Hilary Duff mantuvo a su hijo al margen de su fama

julio 2, 2017 Publicado por  
Archivado bajo Espectáculos

Pese a que para toda una generación Hilary Duff siempre será uno de sus grandes referentes televisivos gracias a su papel en la exitosa serie juvenil Lizzie McGuire, amén de una de las cantantes más populares de la actual escena pop, hasta hace relativamente poco su hijo Luca (5) solo conocía de ella su enternecedora faceta de madre.

Sin embargo, esta percepción ha empezado a cambiar de forma irremediable desde que el pequeño iniciara su andadura escolar y sus compañeros se hayan encargado de hacerle entender quién es Hilary Duff en su papel de estrella del mundo del entretenimiento.

“Está empezando a darse cuenta cada vez de más y más cosas. Creo que algún pillo del colegio le dijo cuál era ‘mi nombre’, y hace unas semanas llegó a casa muy emocionado. A ver, claro que sabía que mi nombre es Hilary, pero lo que me dijo fue: ‘Sé tu nombre’, y cuando le respondí que, ‘de acuerdo’, me dijo de nuevo: ‘No, no, sé tuuuu nombre’, y me miró con una cara… Me quedé muy sorprendida, ¡no sabía qué decirle! Ni quien le había dicho algo al respecto”, explicó divertida la intérprete a su paso por el programa ‘Late Night with Seth Meyers’

A pesar de que ya es plenamente consciente del estatus de celebridad de su madre, a Luca aún le cuesta comprender el alcance y la magnitud de su popularidad.

“En el fondo es muy divertido. Me ve en las portadas de la revistas en el supermercado, pero creo que piensa que al día siguiente será la mamá de otro niño la que salga en portada”, añadió en la misma conversación.

Aparte del interés por descubrir más sobre la faceta pública de Hilary, la otra gran pasión del pequeño a día de hoy es el particular universo de las Tortugas Ninja. Ahora que ambos pasan la mayor parte de su tiempo en Nueva York, donde la artista graba la serie ‘Younger’, Luca se ha propuesto, para desesperación de Hilary, localizar a las cuatro tortugas mutantes en el sistema de alcantarillado de la ciudad.

“Hay como nueve alcantarillas en cada manzana de Nueva York y él quiere pasarse por todas y cada una de ellas. Cree que Leonardo o el Maestro Splinter están ahí abajo elaborando sus planes para salvar la ciudad. Así que quiere mirar por los pequeños agujeros que hay en las alcantarillas, y no es que yo sea una de esas madres obsesionadas con los gérmenes, pero es que en el suelo hay orina de perro, y probablemente de humanos”, aseguró en tono jocoso.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport