Las Águilas vuelan a Japón, vencieron a Tigres, 3-1

abril 27, 2016 by  
Archivado bajo Deportes, Futbol Internacional, Noticias

Hidalgo SportHidalgo Sport. (ESPN Digital/Ricardo Cariño).- América tendrá su revancha en Japón. El equipo azulcrema se coronó campeón de la Concacaf Liga de Campeones al vencer 2-1 (4-1 global) al conjunto de Tigres en el Estadio Azteca.
Las Águilas sufrieron un susto inicial. A pesar de que llegaban con la ventaja de 2-0, Ignacio Ambriz mandó todo al asador y puso a la tripleta, Oribe Peralta, Darwin Quintero y Darío Benedetto. El resultado: cero goles.
Tigres ofendió durante los primeros 15 minutos con todos sus hombres y ante la falta de gol regresaron al estilo de su técnico Ricardo Ferretti y lograron abrir el electrónico.
Los regios se fueron arriba al minuto 39. Rafael Sobis remató dentro del área y Hugo González rechazó con la rodilla, pero el esférico le volvió a quedar al brasileño, quien aprovechó para meter una diagonal a la llegada del francés André-Pierre Gignac, quien de primera no perdonó y silenció las gradas el Azteca.
Los de casa ajustaron con la salida de Quintero y el ingreso de Daniel Guerrero, posteriormente ingresó Arroyo y el América hizo suyo el duelo. Las Águilas tienen un nuevo amuleto para los momentos más críticos, Michael Arroyo. El ecuatoriano no es titular, ha aguantado toda su etapa en el equipo en el banquillo, pero cuando más lo han necesitado siempre responde.
Arroyo fue responsable de iniciar la remontada en el Apertura 2014 ante Tigres para coronarse en la Liga, además anotó el tanto ante Santos en la semifinal de la justa regional y esta noche convirtió el tanto del empate para darle la calma a su equipo y alcanzar el bicampeonato.
El extremo izquierdo tomó el balón por la izquierda, enganchó al centro, dos veces amagó con disparar y sacó un tiro colocado al ángulo inferior izquierdo. Nahuel Guzmán nada pudo hacer. La afición del América celebraba mientras los poco más de mil seguidores regios se sentaban en sus lugares.
Tigres no pudo, sus garras simplemente no tenían filo. Una vez más el equipo de Ferretti se hacía pequeño en las capital del país, mientras que América crecía cada vez más.
Si al partido le faltaba un cierre por todo lo alto, Osvaldo Martínez se encargó de decretar el destino de la final al hacer efectivo un cobro desde los once pasos para poner el marcador 2-1 y así sumar la séptima corona de la Concacaf, para América, el máximo ganador del certamen.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport