Óscar Valdez, Buscará Presea de Boxeo en JO

0
44

Hidalgo Sport. Medio Tiempo.- Sonora, estado desértico de México que colinda con Chihuahua y Sinaloa, de cálidas playas y sol avasallante; cuna de uno de los más grandes boxeadores en la historia, Julio César Chávez, ahí es donde Óscar Valdez dio sus primeros pasos como niño y púgil.
Valdez, un niño inquieto que a los seis meses no soportó los barrotes de su cuna, comenzó a caminar a muy temprana edad; hiperactivo, curioso, infatigable, era un increíble nadador y beisbolista pero se decidió por el boxeo después de ver una pelea entre ‘El César del Boxeo’ y Óscar de la Hoya cuando tenía apenas ocho años de edad.
Óscar quería emular a su héroe del ring (J.C. Chávez ), su padre de mismo nombre y apellido lo apoyó para que iniciará su entrenamiento en el arte de los golpes; fue el gimnasio Moreno donde el niño se cobijó para aprender sus primeras lecciones.
Un año después, Valdez debutó como amateur, tuvo dos rivales norteamericanos a quienes venció por K.O.; a los 13 años obtuvo medalla de Oro en la Olimpiada Nacional y ganó el mundial de la especialidad en su división en Kansas City, ahí fue donde diversos entrenadores vieron el potencial de los puños del mexicano.
Pasaron los años, Valdez comenzó a pulir su estilo, a pesar de ser un boxeador técnico su especialidad es la defensa, sabe contrarrestar ataques para aplicar cloroformo en el momento indicado. Gracias a las enseñanzas del profesor Francisco Bonilla comenzó a mejorar en todos los aspectos.
Llegó el 2007, el Campeonato de Primera Fuerza de box nacional fue suyo de manera magistral al dominar a todos sus rivales, a partir de ahí fue convocado a la selección de púgiles mexicanos que representarían al país en competencias internacionales.
Las eliminatorias para Beijing 2008 estaban abiertas, Valdez tenía las ganas pero los rivales que enfrentaría lo superarían en peso y altura; sus dos primeros rivales no dieron problemas al mexicano, empero, en su tercer combate se vería ante Carlos Cuadras, ganador del Oro en los Panamericanos de Río de Janeiro 2007 en la división de -54 kilos, incluso a Óscar padre le recomendaron no enfrentar a su hijo ante él porque podría lastimarlo.
Pero Valdez prometió alzarse con el triunfo, a pesar de ir abajo en los puntos, en el último round dejó el corazón en el ring, tras dos certeros jabs y un gancho logró someter a Cuadras para llevarse la victoria y conseguir el pase a Juegos Olímpicos apenas a la edad de 17 años.
A pesar del entrenamiento, la inexperiencia y el poco fogueo internacional (llevaba sólo tres peleas fuera de México) lo hicieron caer en primera ronda frente al mongol Badar-Uugan Enkhbat por 15-4, quien a la postre sería el ganador de la medalla de Oro en Beijing 2008 en peso Gallo.
Pero el fracaso en tierras asiáticas no hizo caer a Valdez, el mexicano volvió al gimnasio y en el 2009 obtuvo medalla de Bronce en el Campeonato Mudial de la AIBA, primera presea que conseguía un mexicano en una competencia de tal magnitud.
En Guadalajara 2011 no pudo contra el cubano Lázaro Álvarez, quien se mostró superior en la contienda donde Valdez no pudo nunca descifrar la guardia del isleño.
Otro proceso Olímpico ha pasado, Valdez, quien ha tenido innumerables ofertas para subir al profesionalismo ha decidido rechazar incluso una propuesta de Óscar de la Hoya, presidente de Golden Boy Promotions quien le dijo alguna vez que en menos de un año conseguiría un contrato de un millón de dólares.
Pero no es el dinero el que saciará el hambre de Valdez sino una medalla Olímpica, el mexicano quiere revancha y está dispuesto a dejar el corazón nuevamente en el ring para demostrar que los múltiples logros que ha ganado en su carrera no son producto de la casualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí