DESDE EL RELOJ AL KREMLIN… Lástima Salah

junio 19, 2018 Publicado por  
Archivado bajo Noticias, Rusia 2018


Hidalgo Sport. Luis Carlos León.- Cuando uno es pequeño y ama el fútbol, el decir que quieres ser futbolista profesional, es tan fácil como comerse un dulce, sin embargo, conforme vas creciendo y la vida te pone en el escenario que quiere, te vas dando cuenta que es demasiado complicado, pues en ocasiones no reúnes con las facultades futbolísticas para hacerlo realidad.
Cuando eres de una nación que no está acostumbrada a grandes aparadores dentro del mundo futbolístico es muy complicado que alguien sobresalga, sin embargo, ahí es en donde se puede notar a los que quieren destacar y a los que se quieren superar.
Ya lo fue Jorge “Mágico” González en España 1982, el único que pudo tener un digno papel con la selección de El Salvador, pues en aquella competición fue último lugar y además recibió la goleada más abultada de la historia de los mundiales al recibir un 11-0 por parte de Hungría.
En esta ocasión le tocó a Mohamed Salah todo el peso de toda una selección que tenía 28 años sin asistir a una Copa del Mundo, le tocó cargar a un equipo que destaca por sus individualidades y lejos queda aquel momento en el que era representado por Mido, Mohamen Zida o Mohamed Aboutrika y que por una u otra razón no pudieron asistir a una cita mundialista.
A Salah le tocó ser el único futbolista que resaltó en esta generación y que regresó a Egipto a un plano internacional, sin embargo, le tocó ser marcado por Ramos en uno de los partidos que seguramente va a recordar el propio Mohamed toda su vida y el resto es historia.
No sabremos jamás que hubiera sido de Egipto si el fantástico futbolista del Liverpool hubiera estado en las condiciones físicas óptimas para el primer partido ante Uruguay, no sabremos jamás si Salah era el amuleto de ese grupo de jugadores que también ayer se deshizo ante el local y que hoy está casi eliminado.
No sabremos jamás si de haber jugado la fase de grupos entera, Salah hubiera hecho lo imposible y con base en su velocidad, llevado a su nación a instancias que no hubieran imaginado.
En España 1982, el Mágico pudo amarrar un contrato con el Cádiz, y después poder ser considerado por Diego Armando Maradona como el mejor futbolista del mundo, Salah ya tiene un excelente contrato y es mundialmente conocido, pero pudo haber acrecentado su valía y su estatus de leyenda en Egipto, si tan solo no hubiera caído mal en aquel juego de Kiev.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport