El Apellido Sulaimán, Presente en Filas del América

0
51

normallHidalgo Sport. ESPN.- A una orilla del féretro de su abuelo, Andrés Sulaimán ponía unos zapatos de futbol en el que se leía una promesa de triunfo en el futbol. El joven delantero, también era amante del boxeo, como su abuelo José Sulaimán, pero fue por el futbol por el deporte que se inclinó y en el que le prometió representar a la familia en grande, comenzando por llegar a ser un día seleccionado.
Tiene apenas 16 años y es uno de los 14 nietos del fallecido José Sulaimán Chagnón. Andrés juega para el América y en diciembre fue convocado por primera vez por el nuevo seleccionador de la categoría, Mario Arteaga gracias a que, asegura, siempre está en el momento exacto y es un jugador contundente.
“Todo lo que estoy haciendo es por él (José Sulaimán), me dijo que estaba muy orgulloso de mí, le enseñé mis goles y me dijo que regresando de la operación me iba a ir a ver jugar, pero bueno, ahora me estará viendo desde allá arriba”, comentó el joven delantero azulcrema.
“Desde muy chico jugué en el Club América, de la escuelita pasé a las fuerzas básicas, he ido pasando de categorías y ahorita estoy en la selección Sub-17 con el Profesor Mario Arteaga y el profesor Enrique Echeverría”, explicó Andrés.
“Más que un regalo (el ser convocado), fue una satisfacción para mi abuelo, siempre me dijo que quería tener un hijo o un nieto en los Juegos Olímpicos, yo trataré de cumplírselo, y qué mejor manera que llegar a la Selección en diciembre y tratar de llegar al Mundial en Chile 2015”, expresó el hijo de Héctor Sulaimán, hermano de Mauricio, secretario ejecutivo del Consejo Mundial de Boxeo.
Siendo un Sulaimán, quizá las puertas del boxeo pudieron estar abiertas para Andrés o cualquiera de sus primeros; sin embargo, aseguró que desde muy joven tanto su padre como su abuelo le enseñaron a no seguir la huella de algo o alguien sólo por tradición o costumbre. “Mi abuelo siempre me enseñó que hay qué hacer lo que te gusta, no lo que te dicen”, apuntó.
Por lo pronto, Andrés tendrá qué concentrarse con la Selección Sub-17 el próximo 3 de febrero para ponerse a las órdenes de sus entrenadores y buscar un lugar entre sus colegas y competidores.
“Cumplí 16 años apenas el 12 de enero, espero que en febrero del siguiente año pueda ser parte de las eliminatorias hacia el Mundial y por qué no, soñar con los Juegos Olímpicos, que era el sueño de mi abuelo”, culminó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí