Herrera ganó a Connors; no brilló en AMT

febrero 24, 2018 by  
Archivado bajo Especiales 1, Tenis

Hidalgo Sport. Medio Tiempo.- Se paró con firmeza en el césped sagrado de Wimbledon y delineó con su raqueta una de las más apoteósicas proezas del tenis mexicano. Luis Enrique Herrera se convirtió el 9 de noviembre de 1992 en el último azteca en colarse entre los mejores 50 del ranking de la ATP, pero ningún recuerdo le estremece tanto como aquella victoria ante Jimmy Connors.
Su zurda fue más fina que nunca aquella tarde del 22 de junio de 1992 contra uno de los monstruos del tenis, y como consecuencia de su creciente nivel, alcanzó meses después el lugar 49 entre los mejores tenistas del orbe. Pero por cuestiones del destino, no pudo mostrar su mejor versión en la primera edición del Abierto Mexicano de Tenis.
“Desgraciadamente nunca me fue bien en singles, llegué en dobles a una final con Mariano Sánchez, avanzamos desde calificación. Pero en singles, pese a que se jugaba en mi club, donde crecí, nunca tuve una actuación como me hubiera gustado, pero lo viví desde que nació y le tengo un cariño especial”, recuerda Herrera en exclusiva para Mediotiempo.
Desde su gestación, la Araña se dedicó a esparcir la información del naciente torneo entre los diversos jugadores del circuito. “Hablaba de lo bien organizado y el ‘torneazo’ que se hacía”, remembra. “Ahora es la entidad deportiva más importante y sólida de México. Después de F1, son los torneos más importantes”.
Jorge Lozano, Oliver Fernández, Leo Lavalle o Agustín Moreno. México tuvo en ese entonces la que posiblemente sea su última gran camada en el deporte blanco.
“Había bastante gente y convivíamos muchísimo, ahora eso no existe y es una lástima. Representar a tu país, como lo hice al ganar el oro en Panamericanos, la única en singles que ha habido, es lo mejor. Hay varios recuerdos (en el AMT), me tocó ver crecer el torneo, nos tocó como jugadores con Leo Lavalle, el tratar de impulsarlo dentro del circuito”, lamenta.
Herrera se formó precisamente en el Club Alemán, donde se jugaron las primeras ediciones del AMT, y alcanzó su punto más alto cuando echó en primera ronda de Wimbledon a Connors por marcador de 6-2, 1-6, 7-5 y 6-3.
“Tuve una carrera bastante buena, tuve suerte. Hice muchas cosas bien pero a lo mejor sí, haberle ganado a Jimmy Connors en Wimbledon fue lo mejor, también a John McEnroe o Jim Curier en el Club Alemán o a España en Copa Davis, es lo más importante de mi carrera. Tengo buenos recuerdos, tuve una época buena”, dice con seguridad.
Herrera se retiró con foja de 53-83 como profesional en 1998. Nunca pudo brillar en la arcilla mexicana ni tampoco jugar el AMT ya instalado en Acapulco, pero su nombre quedará escrito en los libros de historia como uno de los grandes del tenis nacional y un impulsor para que el Abierto alcanzara su auge como uno de los mejores torneos del mundo.
“Ya varios años ha sido considerado el mejor, incluso desde que se fundó en el Club Alemán, siempre fue de los torneos mejor organizados. Siempre ha ido mejorando, gran parte gracias a Raúl Zurutuza, que ha estado muy metido en la organización, sabe mucho de manejar el evento, costó trabajo lograrlo pero fue muy bueno”, sentencia.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport