Asesinan a Rafael Arellano Félix en Baja California

0
88
alojamiento para wordpress

mif29uzv42p7w6v2Francisco Rafael Arellano Félix fue asesinado ayer por la noche en el municipio de Los Cabos, Baja California.
De acuerdo con fuentes policiacas, Arellano Félix, uno de los integrantes del cártel de Tijuana, se encontraba en una fiesta infantil que se celebraba en el hotel Marbella de Cabo San Lucas, en el corredor turístico.
Hasta ese lugar llegó, cerca de las 20 horas, un automóvil del que descendieron dos hombres armados, uno de ellos disfrazado de payaso, quien entró al inmueble y le disparó a Arellano Félix en la cabeza y el pecho. El cuerpo fue identificado por uno de sus hijos, señalaron fuentes militares y de la Procuraduría General de Justicia.
Según las primeras versiones, decenas de agentes policiacos e integrantes del Ejército se movilizaron al recibir una llamada al servicio de emergencia que alertaba sobre una balacera en el hotel Marbella.
Los hechos fueron confirmados por fuentes de la Procuraduría General de Justicia en Baja California Sur, pero no precisaron mayores detalles.
El sitio fue acordonado por el Ejército y elementos de la policía estatal.
Francisco Rafael Arellano Felix, uno los hermanos Arellano Felix, encabezó el cártel de Tijuana, que hace unos años funcionó como uno de los más poderosos y violentos de México.
El capo fue deportado a México por Ciudad Juárez en 2008, por parte del gobierno de Estados Unidos, luego de cumplir una condena que le impuso un juez de ese país por la venta de drogas a un agente encubierto de la agencia estadunidense antidrogas, la DEA.
Juzgado en Estados Unidos
Francisco Rafael Arellano Félix, alias el Pelón o el Menso, forma parte del liderazgo del cártel que lleva el nombre de la familia.
Francisco Rafael fue aprehendido en agosto de 1980 en San Diego, California, al tratar de vender 205 gramos de cocaína a un agente encubierto de la agencia antidrogas estadunidense.
Tras obtener la libertad bajo fianza, huyó hacia México evitando así ser sometido a juicio federal en la Unión Americana.
En diciembre de 1993 los medios reportaron su reaprehensión por la Policía Judicial Federal en Tijuana, Baja California.
Fue sentenciado a diez años y tres meses de cárcel en el penal federal de alta seguridad del Altiplano en Almoloya de Juárez, Estado de México, por los delitos de narcotráfico y portación ilegal de armas.
En 2004, a cuatro días cumplir su sentencia, Arellano Félix es notificado de un nuevo proceso en su contra con miras a extraditarlo a Estados Unidos para ser juzgado por los delitos de narcotráfico y asociación delictuosa.
El 6 de marzo de 2004, el juez penal aprueba la solicitud de extradición. En septiembre de 2006 es extraditado a ese país, donde es sentenciado a seis años de prisión el 15 de octubre de 2007, tras haberse declarado culpable.
El 4 de marzo de 2008 se le otorgan la libertad y regresa a México por Ciudad Juárez.
Según reportes periodísticos, la libertad es alcanzada por su buena conducta, según Brian White, su abogado defensor.
Al haber cumplido su sentencia en México, la Procuraduría General de la República afirma no requerirlo para que cumpla condena alguna.

Miembro de cártel “extinto”, dice DEA
Francisco Rafael Arellano Félix pertenecía a una organización que la agencia antidrogas de Estados Unidos consideró en agosto pasado como “extinta”.
La agencia antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) indicó que durante la década de los 80 el cártel de los Arellano Félix fue uno de los más grandes y más violentos, su centro de operación era Tijuana, Baja California, y su negocio principal era el contrabando de cocaína y mariguana a Estados Unidos, principalmente a San Diego, California.
Esa organización también se encarga de la distribución de esas sustancias prohibidas mediante la violencia, la corrupción y el lavado de dinero.
La DEA y la Procuraduría federal en San Diego declararon que el cártel de los hermanos Arellano Félix “se acabó” y advirtieron que buscarían a quienes pudieran sustituirlos.
La procuradora federal para la frontera de California con México, Laura Duffy, declaró que quienes deseen sustituir a los hermanos Arellano Félix deben tomar nota de que tres de ellos están recluidos en cárceles de Estados Unidos.
Francisco Javier Arellano purga cadena perpetua; Benjamín Arellano cumple una sentencia de 30 años de prisión, y Eduardo Arellano Félix comenzó este año una condena de 15 años.
Para la justicia estadunidense, el cártel de los Arellano Félix orquestó “la importación de cientos de toneladas de cocaína y mariguana a Estados Unidos, ordenaron secuestros y asesinatos, y dirigieron actos de corrupción para lavar al menos decenas de millones de dólares en ganancias ilícitas”, producto del tráfico de drogas hacia el vecino país del norte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí