Leo Messi buscará su gol número 500 contra Sevilla

hidalgo sport1Hidalgo Sport. ESPN.- Ningún rival mejor que el Sevilla para poner a Leo Messi en el escenario. Al argentino se le da especialmente bien cruzarse con el equipo andaluz, que es el rival al que más ha goleado en su carrera profesional: 26 goles en 28 partidos.
Messi acude al Sánchez Pizjuán con un protagonismo indiscutible este domingo. En el plano personal puede, por fin, alcanzar su gol número 500 con la camiseta azulgrana (suma 499) y en el colectivo se le espera para liderar una reacción necesaria después del derrumbe sufrido por el Barça en Manchester.
Muchas cosas han cambiado en Messi desde que el 11 de diciembre de 2005 jugase su primer encuentro ante el Sevilla que dirigía Juande Ramos, y al que derrotó el equipo de Rijkaard por 2-1 con goles deRonaldinho y Eto’o.
Leo era un jovenzuelo en crecimiento a quien ya se adivinaba lo que le reservaba el futuro, por más que haya superado, de largo, las mejores expectativas.
Hoy la Pulga es el jefe absoluto en el que se sustenta un equipo en el que la fuerza de la MSN se ha catapultado por encima de la propia personalidad futbolística del colectivo.
Es difícil, empieza a serlo, recordar una exhibición grupal del Barça pero se mantiene presente la última maravilla de Messi. Fue él quien aplastó al Manchester City en el Camp Nou, quien lideró la victoria en Valencia o el que condujo la jugada que acabó con el gol salvador de Rafinha frente al Granada.
Es Messi. Y a su lado son Suárez y Neymar.
Entre los tres suman 18 de los 30 goles marcados por el Barça en la Liga y 11 de los 14 anotados en la Champions. Leo lidera, con siete dianas, la clasificación goleadora en las dos competiciones y con una unanimidad absoluta se revela como el principal argumento para mantener en la cúspide al equipo de Luis Enrique.
SIN LINEAS
Roto por el medio por la ausencia de Iniesta y la soledad dramática que se le adivina a Busquets, el Barcelona sufre tanto la falta del manchego como la de Gerard Piqué, que le debilita defensivamente y le obliga a reinventarse sin tiempo a pensar en nada más.
El Barça, un equipo al que muchos consideran excesivamente dependiente de su tridente de oro, se mira en el espejo para, en demasiadas ocasiones, no reconocerse. Y escapando de cualquier debate se pone en manos de sus estrellas… Con, claro, Messi al frente de las operaciones.
Este domingo, en Sevilla, tiene otra cita con la historia. Nada nuevo.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport