Falsas, acusaciones contra Bioparque y Unidad de Rescate

enero 18, 2018 by  
Archivado bajo Informacion General

La Directora de la Primera Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, Endémica y Exótica de México Jacqueline Haydeé Rivas Villarreal, ofreció un recorrido a medios de comunicación para mostrar con total transparencia las condiciones en las que se encuentran los animales resguardados en las instalaciones.

Esto, luego de que circularon publicaciones en redes sociales en donde se muestran fotografías que no corresponden a las condiciones en las que se encuentran actualmente los ejemplares rescatados de circos, zoológicos y particulares, por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

A detalle, se mostró cada una de las áreas de la Unidad de Rehabilitación, se dio una explicación de los animales y su situación médica actual, así como el tipo de alimentación que se les administra.

En ese sentido, Rivas Villarreal confirmó que a los ejemplares se les proporcionan productos alimenticios de la más alta calidad; entre ellos, 360 kilogramos de pollo (apto para consumo humano), y cerca de 120 kilogramos de fruta y verdura, cantidades que se administran de acuerdo a la necesidad de cada especie.

Por otra parte, Jacqueline Rivas puntualizó que la mayoría de los animales internados presentan problemas de salud o físicos, ya que muchos de ellos son rescatados de lugares no aptos para su hábitat.

Fue clara en decir que este lugar es un centro de rehabilitación y no un zoológico, al argumentar que se pueden presentar casos de decesos, derivado del maltrato que sufrieron los ejemplares con sus anteriores dueños y pese a los esfuerzos de las veterinarios en ocasiones es difícil rescatarlos.

Al respecto, Rivas Villarreal explicó que en el mes de noviembre falleció un tigre conocido como ‘Omar’, quien presentó insuficiencia renal estado II de IV, y debido a las malas condiciones en el que se encontraba durante la pasada administración, ya no fue posible mantenerlo con vida.

La actual Directora de la Primera Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, Endémica y Exótica de México, quien ocupa el cargo desde agosto de 2017, dio a conocer que a su arribo a la dependencia municipal, detectó que al felino no se le había administrado tratamiento médico específico desde marzo de 2016, y tampoco existe registro de pruebas médicas que pudieran dar seguimiento a la enfermedad del tigre.

Tras el deceso de ‘Omar’, se dio aviso a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) para trasladar los restos del felino a la Facultad de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Caso similar ocurrió con el tigre de nombre ‘Khali’, quien fue rescatado de un circo y presentaba insuficiencia renal crónica y enfermedad articular degenerativa irreversible. Tampoco se encontró bitácora de su tratamiento al arribo de Rivas Villarreal.
Se solicitaron tres opiniones médicas externas para decidir la eutanasia el pasado 13 de enero, bajo la supervisión y aprobación de Profepa.

DETECTAN ANOMALÍAS EN LA UNIDAD DE RESCATE

La titular de Unidad de Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, Jacqueline Haydeé Rivas Villarreal, realizó una investigación para saber las condiciones en las que se encuentra el lugar que le fue entregado desde agosto de 2017.

Comentó que a su ingreso a esta unidad, en agosto pasado, encontró ocho ejemplares congelados, entre ellos el oso ‘Invictus’, a los cuales no se les habían realizado las gestiones necesarias para su canalización legal.

En la investigación, se detectaron anomalías legales, administrativas y de operación, que ponían en riesgo la integridad de los ejemplares y que a la fecha se regularizan para preservar la integridad de los ejemplares.

SITUACIÓN LEGAL:

1. No se dejó el Plan de Manejo debidamente aprobado por la SEMARNAT (documento de vital importancia para la operación de la Unidad y observable por Profepa)
2. No se tiene registro ante SEMARNAT de pequeño generador de RPBI (residuos, peligrosos, biológico, infecciosos), ni convenio con ninguna empresa para que se lleve lo que se genere de estos residuos.
3. No hay acuse de recibos o autorizaciones originales de trámites ante SEMARNAT.
4. No se tenían los expedientes de cada ejemplar completos; es decir, faltaba información médica, legal y conductual.
5. Se recibieron ejemplares de forma irregular; es decir, de particulares sin mediar Profepa.
6. No se enviaron reportes mensuales a las Delegaciones de Profepa de donde son los ejemplares, tal como se solicita por ellos.
7. No había controles de las dietas de los ejemplares y su ministración.
8. No había controles de medicamentos.
9. No había evidencia de monitoreo de ejemplares, ni conductual, ni médico.
10. No se realizaba el seguimiento del comportamiento individual de cada ejemplar, vital para decidir sobre su tratamiento o necesidades.
11. En algunos casos, no se notificó a la Delegación de Profepa correspondiente sobre el deceso de algunos ejemplares.
12. No hay manuales de procedimientos médicos o técnicos que sugieran protocolos establecidos y bien definidos.
13. En los recintos no tenían paja ni lonas para cubrir del clima a los ejemplares.

ADMINISTRATIVAS

1. No había manual de organización
2. No había control de inventarios
3. No había control de incidencias de personal
4. No había control de insumos
5. No había manuales de procedimientos ni protocolos
6. No había evidencia de donaciones (control de recibos deducibles) ni de forma económica ni de forma física por lo menos de 2017.
7. No se realizó el mantenimiento de los recintos, ni mecanismos de control (cables) de las guillotinas que controlan los accesos de los grandes carnívoros.
8. No se realizaron las gestiones necesarias para solucionar la situación del pago de luz y agua.

Con respecto a la cuenta pública de 2016 de la Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), se observó, entre otras cosas, la falta de controles administrativos y financieros, la falta de documentación comprobatoria de gastos de ese año y la falta de supervisión de las actividades que desempeñan los empleados.

DECESOS:

Se detectó que en las pasadas administraciones de la Unidad de Rescate, murieron diversos ejemplares (no todos fueron notificados a Profepa):

Invictus – oso
Raja – tigre
Madonna – leona
Selva – tigre
Hansel – mono araña
Chana – leona
Byron – oso
Bashir – león
Toto – león
Irma – tigre
3 – mono araña

Ante estas irregularidades, la alcaldesa de Pachuca, Yolanda Tellería Beltrán, ha dado instrucciones precisas para dar seguimiento a este caso y hacer ejercer la ley contra quien o quienes resulten responsables.

Instruyó a la Contraloría municipal, hacer las investigaciones necesarias a fin de deslindar responsabilidades. Hidalgo Sport.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport