Mexicano va por su 100° Ironman

0
55
alojamiento para wordpress

luis-alvarez-participara-por-11a-vez-en-el-campeonato-mundial-de-ironman Hidalgo Sport.- El mexicano Luis Álvarez, miembro del equipo Timex, sumará su Ironman número 100 cuando participe en el Campeonato Mundial de la especialidad este sábado 12 de octubre en el mismo lugar donde empezó su carrera hace 22 años.
Álvarez completó un Ironman por primera vez en Kona, Hawaii cuando tenía 29 años (1991). Cinco antes, pesaba cerca de 94 kilos y acababa de dejar el cigarro, un vicio que adquirió desde los 12.
El ímpetu por el deporte le nació después de que en una clase universitaria de sedentarismo y salud fue el único de 36 alumnos que no completó un examen físico, que consistía en caminar cinco kilómetros alrededor de la pista de atletismo.
“Eso me picó el orgullo, me hizo tener un reto por esta actividad física. Mi primer reto fue caminar cinco kilómetros, después correrlos… Cuando terminé mi primera carrera de 10 kilómetros, me sentí superhombre. De ahí empecé con los 21, los 42, el triatlón hasta llegar al Ironman”.
Lejos de sus padres, a quienes dejó desde los 15 años cuando se mudó de la Ciudad de México a Monterrey para estudiar la preparatoria y la universidad, Luis se acercó al equipo Correcaminos.
Arropado por su nueva “familia” se enroló en el mundo del ejercicio y se impuso la meta de ser la persona más longeva en competir en un Ironman en el mundo (el estadounidense Lew Hollander completó el Ironman de Kona a los 82 años en 2012 y aún sigue en activo).
A los 51 años de edad sigue en busca de esa distinción y por lo pronto volverá al Campeonato Mundial de Kona por undécima vez para conseguir la cifra de 100 Ironman. Un logro que en el primer semestre de 2013 se veía lejano luego de que sufriera una fractura de disco durante un viaje de negocios en Alemania.
“El doctor en Alemania me hospitalizó y me dijo que no iba a poder hacer Ironman por lo menos en dos años. No me dejé operar ahí y llegué a México, donde el diagnóstico fue el mismo. Esperé un par de días a que fuera el 1 de mayo para poderme operar. Eso le daba al traste a mis planes de llegar al Ironman número 100”.
“Cuando terminé mi primera carrera de 10 kilómetros, me sentí superhombre. De ahí empecé con los 21, los 42, el triatlón hasta llegar al Ironman”
Pese al pronóstico de los médicos, dos meses después Álvarez subió a la cima del Montblanc para acercarse un poco más a su deseo de completar el Grand Slam del alpinismo (escalar los picos más altos de cada continente), que es su otra pasión. En la misma semana, acabó el Ironman de Frankfurt y ya suma siete desde la lesión.
A la par del Ironman y el alpinismo, Luis es el Director de la empresa de su familia. Cuando no está arriba de la bicicleta o en camino a la cúspide de una nueva montaña, lleva las riendas de SAG-Mecasa, una compañía transnacional que se encarga de la producción y distribución de tanques de combustible.
“Tengo días sumamente ocupados, días que parecen de 25, 27 o 29 horas. No tengo televisión. Hay ocasiones en que desayuno, como y ceno en mi escritorio. No me transporto en un coche, sino en una moto. Trato de encontrar la eficiencia y la eficacia en todo lo que hago”.
Sin embargo, su abultada agenda no le ha impedido participar en al menos un Ironman en cada uno de los últimos 22 años (su récord en un mismo año es de 11). Después de su larga carrera, aún espera por su máxima alegría que se cumplirá el sábado en Hawaii.
“El 12 de octubre voy a participar en mi Ironman número 100 y mi hijo José Manuel, que apenas acaba de cumplir 18 años, hará su primero. Va a ser una satisfacción muy grande pasar esas 17 horas con él”.
Una vez que consiga el Ironman número 100, Álvarez no se plantea frenar y todavía le quedan varios retos, entre ellos lograr el Grand Slam del alpinismo –ya tiene el Kilimanjaro, el Elbrus, el Kosciuszko y el Aconcagua en su colección– y encumbrarlo con la subida al Everest.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí