Una Cornada de Muerte de Silis, Francisco Chong

0
107
alojamiento para wordpress

normallHidalgo Sport.- La oportuna atención de los servicios médicos de la Plaza Vicente Segura y su inmediato traslado a la clínica del ISSSTE, ubicada a menos de un kilómetro de la misma, prácticamente salvaron a Juan Luis Silis de morir desangrado.
“Fue una cornada de muerte”, comentó el doctor del coso hidalguense, Francisco Chong, quien desde hace tres años apoya los festejos taurinos desde esa trinchera.
“En cuanto recibimos al torero en el callejón de la plaza se apreciaban los chisguetes de sangre que salían de su cuello y procedimos a taponar la herida lo más próximo a la arteria afectada en camino al hospital; quizá había tiempo para llegar a otra clínica pero sabíamos que en el hospital del ISSSTE contaban con todo lo necesario para atenderlo”, agregó el especialista.
SE ENCOMENDÓ A DIOS
Fueron minutos decisivos y de acuerdo con el doctor Chong, el matador nunca perdió en conocimiento.
“Estuvo conciente en todo momento. Incluso le dijimos que era necesario ingresarlo a quirófano, que íbamos a anestesiarlo; Juan Luis respondió que sí, y se encomendó a Dios”, reveló.
A la espera de una evolución favorable, Silis ha vuelto a ‘nacer’ en la Bella Airosa tras esa escalofriante embestida de ‘Peletero’, astado de la ganadería de José Julián Llaguno.
El matador Juan Luis Silis permanece en la unidad de terapia intensiva de la clínica del ISSSTE, luego de recibir una grave cornada el domingo anterior, en corrida del serial de Feria San Francisco 2013.
Su estado es reportado como “grave pero estable” y debido a sus lesiones los médicos decidieron inducirlo a un coma farmacológico, informaron este lunes, en rueda de prensa.
El delegado del ISSSTE en Hidalgo, Jorge Islas, acompañado por los doctores que atendieron al matador, entre ellos Francisco Chong y Rubén Alvarado, habló sobre las heridas que sufrió el torero.
“La cornada fue de una trayectoria, entrando por la zona submaxilar (debajo de la mandíbula), lesionando la piel y rompiendo la mandíbula, lesionando también dos arterias importantes que dependen de la carótida; saliendo del callejón de la plaza se logró taponar la hemorragia y, ya en el hospital, se procedió a una cirugía mayor con exploración de arterias y venas”.
En esos procedimientos se detectaron las fracturas del maxilar y del arco sigomático (que protege el globo ocular), lesionando el piso de la órbita.
72 HORAS FUNDAMENTALES
El responsable de terapia intensiva indicó que se decidió inducirlo a un coma para entubarlo y conectarlo a un ventilador con la finalidad de que no se agite y dificulte su atención.
Por el momento, agregaron los médicos, es imposible determinar un tiempo de recuperación, pues siguen un protocolo de atención.
“Las próximas 72 horas son fundamentales para su evolución. Como ya dijimos, su estado es grave pero estable, aún presenta un edema importante y uno de los riesgos podría ser una infección”, señalaron.
Juan Luis Silis, sin embargo, muestra síntomas favorables pues no presenta sangrado, responde a estímulos en las cuatro extremidades y neurológicamente se encuentra estable.
Tan pronto esté fuera el peligro y se reduzca la inflamación, el matador tendrá que someterse a una nueva operación máxilofacial para colocarle placas que resuelvan las fracturas.
Los médicos especialistas que participaron de la conferencia de prensa fueron Francisco Chong, Rubén Alvarado, Martiniano Martínez y Efrén Méndez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí