
Por detrás y por delante, a los lados y en el área, sobresalió especialmente Piqué. Exigido en defensa más de lo necesario por las alegrías ofensivas de un Alves con más miras a Caballero que a su propia labor de lateral, el central ha adquirido sin disimulo su rol de atacante, subiendo sin descanso a cualquier remate por el centro y sumándose como un interior en apoyo a Alba por la banda.
Y tuvo su premio, otra vez. Después de que la defensa del Málaga le salvara el gol en un corner, al siguiente, a los 40 minutos, abrió la lata. Corner, control con el pecho y disparo raso y ajustado. Tan difícil como brillante en la ejecución, Piqué pudo volver a saludar a Shakira.
Comenzada la segunda mitad con otra ocasión del Málaga, el Barça tardó diez minutos en cerrar el partido, los que necesitó Messi para mostrar ese nuevo rol adquirido, con el beneplácito del Tata, que le traslada de matador a asistente. Así se entiende que entrase en el área en una jugada marca propia y que le regalase el gol a Pedro, primoroso en el control, el temple y el disparo.
Continuada la ofensiva azulgrana y rendido el Málaga, no había mucho más a discutir. Poco después acudió al gol Alexis, quien de inicio se había topado con el palo pero que vio premiado su trabajo incansable.
Cincuenta y nueve jornadas después el Barça, el campeón, sigue a la suya. Quien le imaginase presionado por los triunfos de Real y Atlético deberá esperar a otra ocasión porque no sólo cumplió con el triunfo, sino que lo hizo con solvencia contrastada.
Avanza el campeonato y crece el grupo de Martino. Se le podrá, sí, poner en duda su rendimiento en faceta defensiva pero a la que se pone las pilas en ataque se demuestra infalible. Ayer, para cerrar, hasta le dio el entrenador el premio a Afellay, el regreso más inesperado y que le suma al ejército de cara al momento de la verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí